U N P L A N P R I V A D O D E C O N T R O L D E L A INMIGRACIÓN EN LIBIA.

Esta nota, preparada por nuestra colaboradora Isabel Tello, nos
permite vislumbrar por donde nos da el aire para el futuro casi inmediato.
https://www.theguardian.com/world/2017/nov/30/blackwater-
founder-pitches-plan-to-quell-libya-migrant-crisis-with-private-police
Fundador de Blackwater lanza un plan para sofocar la crisis migratoria de Libia.

El contratista militar y aliado de Trump, Erik Prince, que se ha enfrentado al escrutinio por su historial de derechos humanos, tiene una propuesta “humana” para tratar de detener el flujo
de migrantes.
Erik Prince, el fundador de Blackwater, está impulsando un plan para intervenir en la crisis migratoria en Libia con una propuesta que involucra a una fuerza de policía privada que reflejaría el trabajo de su compañía en Afganistán.
La propuesta, dijo, sería una opción más humanitaria para la Unión Europea en comparación con el caos que ahora está afectando a la nación rica en petróleo, dados los informes difundidos sobre abusos graves contra los derechos humanos por parte de grupos de milicias
contra migrantes.
Prince, quien es cercano a la administración Trump y está
considerando postularse para el Senado en Wyoming, dijo que sería
relativamente fácil para su empresa, Frontier Services Group, 2
detener, detener, alojar y “repatriar” a cientos de miles de inmigrantes africanos que están buscando un camino a Europa a través de Libia.
También ha propuesto hacerlo por una “parte” del precio que la UE
está gastando en embarcaciones que interceptan buques migratorios
en el Mediterráneo.
“El tráfico de seres humanos desde Sudán, Chad y Níger es un
proceso industrial”, dijo al diario italiano Corriere della Sera. “Para
detenerlo, tienes que crear una policía fronteriza libia a lo largo de la
frontera sur”.
Prince sugirió que su plan sería más “humano y profesional” que los
programas que están siendo apoyados por la UE para tratar de
detener el flujo de migrantes.
Es probable que la administración de Trump tome en serio cualquier
propuesta de Prince pues donó $ 250,000 para apoyar la campaña de
Trump.
Prince se ha enfrentado a un intenso examen por su propio historial
de derechos humanos como el mercenario más conocido del mundo.
Los empleados de Blackwater fueron acusados de matar a 14 civiles
iraquíes desarmados en 2007 , cuando los contratistas militares
privados abrieron fuego contra una multitud en Bagdad mientras
escoltaban a un convoy del gobierno de Estados Unidos. Prince se
enfrentó al escrutinio del Congreso, pero nunca fue acusado de irregularidades.
Cuatro contratistas de Blackwater fueron condenados por homicidio
involuntario en relación con el incidente. Blackwater se hizo inmensamente rico durante la guerra de Iraq. Pero Prince vendió la empresa en 2010 y finalmente abrió una nueva compañía, Frontier,
con la ayuda de inversores chinos.
Al aceptar una entrevista con Corriere della Sera, Prince parece estar
buscando generar apoyo en la UE para su posible participación en Libia.
Su plan contempla la construcción de tres bases policiales en Libia y
el despliegue de unos 750 de sus “entrenadores extranjeros”, que
trabajarían junto a los libios.
“Ofrecerán liderazgo, inteligencia, soporte de comunicaciones,
aviones de vigilancia y un par de helicópteros”, dijo Prince. “Los
traficantes deben conducir grandes distancias, por lo que es fácil
ubicar sus camiones llenos de migrantes, interceptarlos y detener al
conductor”.

Agregó: “Imagino que Europa quiere bloquear el flujo de migrantes
de la manera más humana y profesional posible. No creo que pagar
milicias sea una solución a largo plazo “.
https://www.alaraby.co.uk/english/News/2017/12/1/
Blackwater-founder-says-mercenaries-should-tackle-Libya-
migrant-crisis
http://www.independent.co.uk/news/world/middle-east/
blackwater-migrants-libya-europe-enter-private-police-force-
us-committee-hearing-a8084346.html
http://www.corriere.it/esteri/17_novembre_24/re-guerra-
privatae-suo-piano-la-libia-0d5f8d1c-
d08a-11e7-90be-0a385e484c27.shtml?refresh_ce-cp

Publicado en Actualidad, Artículos y opinión | Deja un comentario

El Pais

IMG_0272

Publicado en Actualidad | Deja un comentario

“Democratizar Europa comienza en el Banco Central Europeo”

En un foro organizado por “Le Monde” un grupo de académicos, incluido
Thomas Piketty, pide más transparencia y democracia en el nombramiento de
los miembros del BCE, que renueva gran parte de su directorio el 22 de enero
y el 19 de febrero.
Tribuna. Mientras nuestros ojos están clavados en las interminables
vicisitudes de la coalición alemana, se desarrolla una obra no menos decisiva
en Bruselas con la mayor indiferencia. El 22 de enero y el 19 de febrero, en el
secreto de las reuniones de los Ministerios de Hacienda del Eurogrupo, se debe poner en marcha el primer acto de renovación en profundidad del Comité Ejecutivo del Banco Central Europeo, con la sustitución de Vitor Constancio , el actual vicepresidente En los próximos dos años, no menos de cuatro de los seis miembros del cuerpo ejecutivo del BCE, incluido Mario Draghi, deben ser reemplazados.
Todo indica que el futuro de las políticas económicas, fiscales y, por supuesto,
monetarias de los estados de la zona del euro se está jugando en esta serie de
nombramientos. Para 2018, el BCE tiene muy poco que ver con que, en sus
inicios, fluía relativamente tranquilo en la periferia de la política europea,
protegido por su carácter independiente. Establecido por los gobiernos y los
mercados financieros en un recurso institucional, el BCE ingresó en la cabina
de conducción de la UE a raíz de la crisis económica y financiera de 2008.
Actua sobre las condiciones en que los Estados financian su deuda en los
mercados, que sugiere la adopción del tratado fiscal que le da su nombre
( Pacto Fiscal ). Actua directamente en el curso de las negociaciones políticas
de la crisis griega de la primavera de 2015 por el control del acceso a las
liquidez, en la zona del euro en el que actúa el BCE.
Después de una década de crisis, el BCE no tiene nada que ver con la
institución trazada por los tratados y se ha centrado en el objetivo sacrosanto
de la estabilidad de precios: se ha impuesto, las previsiones en apoyo
como economista jefe de la zona del euro; ha adquirido poder ejecutivo a
través de la “troika” (con la Comisión Europea y el FMI), que define y garantiza
la implementación de memorandos en los países “asistidos”; está en el corazón
de las cumbres de la eurozona y el Eurogrupo que coordinan las economías
nacionales; se convirtió en el regulador del mundo bancario, ejerciendo un
derecho de vida y muerte en los bancos más grandes de la zona del euro; ha
surgido como un reformador que participa en las coaliciones que se están
formando en torno a la prioridad dada a “Reformas estructurales” (mercado
laboral), “competitividad” (política salarial restrictiva), etc. ; pudo hablar en pie de igualdad con los otros cuatro “presidentes” de la Unión (los de la Comisión, el Consejo Europeo y el Eurogrupo, que más tarde se unió al Parlamento Europeo) cuando se trata de dibujar el futuro político e institucional del gobierno de la zona del euro, etc.

Velo de la ignorancia

Pero todo es como si tuviéramos que hacer otra cita técnica. Es una
oportunidad única de sopesar este polo crucial del gobierno de la zona del
euro, incluso cuando todo se hace para mantener esta opción fuera del espacio
público. Por un lado, los ministros de finanzas se cuidan de no informar a sus
parlamentos nacionales sobre lo que pretenden defender en Bruselas; por otro
lado, el Eurogrupo, una institución apenas reconocida por los Tratados
europeos, pero que de hecho es el lugar de decisión en esta área, no conoce
ninguna forma de control político. Como suele ser el caso, el Parlamento
Europeo que escuchará al candidato elegido llegará después de la batalla, una
vez que se hayan completado las negociaciones y se hayan llegado a los
compromisos, para dar su opinión … consultiva.
Sin embargo, hay muchas preguntas sobre el futuro de las políticas del BCE y
el papel que pretende desempeñar: ¿cuál será el objetivo de su política
monetaria cuando la inflación haya desaparecido? ¿Qué apoyo tiene la
intención de hacer a las políticas de la Unión (particularmente sociales o
medioambientales)? ¿Qué efectos redistributivos de las políticas del
BCE? ¿Qué posición en la reforma del gobierno de la zona del euro? ¿Qué
compromisos con el Parlamento Europeo y los parlamentos nacionales? ¿Qué
lugar dar a los interlocutores sociales? ¿Qué política de prevención de
conflictos de intereses para el regulador bancario? No hay duda de que la
respuesta a estas preguntas determinará el precio del gobierno de la zona del
euro. Tienes que ser capaz de entrevistar a los candidatos en sentido
ascendente, conocer sus respuestas y discutirlas.
Los mercados financieros y los gobiernos parecen estar satisfechos con esta
situación y arrojan un velo modesto de ignorancia sobre este proceso de
nominación. Y las señales provenientes de Bruselas no son muy tranquilizadoras, lo que sugiere que España, considerando su turno, propondrá, el 22 de enero, la vicepresidencia del BCE, su actual ministro de economía, Luis Guindos, una de las principales hazañas es haber sido el presidente ejecutivo para España y Portugal del banco de inversión estadounidense Lehman Brothers en el corazón de la crisis financiera…
Oficialmente, el Eurogrupo puede contentarse con una simple opinión
consultiva del Parlamento Europeo. Pero nada obliga, sin embargo, que este
proceso de nominación permanezca así a puertas cerradas y se juegue, una
vez más, en el modo del juego de las sillas musicales europeas. Al no poseer
ya la Asamblea Parlamentaria de la zona del euro defendida en la propuesta de
un tratado de democratización de la zona del euro (T-Dem) y una de las
funciones consistiría precisamente en esta supervisión política de los
nombramientos de miembros del gobierno del BCE, nada impide que los
ministros de finanzas, tal como están, hagan públicos los criterios políticos que
subyacen a sus preferencias para tal o cual cosa, sino también las condiciones
que pretenden imponer a los candidatos.
No hay nada que impida que un número de candidatos, incluido el Presidente,
se presente públicamente en los próximos meses, para ser escuchado antes de las representaciones nacionales y para expresar sus compromisos. Por
último, nada impide que el Parlamento Europeo condicione su participación en
el procedimiento de nombramiento para respetar todos estos requisitos
políticos mínimos. Esta es la condición para que los partidos, sindicatos y ONG
europeos encuentren su camino e influyan en las políticas económicas, fiscales y monetarias que pueden aplicarse en el futuro en la zona del euro. Sería un primer paso, modesto, pero real, hacia la democratización de Europa.
En Atenas, en septiembre de 2017, Emmanuel Macron llamó enfáticamente a Europa “por la democracia, la controversia, el debate, la construcción por el pensamiento crítico y el diálogo”. Ha llegado el momento de realizar las
promesas convirtiéndolas en actos.
Primeros signatarios: Sébastien Adalid, abogado, profesor de la Universidad
de Le Havre; Michel Aglietta, economista, investigador del Centro de Estudios
Prospectivos e Información Internacional (Cepii); Loïc Blondiaux, politólogo, profesor de la Universidad Paris-I; Peter Bofinger,economista, profesor de la Universidad de Würzburg; Julia Cagé, economista, profesora en Sciences Po Paris; Amandine Crespy,politóloga, profesora de la Universidad Libre de
Bruselas; Anne-Laure Delatte, economista, directora de investigación en el CNRS; Bastien François, politólogo, profesor de la Universidad Paris-I; Ulrike
Guérot,politólogo, profesor de la Universidad del Danubio; Stéphanie
Hennette, abogada, profesora de la Universidad Paris-Nanterre; Justine
Lacroix, politóloga, profesora de la Universidad Libre de Bruselas; Frédéric
Lebaron, sociólogo, profesor de ENS Cachan; Rémi Lefebvre, politólogo,
profesor de la Universidad Lille-II; Ulrike Liebert, politóloga, profesora de la
Universidad de Bremen; Nicolas Leron, politólogo, investigador de Sciences
Po Paris; Paul Magnette, politólogo, Alcalde de Charleroi; Francesco
Martucci, abogado, profesor de la Universidad Paris-II; Thomas
Piketty,economista, director de estudios en la Ecole des Hautes Etudes en
Sciences Sociales; Ruth Rubio Marín, Catedrática de Derecho, Universidad
de Sevilla; Guillaume Sacriste, politólogo, profesor de la Universidad Paris-
I; Francesco Saraceno, economista, investigador del Observatorio Francés de
Condiciones Económicas (OFCE); Frédéric Sawicki, politólogo, profesor de la Universidad Paris-I; Laurence Scialom, economista, profesor de la
Universidad Paris-Nanterre; Xavier Timbeau, economista, director principal de la OFCE; Antoine Vauchez, politólogo, director de investigación en el CNRS.

Publicado en Actualidad, Artículos y opinión | Deja un comentario

El juego del disparate

Artículo publicado en El Confidencial del día 11

El miércoles pasado escribía que no se podía descartar que Junts per Catalunya(JxCAT) registrara en el Parlamento catalán un proyecto de ley para permitir la investidura no presencial —desde Bruselas— de Carles Puigdemont. Y así sucedió el viernes a última hora. Sin el aval de ERC, JxCAT presentó la iniciativa diciendo que tenían prisa en investir a Puigdemont y que no entendían las dilaciones de los republicanos.

Estamos ante otro acto de este laberinto sin salida en el que se ha encerrado el independentismo —incapaz de mirar más allá de sus fronteras rigurosamente vigiladas— porque el proyecto no tiene ninguna viabilidad.

No es solo que la propia dirección del PDeCAT, el partido que promovió JxCAT y dejó que Puigdemont dictara la mayoría de la lista, no muestre ningún entusiasmo. Es que ERC argumenta —en privado— que es imposible que se discuta cualquier ley antes de la investidura, que en todo caso la oposición la llevaría al Consell de Garanties​ Estatutàries que —con toda probabilidad— le daría la razón, y que hacer caso omiso de ese dictamen, como el 6 y 7 de setiembre pasado, es hoy política y jurídicamente imposible. Aunque Roger Torrent, el presidente del Parlamento, se deslizara por ese escenario, el Gobierno de España recurriría al Tribunal Constitucional, que solo tendría que repetir lo que ya ha dictaminado.

¿Por qué entonces el ‘puigdemontismo’ insiste en algo condenado al fracaso? La interpretación benévola es que lo hace para dejar claro que lo ha intentado todo. Y que solo renunciará cuando quede patente la prohibición constante y repetida de un Estado autoritario. Los ‘puigdemontistas’ sensatos querrían así convencer a el ‘expresident’ de que la inevitabilidad del paso atrás. Y quizás el propio Puigdemont lo quisiera: que nadie le pudiera acusar de solo llorar. Como a Boabdil.

Lo pesimista es que el ‘puigdemontismo’ está dispuesto a ir hasta el final y explicita así el chantaje: “Puigdemont o elecciones”, sabiendo que no hay otra candidatura independentista posible y apostando a que ni ERC ni el PDeCAT se atreverán —ni en el último minuto— a pactar otro candidato con formaciones heréticas como En Comú Podem o el PSC. La diputada por Girona, Gemma Ceis, del grupo de los 8 o 10 ‘superincondicionales’ de Puigdemont, lo dijo el sábado al afirmar que esperaban que ERC apoyara el proyecto de cambio de la ley de presidencia, “faltaría más”, y que la alternativa eran las nuevas elecciones “porque a nosotros todo lo que sea votar nos parece bien”.

Y todavía hay una tercera interpretación, oída en medios independentistas: Puigdemont sabe que no será ‘president’pero está decidido a hacer pulsos continuos al Estado hasta el final (como el viaje a Dinamarca), sin importarle nada lo que pase en Cataluña. Mantendrá su chantaje, pero llegará un día en que aceptará lo inevitable. Hay una veintena de ‘puigdemonstistas’ entre los 34 diputados de JxCAT pero ‘superincondicionales’ —dispuestos a todo— hay solo una decena. Los otros están empezando a reflexionar.

En todo caso, tenemos Puigdemont para largo y el PNV no votará los presupuestos. ¿Apuesta por provocar y esperar una grave crisis de gobierno en Madrid como Juan Negrín quería aguantar la República hasta el estallido de la guerra mundial que creía próximo?

Lo que sí está quedando claro es que ERC no hará marcha. Ya admite que Puigdemont no podrá ser elegido. Ayer lo explicitó Marta Rovira al afirmar que se debía reconocer la legitimidad de Puigdemont en Bruselas, pero que en Barcelona había que elegir un presidente y un gobierno efectivos. Y añadió que los republicanos no aceptarían “acuerdos a medias”. En ERC creen que el asunto Puigdemont lo está retrasando todo y que todavía no hay pacto en algo tan fundamental como el plan del gobierno para la legislatura y la estructura del gobierno. ¿Cómo se instrumenta ese reparto de ‘conselleries’ al ‘fifty-fifty’ en el que hay acuerdo de principio? Lo positivo es que los republicanos ahora —quizás porque han visto las orejas al lobo— priorizan gobernar.

Pero las tinieblas dominan también a los no independentistas. El PP se equivoca (o quiere descalificar) cuando acusa a Cs de no presentar la candidatura de Inés Arrimadas a la presidencia. Arrimadas no puede sumar en ningún caso porque el total de diputados no independentistas es de 65 frente a 70 secesionistas. ¿Cómo Torrent la podría presentar?

Pero sí debería tomar alguna iniciativa. Por ejemplo, ahora que Cs y Podemos se hablan y pactan en Madrid para cambiar la ley electoral, iniciar un diálogo con En Comú Podem para lanzar alguna iniciativa conjunta (junto al PSC e incluso el PP) que metiera presión al independentismo. ¿Por qué no lo hace? ¿Por impotencia? ¿Por qué le interesa fijar la idea de que la alternativa es solo Cs y que los otros son pigmeos? ¿Por qué ahora Cs solo quiere utilizar su victoria en Cataluña para desgastar al PP en España? Entre los no independentistas (Cs, PSC, ECP y PP) hay grandes diferencias, e historias incluso incompatibles, pero algo podrían hacer y la iniciativa por el número de escaños le correspondería a Arrimadas, a la que capacidad personal no le falta.

La conclusión es que la vida política catalana está paralizada (o peor) y que nadie gobierna desde hace demasiado tiempo en un país que tiene serios problemas. Quizás Puigdemont se ha contagiado del ambiente belga y cree que Cataluña —como Bélgica alguna vez— puede permitirse más de 580 días sin Gobierno. Acierta más Francesc Granell—quizás el catalán que más años ha trabajado en la Comisión de Bruselas— al decir el sábado, en ‘La Vanguardia’, que Cataluña está en deriva ‘manicomial’. Pese al famoso ‘seny’, algo estamos haciendo muy mal. No ya en el pasado, o cuando la tragicomedia de la independencia, sino desde las elecciones de hace 50 días.

Pero en el resto del Estado, el conflicto catalán tampoco se aborda con cordura. No nos remontemos al Estatut de 2006, ni a la sentencia del Constitucional de 2010, ni a la incapacidad del Gobierno de Rajoy (el anterior de Zapatero quedó KO con la sentencia del Constitucional) para negociar o rebajar la tensión desde que en 2011 llegó al poder. Admitamos que el 155 era inevitable si no se quería que 72 diputados catalanes (sobre 135) violando todas las leyes, el Estatut y la Constitución, y con el apoyo de solo el 47,8% de los catalanes (que es mucho) impusieran la independencia.

¿Pero después qué? ¿Cómo ha digerido España que el 155 haya funcionado sin confrontación pero que los secesionistas hayan vuelto a ganar las elecciones perdiendo solo —después del inmenso error del 28-O— dos diputados y el 0,3% de los votos?

Dije que sería una digestión pesada, pero está siendo peor. El PSOE prefiere polemizar sobre la reforma laboral y las pensiones porque sabe que el conflicto nacionalista le perjudica. Al menos ni enreda ni encrespa. Pero el PP y Cs —que han pactado mucho— convierten ahora el resultado catalán, y su eficacia respectiva ante el independentismo, en el eje central del debate y de los reproches entre las dos formaciones. Lo de esta semana entre Rajoy y Rivera, polemizando en el Congreso sobre si los fondos del FLA habían servido para financiar el fallido referéndum del 1 de octubre—-un gran fracaso político y moral del Estado— fue patético.

Traspasemos el campo político. Los tribunales están para hacer cumplir la ley. Pero es absurdo creer que la prioridad (incluso el remedio) es la causa del Supremo contra los autores del 28-O cuando el grave problema de España es que, en dos elecciones autonómicas consecutivas, el independentismo —con un programa poco inteligente y menos viable— ha logrado la mayoría absoluta (en base a la ley electoral española) y ha convencido al 47,8 o 47,5 % de los catalanes.

¿Puede creer alguien sensato que una condena severa a Oriol Junqueras y a otros líderes ayudará a encauzar el problema? ¿Qué la condena será la varita mágica que achatarrará al tradicional 20% el actual apoyo del 47% al independentismo?

Pero dejemos el Supremo y que la justicia actúe, pese a que Felipe González, el presidente que más años ha gobernado en democracia y al que algún juez justiciero y la derecha española quisieron condenar por ser la X del GAL, haya dicho que no veía nada claro el delito de rebelión. No especulemos sobre la Fiscalía del Estado y el magistrado Pablo Llanera, que se discuten en voz alta en asuntos sensibles que afectan al prestigio internacional del Estado. ¿Es lógico que el ministro de Justicia, haciendo de comentarista documentado, especule sobre si Junqueras podrá ser candidato cuando dentro de unos meses se haya dictado la apertura de juicio oral?

¿Es prudente que el Gobierno Rajoy presente ahora una enmienda para que nunca un gobierno democrático pueda indultar a alguien que haya sido condenado por rebelión o sedición (no creo que haya muchos), equiparándolo a lo que el PSOE exige para los corruptos (algunos más) y para los culpables de violencia de género? ¿Estamos ante una irrupción de populismo por parte del que se ha quedado con 4 escaños en el Parlamento catalán (con menos votos que las CUP) contra quién ha sacado 36? ¿No sería mejor que comparara el atractivo electoral de García Albiol con el de Inés Arrimadas? ¿Han reflexionado sobre lo que debió pasar en Gran Bretaña para que los ultras protestantes y los exterroristas del IRA convivieran muchos años en un mismo gobierno, como si fueran Soraya y Cospedal?

Dos y dos solo pueden ser cuatro. Y la regla de tres diría que, si en Cataluña lo estamos haciendo muy mal y en España más o menos igual, el resultado final solo puede ser…

Publicado en Actualidad, Artículos y opinión | Deja un comentario

PENSAR PARA PODER SER LIBRE

OJO AVIZOR
PENSAR PARA PODER SER LIBRE
El diario francés Le Monde, organizó en Lille los días 19 y 20 de enero pasado unas sesiones académicas de reflexión sobre los estudios universitarios de Filosofia en este momento en que la revolución numérica, algoritmos, bites y demás sume a la sociedad y a sus jóvenes en la atracción al correr hacia horizontes inciertos. Siempre el futuro ha sido incierto para los humanos y para las bestias. Ahora aparece no solo incierto sino avasallador por la acumulación de riqueza y poder técnico y armamentista o en unas pocas mentes y manos.
En las sesiones – O21/Orientarse en el siglo XXI – se ha apreciado con firmeza la
necesidad de filosofar, de cavilar, de pensar, de analizar lo real en todas sus dimensiones conocidas, ocultas y ocultadas, como base esencial de la construcción de personas no dominarles, de personas libres.
El liberalismo incipiente de los gobiernos socialistas con Felipe González, convertido en estandarte político con Aznar, malamente disimulado con Rodríguez Zapatero y llevado a
la destructiva praxis de Rajoy contra las clases machacadas de España ha convertido los estudios primarios, secundarios y universitarios en un erial favorecedor del aprendizaje
tecnológico, vacío de elementos de reflexión humanística y facilitadores de instrumentos para habilitar la crítica.
S. Warren Carey nos avisó a tiempo de que si queríamos pensar distinto (distinto del pensamiento impuesto y ahormado por la educación estructurada por los gobiernos e instituciones, también religiosas y los partidos políticos) saliéramos al desierto. O sea
filosofáramos. Y Job desde el fondo de los siglos califica a quienes controlan lo correcto del pensar y el actuar: vosotros ciertamente sois fraguadores de mentira; todos vosotros sois médicos inútiles.
Alberto Revuelta

Publicado en Actualidad, Artículos y opinión | Deja un comentario

ERRADICACIÓN DE LA MUTILACIÓN GENITAL FEMENINA EN SOMALIA

Continuando con la información sobre la mutilacion genital femenina en algunos países africanos, publicamos hoy esta
nueva realizada por Isabel Tello, jurista del Comité
ERRADICACIÓN DE LA MUTILACIÓN GENITAL FEMENINA EN SOMALIA
La Mutilación Genital Femenina (MGF) se define como aquellos
procedimientos que implican la eliminación parcial o total de los
genitales femeninos u otra lesión de los órganos genitales femeninos.
En Somalia, la prevalencia de la MGF es de alrededor de 95 % y se
realiza principalmente en niñas de 4 a 11 años. La MGF puede tener
efectos adversos graves en el bienestar físico, mental y psicosocial de
quienes se someten a la práctica.
Las consecuencias de la MGF son inmediatas y de por vida.
La mutilación genital femenina es un ritual social realizado en 28
países que van desde África hasta el Medio Oriente y algunos de los
países asiáticos islámicos. Se estima que la práctica afecta a 130
millones de mujeres, la mayoría de las cuales fueron circuncidadas
antes de la pubertad. La práctica se lleva a cabo en áreas rurales por
personas no capacitadas que usan instrumentos como cuchillos,
navajas de afeitar o incluso vidrios rotos.
En áreas urbanas, algunas familias realizan la operación a través de
un médico. La operación implica la extirpación total del clítoris, labios
menores y corte del lado interno de los labios mayores. Ello se lleva a
cabo a menudo sin el uso de anestesia.
EFECTOS DE LA MGF
Más allá del evidente dolor inicial del procedimiento fisiológico, de los
efectos psicológicos de la mutilación…la ablación genital femenina
puede incluir la muerte como resultado de shock, hemorragia o
septicemia.
Las complicaciones a largo plazo incluyen pérdida de la libido,
malformación genital, complicaciones pélvicas y retención e infección 2
urinaria recurrente. Las víctimas de MGF también son propensas a un
gran número de complicaciones obstétricas porque el feto está
expuesto a una variedad de enfermedades infecciosas.
Los estudios de casos recopilados por UNICEF como parte de una
encuesta en torno a la mutilación genital femenina revelaron
consistentemente complicaciones y consecuencias negativas de la
MGF, que se puede dividir ampliamente en cuatro áreas temáticas:
1. Los efectos médicos de la práctica;
2. Los efectos psicológicos de la práctica;
3. Las prácticas tradicionales peligrosas que acompañan a la MGF; y
4. El estigma cultural asociado con las niñas que no están
circuncidadas.
MPACTO – ESTUDIOS DE CASO SELECCIONADOS
En la sociedad somalí, la práctica de la mutilación genital femenina
es una tradición honrada. Aquellos que se oponen lo hacen contra la
corriente de la opinión pública. Sin embargo, estos grupos e
individuos lentamente están teniendo impacto y, con apoyo, pueden
alterar lentamente la percepción y eventualmente la práctica de la
MGF en el país.
Los siguientes estudios de casos ilustran algunos de los resultados
negativos de la MGF, así como algunas de las formas en que los
diversos grupos nacionales e internacionales están trabajando para
conseguir la erradicación de la mutilación genital femenina en
Somalia.
Caso 1- Baja conciencia / actitudestrad ic iona les e intransigentes
Hersi, de 55 años, ha vivido en un campo de refugiados durante los
últimos 10 años. Durante muchos años, llevó a cabo estas prácticas
entre niñas. En un momento dado reflexionó sobre el sufrimiento que
ella misma había vivido. Sin embargo, a pesar de los esfuerzos del
personal de campo y las ONG en erradicar las mismas, aludió a las
creencias tradicionales profundamente arraigadas y a la falta de 3
conciencia y conocimiento, particularmente entre aquellos de
generaciones anteriores:
“Todavía hay tradicionalistas en el campamento. Cuando quieren que
haga un corte profundo y me niego, realmente se enfandan”:
Caso de estudio 2: baja conciencia / conocimiento
En muchas partes de Somalia, la situación junto con la ignorancia se
ve agravada por un peligroso conjunto de tradiciones prácticas:
“Una niña de siete años de Kismayo había sido circuncidada. Durante
tres días ella sufrió signos de infección. Los padres cavaron un hoyo
en el patio y le prendieron fuego. Creyeron que esto controlaría la
infección. La niña fue seriamente quemada, y murió seis meses
después.
Caso 3: Mayor conciencia / conocimiento, pero cambio de
comportamiento insignificante debido a diversos factores.
Fatuma Hassan, que trabaja con refugiados somalíes en nombre del
Comité Nacional de Tradicionales Prácticas en Etiopía, hablaron sobre
la necesidad de una acción continua:
“La educación es la mejor manera de detener la mutilación, pero los
carteles y los talleres no son suficientes. las personas que realizan las
ablaciones pueden estar al tanto de los efectos nocivos de la
mutilación genital femenina, pero si no tienen otra cosa que hacer, lo
seguirán practicando”.
Las mujeres que practican la mutilación genital femenina ganan
enormes sumas de acuerdo con los estándares somalíes, ya sea en su
hogar o en los campos de refugiados.
Caso 4 – Mayor conocimiento / conciencia, pero cambio de
comportamiento insignificante debido a varios factores.
A menudo ocurre que los hombres, a pesar de conocer los riesgos y
complicaciones asociados con la MGF, continúan e insisten en casarse
con mujeres circuncidadas. Esta historia fue contada a UNICEF como
otro ejemplo de cómo incluso aumentando la conciencia y el
conocimiento, no necesariamente conducen a cambios en el
comportamiento.

“Un hombre vino de Canadá para casarse con una mujer de Hargeisa,
y su familia eligió a una buena chica de una buena familia.
Justo antes de la boda, el padre decidió informarle al hombre que su
hija no había sido circuncidada. Una vez que el hombre llegó a saber
que la novia elegida no estaba circuncidada, él dejó el lugar en
silencio y sin saludar a nadie volvió a Canadá al día siguiente.
Caso 5-Cambio de comportamiento
Un cooperante describió una visita a un pueblo cerca de Hargeisa
para ver a dos niñas enfermas:
“Nos llamaron a la aldea para visitar a dos niñas que habían
enfermado después de una operación de MGF. Preguntamos quién
había realizado la operación y descubrimos que era una señora
mayor, que proporcionaba su “servicios” a pueblos dentro de un
radio de 50 km. Ella nos mostró el lugar donde realizó la operación,
estaba cerca de donde guardaba sus animales, y evidentemente
antihigiénico. Las discusiones con la anciana revelaron que era
consciente de los debates en torno a la mutilación genital femenina,
habiendo asistido a discusiones a nivel comunitario sobre el tema.
Sin embargo, ella creía que era parte de la tradición del Corán y
Somalia, y señaló que no tenía fuente alternativa de ingresos. La
alentamos a asistir a más reuniones sobre el tema, particularmente
con líderes religiosos, y se ofreció a brindar ayuda sobre cómo ser
una asistente de parto tradicional. Seis meses más tarde, comenzó a
trabajar como asistente tradicional de parto en Gabiley, una pequeña
ciudad del noroeste de ‘Somaliland’.
Caso 6- Cambio de comportamiento
Medina Hassan, de 55 años, había estado mutilando chicas toda su
vida.
En 1993, ella participó en un entrenamiento y una campaña de
información en el campo que se centró en la mutilación genital
femenina. La campaña se dirigió a personas que realizaban estas
prácticas, parteras tradicionales, líderes religiosos y comunitarios. El
programa explicaba a las mujeres participantes que las molestias y
complicaciones urinarias, renales y menstruales que tenían la
mayoría de ellas a lo largo de sus vidas eran el resultado directo del rito de iniciación que sufrieron de niñas. Medina Hassan posteriormente dejó de realizar estas prácticas.

ACCIÓN DE UNICEF
UNICEF está firmemente comprometida con el respeto de la
identidad cultural y las tradiciones de los países en los que trabaja.
Evidentemente, muestra su repulsa hacia estas prácticas tradicionales
que violan los derechos humanos, y específicamente los derechos de
los niños. La acción para eliminar las prácticas tradicionales nocivas
está específicamente encomendada por “La Convención de los
Derechos del Niño.
En su trabajo, UNICEF desarrolla, financia intervenciones para la
reducción de los trastornos físicos y psicológicos, violencia contra los
niños, ya sea en la familia, la comunidad, en las escuelas y otras
instituciones.
Para lograr el consenso sobre la erradicación de la mutilación genital
femenina, se requiere un enfoque sensible a largo plazo, que sea
participativo abordando este tema tan complejo. Las actividades del
programa de UNICEF han incluido talleres, juntas autoridades,
ancianos, líderes religiosos, trabajadores de la salud, mujeres,
jóvenes, educadores, desplazados y refugiados. Todo ello para debatir
y llegar a un consenso, sobre la erradicación total de esta práctica.
UNICEF está comprometida con la creación de un entorno propicio
donde los individuos están facultados para tomar decisiones basadas
en el mejor interés de sus hijos.
Las intervenciones de UNICEF se dividen en dos categorías:
Intervenciones dirigidas a cambiar el comportamiento a través de la
sensibilización y el aumento de la capacidad de las personas y
comunidades para tomar decisiones que rompan la ‘norma’ actual
(impacto a corto plazo).
Intervenciones dirigidas al cambio en las normas sociales, es decir,
cambio en el estado de la MGF como un acto deseable dentro de la
sociedad en general (impacto a largo plazo).

 

OTRAS REFERENCIAS:
https://www.savethechildren.es/sites/default/files/imce/
docs/mutilacion_genital_femenina.pdf
http://www.dailymail.co.uk/news/article-2571865/How-children-
Somalia-brainwashed-believing-female-genital-mutilation-
acceptable-girls-call-stitching-cutting-tradition.html



 

Publicado en Actualidad, Artículos y opinión | Deja un comentario

La desunión de las izquierdas: una de las mayores causas de la gran crisis social

Por su clarividencia y valentía reproducimos el siguiente trabajo del profesor Vicenç Navarro.

NOVIEMBRE 8, 2017
Vicenç Navarro
Catedrático de Ciencias Políticas y Políticas Públicas de la Universidad Pompeu Fabra
La desunión de las izquierdas es uno de los mayores problemas políticos que tienen Catalunya y España. Y es en parte
responsable de la continuación de la enorme crisis social que existe a lo largo del territorio español. En realidad no
parece haber plena conciencia en amplios círculos políticos y mediáticos españoles (incluyendo catalanes) de la
profundidad de tal crisis que se presenta a los dos lados del Ebro. Indicador tras indicador muestran la enorme
gravedad de una situación que está causando un gran deterioro del bienestar de la población y, muy en particular, de
sus clases populares. Hoy, en España (incluyendo en Catalunya) casi la tercera parte de la población está en riesgo de
pobreza y/o exclusión social; más de la mitad de la población que está en paro lo ha estado por más de un año; la tasa
de suicidio ha aumentado considerablemente; el consumo de los antidepresivos se ha disparado; y así un largo
etcétera.
Las causas de esta gran crisis son fáciles de ver. Todas ellas son resultado de la aplicación de políticas públicas
neoliberales, tales como la reforma laboral (que ha forzado un aumento de la precariedad y del desempleo, y un
descenso muy marcado de los salarios y de la protección social). Dichas políticas han incluido también intervenciones
del Estado con un elevado incremento de los recortes de gasto público social, lo que ha reducido de una manera muy
marcada el gasto en los servicios públicos del Estado del Bienestar, tales como educación, sanidad, servicios sociales,
vivienda pública, escuelas de infancia (mal llamadas guarderías) y servicios domiciliarios para las persona con
discapacidad. Este descenso del gasto público también ha repercutido negativamente en las transferencias públicas a
las familias, en el seguro de desempleo, y en las pensiones de vejez y de viudedad, entre otros. En realidad, el Estado
del bienestar se ha ido desmantelando y privatizando de una manera muy marcada, afectando negativamente la
calidad de vida de las clases populares Quiénes han sido los responsables de esta gran crisis social
Estas políticas públicas han sido impuestas (digo impuestas, pues no estaban en sus programas electorales) por los
gobiernos liderados por la derecha catalana ahora independentista, Convergència Democràtica (CDC) -en la actualidad
Partit Demòcrata Català (PDeCAT)-, en Catalunya (que ha gobernado esta comunidad autónoma durante la mayor
parte del período democrático en alianza con la desaparecida Unió Democrática -UDC- antes, y ahora con Esquerra
Republicana -ERC-), y por la derecha nacionalista españolista, el Partido Popular (PP), en alianza con Ciudadanos (un
partido incluso más neoliberal y más nacionalista españolista que el PP) en España. Ambos partidos políticos, PDeCAT
y PP, adversarios en el tema nacional, han sido aliados en los temas económicos y sociales, aplicando políticas
públicas neoliberales que han causado una gran polarización de las rentas, alcanzándose unos niveles de desigualdad
en España (incluyendo Catalunya) nunca vistos antes en la época democrática, siendo de los más altos en la Unión
Europea. Los datos son claros (ver mi artículo “El nuevo régimen social de España”, Público, 23.06.2017). El maridaje
entre poder económico y financiero, por un lado, con poder político y mediático, por el otro (que ha generado también
una cultura de corrupción extendida en ambos partidos, CDC y PP), ha generado una victoria del mundo de la gran
empresa y de los sectores más pudientes de la población contra el mundo del trabajo, del cual la mayoría de la
población deriva sus rentas. El porcentaje de las rentas derivadas del capital sobre la renta total ha aumentado
enormemente durante la Gran Crisis Social a costa del gran descenso de las rentas derivadas del trabajo.
El rechazo a tales políticas: el 15M y las nuevas izquierdas
Ni que decir tiene que estas políticas crearon movimientos de rechazo, de los cuales el más importante fue el 15M
(inspirado por las primaveras árabes), cuando la población salió a la calle, denunciado al establishment político del país
por no representar los intereses de la ciudadanía. Su eslogan “no nos representan” se expandió por todo el territorio
español, al hacerlo suyos grandes sectores de las clases populares. Era un movimiento profundamente democrático
que denunciaba la falta de representatividad de las instituciones democráticas, a las cuales se las veía
instrumentalizadas por entidades económicas y financieras, unidas en un entramado de complicidades y corrupción
que dio pie a otro altamente popular eslogan “no hay pan para tanto chorizo” en España.
Este movimiento generó nuevos espacios y partidos de izquierdas (Podemos, En Comú, En Marea y otros) que, junto
con una renovada Izquierda Unida, establecieron una alianza llamada Unidos Podemos (UP) y sus aliados, que en menos de cuatro años se ha convertido en el segundo partido de la oposición en España, gobernando ya en las mayores ciudades de España, como Barcelona, Madrid, Zaragoza, A Coruña, Santiago y Cádiz, entre otras. El reto de
estas fuerzas era aliarse con el partido que dirigía la oposición, el PSOE, para poder generar un proyecto de cambio, lo
cual no ha sido posible primordialmente debido a la oposición de la vieja guardia del aparato del PSOE (sus dirigentes y
los barones regionales, liderados por Susana Díaz, que preside el gobierno andaluz), que consideró a Unidos Podemos como su mayor adversario político.
El apoyo del PSOE a las derechas
Tal “quinta columna” dentro del PSOE continua ejerciendo un enorme poder, de manera tal que cuando el candidato
que venció en las últimas primarias de este partido, Pedro Sánchez (victoria debido a la rebelión de las bases de
izquierdas de tal partido), declaró su intento de establecer una relación preferencial con Podemos -en respuesta a un deseo generalizado de tales bases del PSOE-, consiguieron que ello no ocurriera y que parezca improbable que ocurra.
La quinta columna en el PSOE prefiere que continúe gobernando el PP a que el PSOE tenga que depender de una
coalición con las nuevas izquierdas. Contribuye a esta situación de escasa colaboración el hecho de que el equipo
económico del PSOE haya estado compuesto por economistas de clara orientación neoliberal (al menos antes de la reelección de Pedro Sánchez). En realidad, el PSOE fue el que inició las políticas neoliberales (reforma laboral regresivas políticas de austeridad) durante el gobierno Zapatero.
Y una tercera causa de que no se estableciera la unidad de acción entre el PSOE y Podemos fue la cuestión nacional. El PSOE abandonó su compromiso con la plurinacionalidad de España (que tenía durante la lucha antifascista, en la clandestinidad) debido a las presiones del Ejército y del Monarca durante la transición, convirtiéndose en uno de los
pilares del régimen monárquico, que se ha basado en el bipartidismo y la alternancia en el poder en base a unos
principios inmutables, incluida la uninacionalidad. Es más, hoy tal partido, junto con el PP y Ciudadanos, se ha
convertido en la pieza clave del régimen actual, imposibilitando el cambio tan urgente y necesario para resolver el
tema social. El temor de su quinta columna a establecer una alianza con Podemos y su defensa a ultranza de la
uninacionalidad implica su apoyo al PP, el cual debe su permanencia en el poder al apoyo del PSOE, habiendo su
dirigente Pedro Sánchez abandonado las promesas que realizó en base a las cuales ganó su puesto de Secretario
General en las primarias. El comportamiento de dicho partido es uno de los mayores causantes de que no se resuelva
el enorme problema social. El tema nacional es hoy la mayor causa de que el PSOE no respete su compromiso
adquirido en las primarias de desarrollar conjuntamente con UP un proyecto de cambio. La única esperanza es que las
bases del PSOE (que son claramente de izquierdas) se rebelen de nuevo presionando para la aplicación de las
promesas del nuevo Secretario General, y que gran parte de las bases y gran parte de los representantes del PSC (que
están más a la izquierda que los del PSOE) fuercen cambios también en el PSC.
¿Por qué las izquierdas catalanas no se unen tampoco?
La mayor separación entre las izquierdas en Catalunya es también el tema nacional, dividiéndose entre los
independentistas y los no independentistas. Las izquierdas independentistas (ERC y la CUP) han sido influyentes en
las políticas públicas del gobierno catalán, el primero como parte de Junts pel Sí y el segundo, la CUP, como elemento
esencial y necesario para que la coalición Junts pel Sí contara con mayoría en el Parlament. Ambos han
sistemáticamente considerado alcanzar la independencia como su objetivo principal, pues consideran la
independencia como condición sine qua non para resolver la Gran Crisis Social. Y para conseguirlo, ambos partidos de
izquierdas se han aliado con la derecha catalana, CDC, que ha gobernado Catalunya durante la mayor parte del
periodo democrático, y cuyas políticas públicas son, como he dicho en un párrafo anterior, responsables en gran parte
de la Gran Crisis Social. En otro artículo he documentado este hecho (ver mi artículo El mayor problema que tiene hoy
Catalunya del cual no se habla: la crisis social, Público, 30.06.2017).
Este bloque (PDeCAT, ERC y CUP) ha desarrollado el llamado “procés”, basado en unos supuestos que la realidad ha
mostrado que son erróneos. En consecuencia Catalunya está viviendo uno de los peores momentos del periodo
democrático desde 1978, ha perdido su autonomía y está intervenida por el Gobierno español, dirigido por el PP (que
en Catalunya es un partido muy minoritario) desde Madrid. Y sus dirigentes están en el exilio o en prisión. La
intervención del Estado central a través del 155 ha disminuido todavía más el gasto en protección social. Una de las
primeras medidas del Gobierno Rajoy y de su ministro Montoro ha sido recortar todavía más el gasto público social de
la Generalitat de Catalunya, dato que apenas ha salido en los medios de comunicación.
En esta situación, la mayor responsabilidad de la Gran Crisis Social recae en las políticas del Gobierno central (primero
el PSOE y después el PP), pero no hay que minusvalorar la gran responsabilidad en el desarrollo de la Gran Crisis Social
de CDC (ahora PDeCAT) y del gobierno Junts Pel Sí, liderado por PDeCAT y su presidente, el Sr. Puigdemont, pues
podría predecirse (como ya predije) que cada uno de los pasos del “procés” que han ido ocurriendo llevaría a la
situación actual. Su ingenuidad o torpeza ha causado la pérdida de libertades y el descenso del bienestar de las clases
populares. Y su apoyo a la derecha catalana, que controla los aparatos (incluyendo los medios públicos de
información) de la Generalitat, ha debilitado el Estado del bienestar, facilitando la falta de atención al déficit social de
Catalunya, déficit que apenas aparece en sus medios. Hoy el tema nacional absorbe toda la atención mediática, a
costa del tema social. Y como consecuencia la pobreza, la inseguridad y la polarización social han ido aumentando. Y
continuarán aumentando a no ser que la dirección y línea política de tales izquierdas independentistas cambie.
Las izquierdas catalanas no independentistas
En este grupo caben dos grandes espacios. Uno es el socialista, representado por el PSC, que históricamente ha
estado más a la izquierda (y por lo tanto ha sido más sensible al tema social) que el PSOE. Ahora bien, como también
ocurrió con el PSOE, su dimensión social (responsable del establecimiento del Estado del bienestar en España y en Catalunya) quedó diluida en su respuesta a la crisis económica, cuando adoptó el neoliberalismo a través de su
aceptación de la Tercera Vía. Todavía hoy no ha desarrollado una alternativa a las políticas neoliberales. Y su apoyo al
PSOE y a sus políticas de alianza en el Estado español está dificultando la solución del problema social. La gran
esperanza que se había creado con la elección de Pedro Sánchez, con el apoyo del PSC, para sacar a Rajoy del
gobierno, se ha diluido hasta casi desaparecer. La dirección del PSC se ha aliado con la del PSOE, reproduciendo las
mismas propuestas que son muy insuficientes para resolver el problema social (y nacional) del país. Dicha situación
está creando incomodidad entre amplios sectores del PSC, con tensiones internas cuya resolución tiene claras
implicaciones para facilitar o dificultar una alianza con el segundo gran espacio de la izquierda no independentista, las
nuevas izquierdas.
Las nuevas izquierdas
El tsunami político creado por las nuevas formaciones de izquierdas en España ocurrió también en Catalunya. Un
partido inexistente hace solo 3 años, Barcelona en Comú, gobierna hoy Barcelona, y tal fuerza ha sido un motor, junto
con Podemos a nivel del Estado, y de Podem, su sección catalana, para incentivar en Catalunya la alianza de las
izquierdas que están situadas a la izquierda del PSC. Esta alianza de En Comu Podem ha incluido también a ICV y
EUiA, creando un espacio que representa la única alianza que conjuga dos características que la hacen única en
Catalunya. Una es su enfrentamiento de oposición a las políticas neoliberales llevadas a cabo por los gobiernos
españoles y catalanes. Su oposición a tales políticas, con la aplicación en el municipio de Barcelona de políticas
alternativas al neoliberalismo, sensibles a las necesidades populares, ha caracterizado este nuevo espacio político.
Y la otra característica ha sido su rechazo al uninacionalismo del Estado español y la demanda de reconocimiento y
construcción de un Estado plurinacional que permita el desarrollo del derecho decidir en Catalunya y otras partes de
España, consecuencia de un deseo de cambio y profundización democrática en Catalunya y en España. No hay
ninguna fuerza política en Catalunya que una su anti-neoliberalismo con un compromiso con la plurinacionalidad,
plurinacionalidad deseada tanto en España como en Catalunya, en un espacio catalán y español, aliado con
formaciones hermanas a lo largo de todo el territorio español. Un supuesto de tal espacio político es que el necesario
cambio en Catalunya será enormemente facilitado por un cambio, igualmente profundo, en el Estado español.
La necesidad de cambio en Podem
Este espacio político, En Comú Podem, ha ganado las elecciones legislativas dos veces en Catalunya. Ahora bien,
aparecieron tensiones fuertes en la sección catalana de Podemos, bajo la dirección de Albano Dante, el cual, aun
cuando había firmado un acuerdo con En Comú para integrarse en el nuevo espacio de Catalunya en Comú (que incluía
también a ICV, EUiA y BenC), decidió junto a su dirección no aplicar dicho acuerdo y separarse, acercándose (en la
práctica cada vez más) a la izquierda independentista en su política de alianzas. Aunque esta alianza fue negada por la
dirección, en realidad existía, y una prueba de ello es que los medios de información controlados por el Gobierno
independentista catalán ofrecieron a la dirección de Podem todo tipo de fórums y plataformas para atacar y criticar a
las otras izquierdas no independentistas, y muy en especial a Catalunya en Comú. Las tribunas ofrecidas a Podem (que
últimamente incluso criticó con malicia a Podemos y a su Secretario General, Pablo Iglesias) por la derecha fueron
ampliamente utilizadas por la dirección de Podem.
Ello ha creado una rebelión de amplios sectores de Podem que no estaban de acuerdo ni con la línea política de Albano
Dante Fachín ni con su estilo de gestión, la cual originó, por un lado, un éxodo considerable de militantes a otras
opciones políticas y, por el otro, la presión para que se hiciera un referéndum sobre el tipo de alianzas. El resultado
abrumador (72% a favor) con una cifra de participación récord (17.000 inscritos) ha mostrado que en las bases de tal
partido en Catalunya hay un deseo claro y contundente de recuperar el proyecto inicial de alianza con En Comú y su
relación con Podemos, pasos necesarios para poder establecer de nuevo En Comú Podem, cosa que abra toda una
serie de oportunidades, incluyendo el poner el olvidado tema social en el centro de la próxima campaña electoral del 21 de diciembre.

Una última observación: error de la mal llamada vía revolucionaria
La justificación de la línea política de la dirección de Podem era el de favorecer el desarrollo de una situación
prerrevolucionaria, postura también sostenida por la corriente política conocida como los anticapitalistas y por la CUP.
En esta estrategia, la línea a seguir era alcanzar una insurrección que pudiera expandirse a lo largo del territorio
catalán que forzara al Estado español a la aceptación de la independencia de Catalunya. Es más, se asumía que esta
insurrección podría expandirse a España, generando un cambio también en aquel país que pudiera conducir a un
cambio revolucionario.
Esta estrategia, sin embargo, está basada en una serie de supuestos que son altamente cuestionables, siendo el
mayor el asumir que la correlación de fuerzas es favorable a los insurrectos. Tal supuesto implica una enorme
ingenuidad o irrealismo, producto de desconocer el enorme poder del Estado. En realidad, lo ocurrido en estas
semanas ha mostrado el enorme fracaso de dicha estrategia. Hoy Catalunya ha perdido toda su autonomía, la crisis
social ha continuado profundizándose, las derechas reaccionarias están enormemente movilizadas, y más fuertes que
nunca en el periodo democrático. Intentar generar un proceso revolucionario en la situación actual es un error enorme,
que como ha ocurrido en otros momentos históricos en nuestro país y en otros países ha conducido a auténticos
desastres, tal como ha pasado ahora en Catalunya y en España.
Nunca antes durante el periodo democrático habíamos visto a las derechas tan envalentonadas. Esta estrategia ha
creado una situación tal que la bandera borbónica ha pasado a ser la española, incluso a nivel popular. En el resto de
España, una vez más se ha confirmado que no es revolucionario el que se define a sí mismo como tal, sino aquel que
crea las condiciones para realizar un cambio profundo. Y lo ocurrido es precisamente lo opuesto. Hoy, las clases
populares de Catalunya y del resto de España están sufriendo, y ello en parte debido al gran reforzamiento de las
derechas resultado de las políticas del “procés” y de la división de las izquierdas. Hoy, el tema nacional ha ganado al
tema social, las derechas han ganado a las izquierdas y la gran crisis social continua profundizándose. ¿Que no se dan cuenta?

Publicado en Actualidad, Artículos y opinión | Deja un comentario

“Democratizar Europa comienza en el Banco Central Europeo”

En un foro organizado por “Le Monde” un grupo de académicos, incluido
Thomas Piketty, pide más transparencia y democracia en el nombramiento de
los miembros del BCE, que renueva gran parte de su directorio el 22 de enero
y el 19 de febrero.

Tribuna. Mientras nuestros ojos están clavados en las interminables
vicisitudes de la coalición alemana, se desarrolla una obra no menos decisiva
en Bruselas con la mayor indiferencia. El 22 de enero y el 19 de febrero, en el
secreto de las reuniones de los Ministerios de Hacienda del Eurogrupo, se debe poner en marcha el primer acto de renovación en profundidad del Comité Ejecutivo del Banco Central Europeo, con la sustitución de Vitor Constancio , el actual vicepresidente En los próximos dos años, no menos de cuatro de los seis miembros del cuerpo ejecutivo del BCE, incluido Mario Draghi, deben ser reemplazados.

Todo indica que el futuro de las políticas económicas, fiscales y, por supuesto,
monetarias de los estados de la zona del euro se está jugando en esta serie de
nombramientos. Para 2018, el BCE tiene muy poco que ver con que, en sus
inicios, fluía relativamente tranquilo en la periferia de la política europea,
protegido por su carácter independiente. Establecido por los gobiernos y los
mercados financieros en un recurso institucional, el BCE ingresó en la cabina
de conducción de la UE a raíz de la crisis económica y financiera de 2008.
Actua sobre las condiciones en que los Estados financian su deuda en los
mercados, que sugiere la adopción del tratado fiscal que le da su nombre
( Pacto Fiscal ). Actua directamente en el curso de las negociaciones políticas
de la crisis griega de la primavera de 2015 por el control del acceso a las
liquidez, en la zona del euro en el que actúa el BCE.

Después de una década de crisis, el BCE no tiene nada que ver con la
institución trazada por los tratados y se ha centrado en el objetivo sacrosanto
de la estabilidad de precios: se ha impuesto, las previsiones en apoyo
como economista jefe de la zona del euro; ha adquirido poder ejecutivo a
través de la “troika” (con la Comisión Europea y el FMI), que define y garantiza
la implementación de memorandos en los países “asistidos”; está en el corazón
de las cumbres de la eurozona y el Eurogrupo que coordinan las economías
nacionales; se convirtió en el regulador del mundo bancario, ejerciendo un
derecho de vida y muerte en los bancos más grandes de la zona del euro; ha
surgido como un reformador que participa en las coaliciones que se están
formando en torno a la prioridad dada a “Reformas estructurales” (mercado
laboral), “competitividad” (política salarial restrictiva), etc. ; pudo hablar en pie de igualdad con los otros cuatro “presidentes” de la Unión (los de la Comisión, el Consejo Europeo y el Eurogrupo, que más tarde se unió al Parlamento Europeo) cuando se trata de dibujar el futuro político e institucional del gobierno de la zona del euro, etc.

Velo de la ignorancia.

Pero todo es como si tuviéramos que hacer otra cita técnica. Es una
oportunidad única de sopesar este polo crucial del gobierno de la zona del
euro, incluso cuando todo se hace para mantener esta opción fuera del espacio
público. Por un lado, los ministros de finanzas se cuidan de no informar a sus
parlamentos nacionales sobre lo que pretenden defender en Bruselas; por otro
lado, el Eurogrupo, una institución apenas reconocida por los Tratados
europeos, pero que de hecho es el lugar de decisión en esta área, no conoce
ninguna forma de control político. Como suele ser el caso, el Parlamento
Europeo que escuchará al candidato elegido llegará después de la batalla, una
vez que se hayan completado las negociaciones y se hayan llegado a los
compromisos, para dar su opinión … consultiva.
Sin embargo, hay muchas preguntas sobre el futuro de las políticas del BCE y
el papel que pretende desempeñar: ¿cuál será el objetivo de su política monetaria cuando la inflación haya desaparecido? ¿Qué apoyo tiene la intención de hacer a las políticas de la Unión (particularmente sociales o medioambientales)? ¿Qué efectos redistributivos de las políticas del
BCE? ¿Qué posición en la reforma del gobierno de la zona del euro? ¿Qué
compromisos con el Parlamento Europeo y los parlamentos nacionales? ¿Qué
lugar dar a los interlocutores sociales? ¿Qué política de prevención de
conflictos de intereses para el regulador bancario? No hay duda de que la
respuesta a estas preguntas determinará el precio del gobierno de la zona del
euro. Tienes que ser capaz de entrevistar a los candidatos en sentido
ascendente, conocer sus respuestas y discutirlas.
Los mercados financieros y los gobiernos parecen estar satisfechos con esta
situación y arrojan un velo modesto de ignorancia sobre este proceso de
nominación. Y las señales provenientes de Bruselas no son muy
tranquilizadoras, lo que sugiere que España, considerando su turno, propondrá, el 22 de enero, la vicepresidencia del BCE, su actual ministro de economía,
Luis Guindos, una de las principales hazañas es haber sido el presidente
ejecutivo para España y Portugal del banco de inversión estadounidense
Lehman Brothers en el corazón de la crisis financiera…
Oficialmente, el Eurogrupo puede contentarse con una simple opinión
consultiva del Parlamento Europeo. Pero nada obliga, sin embargo, que este
proceso de nominación permanezca así a puertas cerradas y se juegue, una
vez más, en el modo del juego de las sillas musicales europeas. Al no poseer
ya la Asamblea Parlamentaria de la zona del euro defendida en la propuesta de
un tratado de democratización de la zona del euro (T-Dem) y una de las
funciones consistiría precisamente en esta supervisión política de los
nombramientos de miembros del gobierno del BCE, nada impide que los
ministros de finanzas, tal como están, hagan públicos los criterios políticos que
subyacen a sus preferencias para tal o cual cosa, sino también las condiciones
que pretenden imponer a los candidatos.
No hay nada que impida que un número de candidatos, incluido el Presidente,
se presente públicamente en los próximos meses, para ser escuchado antes de las representaciones nacionales y para expresar sus compromisos. Por
último, nada impide que el Parlamento Europeo condicione su participación en
el procedimiento de nombramiento para respetar todos estos requisitos
políticos mínimos. Esta es la condición para que los partidos, sindicatos y ONG
europeos encuentren su camino e influyan en las políticas económicas, fiscales y monetarias que pueden aplicarse en el futuro en la zona del euro. Sería un primer paso, modesto, pero real, hacia la democratización de Europa.
En Atenas, en septiembre de 2017, Emmanuel Macron llamó enfáticamente a Europa “por la democracia, la controversia, el debate, la construcción por el pensamiento crítico y el diálogo”. Ha llegado el momento de realizar las
promesas convirtiéndolas en actos.
Primeros signatarios: Sébastien Adalid, abogado, profesor de la Universidad
de Le Havre; Michel Aglietta, economista, investigador del Centro de Estudios
Prospectivos e Información Internacional (Cepii); Loïc Blondiaux, politólogo, profesor de la Universidad Paris-I; Peter Bofinger,economista, profesor de la Universidad de Würzburg; Julia Cagé, economista, profesora en Sciences Po Paris; Amandine Crespy,politóloga, profesora de la Universidad Libre de Bruselas; Anne-Laure Delatte, economista, directora de investigación en el CNRS; Bastien François, politólogo, profesor de la Universidad Paris-I; Ulrike
Guérot,politólogo, profesor de la Universidad del Danubio; Stéphanie
Hennette, abogada, profesora de la Universidad Paris-Nanterre; Justine
Lacroix, politóloga, profesora de la Universidad Libre de Bruselas; Frédéric
Lebaron, sociólogo, profesor de ENS Cachan; Rémi Lefebvre, politólogo,
profesor de la Universidad Lille-II; Ulrike Liebert, politóloga, profesora de la
Universidad de Bremen; Nicolas Leron, politólogo, investigador de Sciences
Po Paris; Paul Magnette, politólogo, Alcalde de Charleroi; Francesco
Martucci, abogado, profesor de la Universidad Paris-II; Thomas
Piketty,economista, director de estudios en la Ecole des Hautes Etudes en
Sciences Sociales; Ruth Rubio Marín, Catedrática de Derecho, Universidad
de Sevilla; Guillaume Sacriste, politólogo, profesor de la Universidad Paris-
I; Francesco Saraceno, economista, investigador del Observatorio Francés de
Condiciones Económicas (OFCE); Frédéric Sawicki, politólogo, profesor de la Universidad Paris-I; Laurence Scialom, economista, profesor de la
Universidad Paris-Nanterre; Xavier Timbeau, economista, director principal de la OFCE; Antoine Vauchez, politólogo, director de investigación en el CNRS.

Publicado en Actualidad, Artículos y opinión | Deja un comentario

EL ESTADO ISLAMICO BUSCA NUEVOS ESCENARIOS DE ACCIÓN

Con las reservas que este tipo de informaciones privan, publicamos esta nota.

EL ESTADO ISLAMICO BUSCA NUEVOS ESCENARIOS DE ACCIÓN
 

Cuando a finales de verano el ejército filipino lanzó la ofensiva final contra los yihadistas que habían tomado la ciudad de Marawi, en Mindanao, se encontró con la presencia no solo de cientos de combatientes indonesios, sino también de algunos miembros iraquíes del Estado Islámico, veteranos de Mosul, enviados para ayudar a los luchadores locales a establecer el mismo tipo de resistencia que el grupo llevaba a cabo en Irak y Siria. Los árabes no solo aportaron su experiencia, sino también unos dos millones de dólares sacados de Oriente Medio. Y a medida que la organización pierde territorio en el Levante, los nuevos licenciados de la yihad global aparecen con una frecuencia cada vez mayor en otros teatros. El Califato desaparece, pero la idea no. La amenaza solo cambia de escenario.

El patrón es conocido: a principios de los 90, los ‘árabes afganos’, con experiencia en la yihad contra los soviéticos, regresaron a sus lugares de origen y crearon insurgencias locales que sembraron la muerte en toda la región, especialmente en países como Argelia, Egipto y Turquía. Ahora, los expertos advierten de que el fenómeno podría repetirse, pero con una intensidad inédita. Algunos, procedentes de naciones occidentales, están volviendo a casa y en algunos casos podrían tratar de atentar allí. Pero otros muchos, comprometidos con el carácter global de su causa, están viajando a nuevos frentes para seguir combatiendo.

El ex agente del FBI Ali Soufan, uno de los primeros en alertar sobre la amenaza que suponía Al Qaeda a finales de los años 90, compara el panorama actual con el que se abrió tras el final de la yihad afgana. “El número total [de yihadistas extranjeros en Afganistán] era de solo unos diez mil, y miren el caos que provocaron. Comparen eso con los más de 40.000 de hoy, con sus habilidades comunicativas”, le dijo a Robin Wright, de la revista The New Yorker, a finales de octubre. Su consultoría de inteligencia privada, el Grupo Soufan, una de las principales autoridades mundiales a la hora de monitorizar los movimientos de los yihadistas, acababa de publicar un influyente informetitulado “Más allá del Califato: los combatientes extranjeros y la amenaza de los retornados”.

Ese documento ha sido pionero en resaltar como tendencia global lo que muchos observadores ya venían observando a nivel local: la emergencia o el rebrote de focos yihadistas en puntos de la geografía muy alejados entre sí, que contradicen la narrativa triunfalista sobre la derrota del Estado Islámico. “El Sudeste Asiático, por ejemplo, ha visto no solo un influjo de retornados, sino también cierto número de combatientes extranjeros que parecen haber elegido ir allí antes que regresar a sus casas”, señala el informe. “La presencia del Estado Islámico en Libia ha sobrevivido a la pérdida de su territorio en la costa, y ha atraído reclutas de los países vecinos, así como de la propia Libia”, indica poco después. Somalia o Afganistán son otros dos escenarios mencionados por el Grupo Soufan.

El salvaje atentado del pasado viernes contra una mezquita sufí cerca de la localidad egipcia de Rafah muestra que el Sinaí -declarado oficialmente‘provincia del Califato‘- es uno de esos frentes. Según datos del Centro Woodrow Wilson, “los combatientes extranjeros -en gran medida de Libia, el Magreb y Europa- han emigrado al Sinaí, donde constituían hasta el 80 por ciento de la fuerza combatiente de la Provincia del Sinaí para mediados de 2017”. Otro informe de la Institución Brookings publicado esta semana afirma: “El Sinaí es un eslabón crucial en el corredor yihadista de Asia a África. Yihadistas de Irak y Siria pueden moverse a través de células con base en el Sinaí a Libia y otras partes del norte de África y el Sahel. La ruta funciona en ambas direcciones: en 2013, expertos de la ONU alertaron de que algunas armas estaban saliendo de Libia a través del Sinaí a teatros en el resto de Oriente Medio”.

De punta a punta de África

Por su proximidad a Europa, el de Libia es el conflicto que más preocupa a los expertos. En julio, el International Crisis Group alertaba sobre la posibilidad de que se forme un nuevo núcleo yihadista en el país y se extienda a los países vecinos del Magreb. “Antes de la Operación Bunyan Marsous [contra la rama libia del ISIS], se cree que unos 6.000 miembros del ISIS se hallaban en el área de Sirte, la mitad combatientes y la otra mitad a cargo de la logística. Sin embargo, se estima que menos de 2.000 de esos miembros han muerto, lo que sugiere que o bien las primeras estimaciones estaban infladas o muchos lograron escapar”, decía este think-tank. “Entre los que escaparon, se cree que muchos siguen en Libia, moviéndose en pequeños grupos y concentrándose en el desierto al suroeste de Sirte”.

“Lo que hemos visto hasta ahora es que el ISIS en Sirte se ha dividido en varios componentes. Los libios se han confundido con el terreno, en sus comunidades y mantienen un perfil bajo”, afirma un alto oficial de inteligencia europeo citado por el Crisis Group, que, sin embargo, dice que por ahora la expansión por el Sahel no es un problema: “Nos ha sorprendido haber captado signos de apenas unos pocos dirigiéndose hacia Níger y Mali. Nos preocupaba que llevasen su experiencia a los locales allí, pero creemos que el norte de Mali no es una zona segura para yihadistas, Francia está muy activa allí y es difícil para ellos. Y no tienen una adhesión particular a las causas malienses, y no son bienvenidos por sus rivales en Al Qaeda en el Magreb Islámico”, comenta.

“Lo que hemos visto hasta ahora es que el ISIS en Sirte se ha dividido en varios componentes. Los libios se han confundido con el terreno, en sus comunidades y mantienen un perfil bajo”, afirma un alto oficial de inteligencia europeo citado por el Crisis Group, que, sin embargo, dice que por ahora la expansión por el Sahel no es un problema: “Nos ha sorprendido haber captado signos de apenas unos pocos dirigiéndose hacia Níger y Mali. Nos preocupaba que llevasen su experiencia a los locales allí, pero creemos que el norte de Mali no es una zona segura para yihadistas, Francia está muy activa allí y es difícil para ellos. Y no tienen una adhesión particular a las causas malienses, y no son bienvenidos por sus rivales en Al Qaeda en el Magreb Islámico”, comenta.

En África oriental, en cambio, el panorama es diferente: “En Somalia, un grupo de miembros de Al Shabaab dirigidos por un somalí con nacionalidad británica juró lealtad al Estado Islámico en octubre de 2015, y aunque ha habido pocas evidencias de un flujo inmediato de reclutas extranjeros, el grupo aún podríaatraer a la diáspora somalí que teme que Al Shabaab los vea con suspicacia, así como a combatientes del ISIS de Yemen”, dice el Grupo Soufan. “Otro grupo de partidarios del ISIS en África oriental ya ha atraído a reclutas de Kenia, Somalia y Tanzania, y también competirá con Al Shabaab por los miembros de la diáspora”, añade.

Pero tal vez el bastión donde la nueva generación de yihadistas se está haciendo más fuerte sea Afganistán, el núcleo de la llamada ‘Provincia de Jorasán’ del Califato. “El ISIS está organizando nuedas unidades de combatientes en el norte de Afganistán. Oficiales locales y residentes de la provincia de Jowzjan aseguraron a principios de noviembre que combatientes extranjeros del ISIS de Francia, Sudán, Chechenia, Uzbekistán y Tayikistánestaban reclutando a locales y entrenando a niños como suicidas”, señala un reporte del Instituto para el Estudio de la Guerra de Washington (ISW).

“El ISIS está usando santuarios en Afganistán y Pakistán para planear ataques en Estados Unidos. Operativos del ISIS en Pakistán, Canadá y Filipinas planearon un gran atentado coordinado contra Nueva York a principios de 2016, según el Departamento de Justicia de EEUU. La célula planeaba matar a civiles en Times Square usando armas de fuego y chalecos suicidas, usando el explosivo TATP [triperóxido de triacetona] seña de identidad del ISIS (…). La disposición geográfica indica que el ISIS ha desviado más actividades operativas externas fuera de Siria e Irak. El ISIS previamente exportó una célula de operaciones externas a Libia en diciembre de 2015, que está apoyando la campaña de atentados en Europa”, señala el ISW. Esta célula, conocida como Katibat Al Battar, estuvo detrás del atentado de Manchester, y una de sus matrices, escindida previamente, acabaría siendo el germen del grupo responsable de los ataques de París y Bruselas. La yihad global no ha muerto, y las consecuencias nos afectan a todos.

Publicado en Actualidad, Artículos y opinión | Deja un comentario

UNA VACA EN LA VÍA

OJO AVIZOR

UNA VACA EN LA VÍA

En el Parlamento inglés en pleno siglo XIX un diputado interrogó a un compareciente en comisión sobre la seguridad de su empresa ferroviaria, privada claro. “Si una vaca cruza
la vía viendo el tren, ¿qué ocurriría?”. Mal asunto para la vaca, fue la respuesta del empresario del ferrocarril.
El principio de realidad era suficiente para saber el destino de la vaca que cruza la vía viniendo un tren. No son comparables la estructura y potencia del tren con la de la vaca que intenta cruzar buscando mejores pastos en la campiña de Essex.

En el conflicto entre independentistas catalanes y el Estado español está faltando, creo, el sometimiento de aquellos al principio de realidad, sin el cual no puede conservarse la salud mental ni tampoco hacer política que es el arte de hacer posible lo necesario.
Los ciudadanos españoles que desean la independencia de Cataluña, deben ejercer el arte de hacer posible lo que para ellos es necesario. Y ese arte pasa por tener los pies y la cabeza en el plano de la realidad.

La realidad es que el tren del Estado es más poderoso y lo seguirá siendo que quienes desean cruzar la vía sin mirar.
Por mucho que cueste este conflicto es sabido quién va a dominar la vía. Si los actuales dirigentes de los partidos independientes no miran por donde viene el tren, otros lo harán
por ellos.

 

Alberto Revuelta.

Publicado en Actualidad, Artículos y opinión | Deja un comentario