Trump, más allá del espectáculo

 

Trump, más allá del espectáculo

El circo tapa la ruta de una presidencia

Donald Trump durante un discurso en la Casa Blanca.
Donald Trump durante un discurso en la Casa Blanca. SAUL LOEB AFP

Algunos grandes medios de comunicación estadounidenses han creado un turno especial en sus redacciones para informar de madrugada de los tuits de Trump, el medio de comunicación escogido por el 45 presidente de Estados Unidos para amenazar al “pequeño gordo” de Corea del Norte con la aniquilación nuclear, anunciar el “regalo de Navidad” de la reforma fiscal, o llamar “hijos de perra” a los jugadores de fútbol americano que se arrodillan, cuando suena el himno nacional al comienzo de los partidos de la NFL, para denunciar el racismo del presidente

En un lenguaje descalificador e insultante, manifiesta el desdén que siente por la Constitución, los inmigrantes, se ríe del FBI, o por los tratados suscritos por sus antecesores. Tiene 44 millones de seguidores en Twitter y más de 20 millones en Facebook. Actúa como un auténtico trol, simplificando y polarizando el debate político con mensajes intencionadamente provocativos, fuera de contexto y mendaces, para desacreditar a sus adversarios, normalmente con argumentos ad hominem. Pero no se ampara en el anonimato, da su nombre.

No es tan simple o extravagante como pudiera parecer. El presidente de Estados Unidos logra centrar la atención en sí mismo, desvía las miradas ciudadanas sobre las cuestiones importantes, y consigue que los estadounidenses y los ciudadanos de mundo miremos el dedo de Trump y no veamos la luna. Controla la agenda pública y continúa imperturbable el reality show de su presidencia consolidando su base dura de votantes. Convierte a la Casa Blanca en un espectáculo. ¿Qué efecto pueden tener ante este escenario los editoriales del New York Times, la cobertura de la CNN, o la equilibrada Radio Pública Nacional (NPR)?
El presidente declaró nada más llegar al poder la batalla contra la prensa, “el enemigo del pueblo americano”, “creadora de fake news (noticias falsas), para degradar su influencia. El 46% de los estadounidenses cree que la prensa inventa noticias sobre Trump. Cuenta además con el blindaje que le suministra un ecosistema informativo de derecha extrema, encabezado en televisión por Fox News, que Trump consume todas las noches, y que ha desbancado a CNN, y actúa como animadora de su presidencia. Pero que también se amplía al digital Breitbart News, que dirige su antiguo Rasputín, Steve Bannon, o a Infowars, encargada de transmitir teorías conspiratorias.

No nos equivoquemos. Trump tiene un plan nacionalista de defensa a ultranza de la declinante mayoría blanca que se siente amenazada por los migrantes. Es la otra cara de la moneda del presidente afroamericano Obama, su contra icono. Su presidencia no es tan caótica y extravagante como parece. Está apantallada. El paro es negligible, los salarios de los trabajadores industriales suben por encima de la inflación: la deprimida clase media comienza a beneficiarse. Demoliciones Trump destruye la posición central de EE UU en el mundo, pero levanta al tiempo una política aislacionista, de protección comercial, sectaria frente a los migrantes, desreguladora de la Administración y en política medioambiental. El espectáculo es la pantalla que tapa la ruta de una presidencia que no es inconsecuente. fgbasterra@gmail.c

Publicado en Actualidad, Artículos y opinión | Deja un comentario

Tranquilo Jordi


Alberto Revuelta, 08-diciembre-2017

Cerca del estrecho de Messina se encuentra la ciudad de Barcellona cuyo nombre evoca la época en la que los súbditos del rey Pere III el Gran dominaban buena parte de Sicilia y otras tierras italianas. En la corte de Pere III en Barcelona, de la que es alcaldesa la señora Colau, se prepararon las vísperas sicilianas, donde en la ciudad de Palermo, tras el toque de vísperas, fueron asesinados 2.000 franceses en una sola noche. Ya después de la segunda guerra mundial, tomada Sicilia por los aliados, la bandera del Ejército Voluntario para la Independencia de Sicilia llevaba las cuatro barras de la Corona de Aragón.

Guillem Galcerán de Castellí agrupó a sus almogávares, tropas de élite de la infantería ligera, en la Gran Compañía Catalana que llegó a intervenir en Grecia y Asía Menor, conquistando y creando los ducados de Atenas –ahora en manos de Alexis Tsipras, ingeniero de la Coalición de Izquierda Radical– y de Neopatría –hoy Tesalia, cerca de Ypati– amilanando a sus enemigos con el “desperta ferro, desperta”.

Hoy la gran compañía catalana de Más y Puigdemont ha recorrido en inglés las avenidas de Bruselas reivindicando pacíficamente la Independencia, cuatribarrada, de parte de las tierras sobre las que reinó Pere III el Gran, que dejó en Grecia y en Sicilia tan mal recuerdo y rechazo como el Duque de Alba y el general Doria en Flandes con los tercios españoles. Tan mal recuerdo dejaron los súbditos de Pere III que siglos después el papa Julio II, un salvaje al que llamaban el terrible pontífice que murió en 1513, definió al papa Alejandro VI como “un catalán marrano y circunciso”.

Estamos ya en plena campaña electoral para elegir diputados al parlamento catalán y conviene, tras este exordio histórico forgiano para recordarnos a todos do venimos, a mi manera de razonar decir algunas cosas a imitación de don Juan Carlos al hablar con Jordi Pujol la noche del 23 de febrero de 1981. Tranquilidad pues, ya que tenemos motivos para ello.

Primer motivo: vigencia del principio de realidad. Es sabido que para conseguir los deseos no basta con creer que se cumplen para que se hagan realidad. Conseguir mágicamente todos los apetitos haría insoportable la vida de los sujetos. El principio de realidad obliga al sujeto a tener en cuenta las circunstancias, los roces y rodamientos de los otros, las presiones exteriores. Así se adapta y sobrevive. El teorema de Thomas sostiene que “si los individuos definen las situaciones como reales, éstas son reales en sus consecuencias”. ¿Qué ha ocurrido al anterior gobierno autonómico catalán? Configuró como real, prescindiendo de ver todo lo realmente real, una situación deseada. Ante los jueces, lo real contundentemente real, hubieron de reconocer que no era real lo que habían imaginado como real. En la entrevista de Evole con los señores Rodríguez Zapatero y Mas hace unos días éste último contestó a la pregunta final de que habría que hacer a partir de ahora: “laissez faire”. Los 6.200.000 euros de fianzas judiciales de don Artur han hecho más por el sentido de la realidad del presidente que todos los discursos de la CÚP en el Parlament.

Segundo principio: Messi y el Barça. Pueden llenarse las gradas del Camp Nou de esteladas kilométricas, de cantos patrióticos por la independencia, de declaraciones sobre los políticos presos y de boutades de Guardiola y de Bartomeu. Pueden correr rumores y noticias falsas sobre si firma o no firma el delantero argentino. Hechos: Messi ha firmado cuando el 155 ha despejado la situación ideal de independencia unilateral. 350 millones de euros brutos (¡y tanto!) durante las próximas cinco temporadas. Cuatro años de legislatura del Parlament que salga de las urnas el 21 D y uno de mientras. Más claro agua. Curso de realismo económico deportivo y liguero para los señores Puigdemont, Junqueras, Turull y la señora Rovira. Curso gratis. Basta leer el Marca o el Ara.

Tercer principio: el de Arquímedes. Afirma que todo cuerpo sumergido en un fluido, experimenta un empuje vertical y hacia arriba igual al peso del fluido desalojado. Con lo que hemos visto y oído desde que el 155 se asentó en Cataluña no cabe duda de que el fluido en el que estaban sumergidos los dirigentes del proceso de declaración de independencia ha sido desalojado y su peso ha hecho que unos y otros cojan la vertical y naden en la superficie. Nadar en superficie permite ver la realidad y quitarse las gafas de bucear.

Algunos dirigentes políticos catalanes ahora, y como Rato y Blesa antes, perdido el sentido de realidad, pese a estar pasando el Rubicón, y disfrutar de la herencia de Leopoldo II, creen, sin duda por ignorancia de los contundentes pasos y lentos ritmos de la Administración de Justicia, que aún está vigente el Fuero Juzgo en el cual se mandaba que los sacerdotes y los que tuvieren empleos palatinos no pudieren ser presos ni atormentados ni desposeídos de sus bienes, honores y empleos, sin previa audiencia pública y plena prueba del delito. Recordemos a Luis Roldán, a Barrionuevo, a Granados, a Blasco. Por citar algunos. Hoy los indicios racionales y la prisión provisional –en todos los ordenamientos europeos– no son el viejo Fuero Juzgo.

Nihil inimicus quam sibi ipse. No hay mayor enemigo que uno mismo.

Publicado en Actualidad, Artículos y opinión | Deja un comentario

image1-3

Publicado en Actualidad | Deja un comentario

Víctimas perfectas

Lo que se dirime es la presunción de culpabilidad de la denunciante

FOTO: Protesta del 22 de noviembre durante el juicio a La Manada. / VÍDEO: La estrategia de la defensa.JULIÁN ROJAS / ATLAS

Durante el juicio a La Manada, el grupo de cinco jóvenes acusados por una chica de 18 años de violarla en San Fermín, se ha producido una confusión interesada: quien criticase la estrategia de los abogados de La Manada estaba condenando a los acusados. Es evidente que la obligación de la defensa es desacreditar a la denunciante: al fin y al cabo la chica, según su versión, se ha inventado una violación para enviar a cinco inocentes a la cárcel. El problema, sin embargo, no es que la intentasen desacreditar, sino cómo, a qué se debe y a quién afecta esa estrategia.

Para convencer al tribunal de que la violación nunca se produjo, y que las relaciones sexuales de la denunciante con los acusados fueron deseadas por ambas partes, la defensa ha usado el comportamiento de la chica como prueba: no tanto su comportamiento durante los 96 segundos grabados del supuesto delitocomo el de antes y el de después, incluida su declaración en el Palacio de Justicia. Esto ha producido el siguiente resultado. Sentarse con un pie debajo del trasero ante el juez y mostrarse jovial reduce las posibilidades de haber sido violada, como colgar en Instagram la foto de una camiseta que dice “Hagas lo que hagas, quítate las bragas”. Si la chica está sola a las tres de la mañana en una noche de fiesta, es menos probable que alguien se crea que ha sido violada. Si ve un reality de jóvenes de su edad que beben y tienen sexo su credibilidad es menor, menos aún si su personaje favorito es “muy fogoso” y no una chica más recatada, en cuyo caso sí tiene más probabilidades de haber sido víctima de una violación.

Esta estrategia de defensa no afecta sólo a la víctima de La Manada. Esa estrategia y la consideración que de ella tome el tribunal es que una víctima de violación sólo lo será en tanto haya creado las condiciones necesarias para tener credibilidad en caso de haber sido violada. Es decir, adecuar su vida privada a una eventual violación para que, si ésta se produce, sea una violada perfecta: una persona de la que nadie dude.

Este es el resultado en crudo del alegato de la defensa de La Manada: si la chica no fuese fan del programa de televisión Super Shore (MTV), si estuviese acompañada la noche del suceso, si no se enrollase con nadie, si se sentase como una joven normal, si llorase en su declaración y si colgase en redes sociales frases depresivas daría mejor imagen como violada. “No le cuentes a nadie que veo porno por si un día me violan” como resultado final.

Hay más conclusiones de una estrategia así: si una chica practica sexo en grupo, si sale sola o si supera rápidamente sus traumas, es una víctima idónea para un violador. Y una conclusión escandalosa más: con cuanta menos libertad viva una mujer, más posibilidades tiene de ser creída si la violan. Es sabido que las mujeres son menos libres que los hombres por muchas razones, una de ellas para que los hombres no las violen; una defensa así trata de reducir aún más esas libertades para que, en el caso de que los hombres las violen, la justicia las crea.

Esto no tiene nada que ver con la presunción de inocencia de los acusados, sino con la presunción de culpabilidad de la denunciante. Tampoco tiene tanto que ver con la defensa de La Manada como parece: para demostrar que el sexo fue consentido busca presentar a la denunciante con las características que la sociedad supone que debe de tener una chica que participa en orgías espontáneas; sin embargo, esa defensa ha conseguido que en el juicio no apareciesen, probadas, las características que la sociedad percibe que puede tener un violador. En realidad tanto unas como otras pueden ser falsas; de hecho, qué sería de los juicios sin las apariencias.

Las certezas se reducen a que los acusados de violar a una chica en Pamplona tienen derecho a un juicio justo y la chica que los ha denunciado tiene derecho a no ser juzgada bajo unos criterios machistas según los cuales existe una conducta en la vida de una mujer que la hace más o menos propicia a ser creída si es víctima de una agresión sexual.

Publicado en Actualidad, Artículos y opinión | Deja un comentario

image1

Publicado en Actualidad | Deja un comentario

Un vídeo de 15 minutos y PowerPoints: así entrena la UE a los “guardacostas” libios

Técnicas de interrogación, análisis de documentos o recomendaciones sobre cómo informar de un incidente. La Unión Europea ha reiterado la importancia del respeto a los derechos humanos con los refugiados en el marco de la operación Sophia, actuación que pretende desmantelar las redes de tráfico de inmigrantes en el mar Mediterráneo. En cambio, la formación que ofrece a los “guardacostas” libios, encargados del proceso en alta mar, cubre de forma residual el trato humano con las personas interceptadas.

Así lo demuestran los documentos publicados por la Agencia Europea de la Guardia de Fronteras y Costes (Frontex) a raíz de una solicitud de acceso a la información presentada por la organización no gubernamental Access Info. Entre los documentos liberados se encuentran una veintena de presentaciones en pdf y un vídeo de un cuarto de hora en los que se incide en cómo identificar a las personas interceptadas.

Además de contexto y generalidades sobre las razones que llevan a una persona a huir de su país y atravesar el mar Mediterráneo, en los documentos apenas se divulga información sobre la protección de los derechos humanos de las personas interceptadas. El grueso de los contenidos está dedicado a técnicas para interceptar e identificarinmigrantes. Para Access Info, una parte ínfima se dedica a instruir sobre la protección de los derechos humanos.

Instantánea de una de las presentaciones con las que instruyen a los 'guardacostas' libios

Instantánea de una de las presentaciones con las que instruyen a los ‘guardacostas’ libios

Por su parte, Òscar Camps, fundador de Proactiva Open Arms, una ONG de ayuda y salvamento de refugiados en el mar Mediterráneo, ha podido comprobar en pleno mar Mediterráneo cómo esa formación es escasa e inexistente. Considera que “llamar ‘guardacostas’ a un grupo armado de un país como Libia que no tiene Estado (está inmerso en una guerra civil de dos grupos que reclaman el Gobierno) y sin ni siquiera formación en salvamento es llamarles mucho”.

A esa ausencia de formación ha contribuido el vídeo divulgado por Frontex. En él aparece un tal Dirk Calemyn, agente de la policía federal belga, en diferentes escenarios como las calles de Bruselas, un centro comercial o la boca de metro. Al comienzo, teoriza sobre la violación de derechos humanos que sufren las personas que tratan de cruzar el Mediterráneo y de la importancia que tiene la labor de guardacostas ya que sólo contarán con “una oportunidad” para salvar a esas personas.

Además, realiza una introducción a la directiva europea sobre protección de las víctimas y diferencia entre contrabando y tráfico de personas. A mitad del vídeo, su discurso se centra única y exclusivamente en técnicas para interceptar e identificar a los inmigrantes. Para ello, pide que los guardacostas se fijen en los pequeños detalles para reconocer a las víctimas del tráfico de personas. No hay rastro de cómo proceder, en base a los derechos humanos, una vez realizado el arresto.

Críticas al sistema de detención en Libia

La publicación de los documentos coincide con la preocupación expresada por el Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos (ACNUR), Zeid Ra’ad Al Hussein, que denunció “la falta de humanidad con la que se trata a los refugiados” interceptados por el personal libio. “El sistema de detención de inmigrantes en Libia no funciona, solo las alternativas a las detenciones pueden ayudar y preservar la dignidad de estas personas”, afirmó Al Hussein. Además, reiteró que la comunidad internacional no puede mirar para otro lado cuando se ha detectado que la intervención de la UE y sus estados miembros no ha reducido los abusos sufridos por los inmigrantes debido al rápido deterioro de la situación en Libia.

De hecho, las cifras de desaparecidos y fallecidos en el mar Mediterráneo no son alentadoras. La operación Sophia ha reducido el flujo de llegadas a través del mar Mediterráneo. En cambio, según datos de ACNUR, en su haber también cuenta con un número similar de víctimas a las de los años 2014 o 2015.

 

Sobre el panorama en el país del Norte de África, Camps ha vivido en sus propias carnes el ‘modus operandi’ de este grupo libio. “Cuando estás en un rescate te ordenan que no intervengas”, afirma. De hecho, “esta ultima semana no nos permitieron hacer un rescate en aguas internacionales y en más de una ocasión han disparado contra nosotros” en una operación de salvamento. “Siguen usando las mismas malas praxis, no llevan chalecos salvavidas para los refugiados y van a super armados. Si tu misión es salvar vidas, ¿por qué actúas así?”.

En relación con el respeto a los derechos humanos del grupo libio su experiencia es nula. “No nos han permitido dar asistencia sanitaria a personas que lo necesitaban; se las han llevado sin que nuestro equipo médico pueda atenderlas”, relata. En cambio, “ellos usan la violencia, la agresividad para interceptar a las embarcaciones cuando saben que ninguno de los refugiados lleva chaleco salvavidas ni sabe nadar”.

También el Comisionado por los Derechos Humanos del Consejo de Europa ha mostrado su preocupación y ha solicitado al Gobierno de Italia que especifique qué tipo de operaciones de apoyo realizan los guardacostas libios.

Publicado en Actualidad, Artículos y opinión | Deja un comentario

“Lo patriótico es pagar”: los millonarios de EEUU que piden que les suban los impuestos

EL MOVIMIENTO ‘PATRIOTIC 

2017 ya está en su recta final y los congresistas del Partido Republicano se afanan en cumplir su promesa: aprobar, antes de Navidad, el esperado recorte de impuestos. La primera reforma legislativa de la era Trump refleja con toda nitidez la división ideológica. Para los conservadores, el plan liberará las fuerzas económicas y creará riqueza para todos. Los progresistas temen que se dispare, aún más, la desigualdad.

En medio de las voces críticas, destaca un grupo de personas que en teoría serían las más beneficiadas por esta reforma. Millonarios como Morris Pearl, antiguo director ejecutivo de Blackrock y presidente de Patriotic Millionaries(“Millonarios patriotas”), un grupo que presiona al Congreso para que suba los impuestos a los más ricos en nombre del bien común.

“Lo patriótico es pagar impuestos”, dice Morris Pearl a El Confidencial. “La creciente desigualdad no es buena. No es buena para la gente pobre, no es buena para la gente rica, no es buena para los inversores ni para la gente de negocios. Simplemente hay un pequeño número de gente muy rica que no quieren contribuir a la sociedad”.

Pearl se refiere sobre todo a la planeada supresión del “impuesto mínimo alternativo”, aplicado a las personas o empresas que disfrutan de exenciones en otros ámbitos, y del ‘estate tax’, similar al “impuesto de sucesiones” español, que grava las herencias. En la actualidad, legar a los hijos menos de 5,49 millones de dólares (11 millones en el caso de las parejas) está libre de impuestos. Pero, a partir de esa cifra, el estado se lleva un 40%. Un 40% que la reforma de los republicanos quiere anular.

“Cuando alguien se haga muy rico, sus descendientes van a ser ricos para siempre”, continúa Pearl. “Porque nunca van a tener que pagar un impuesto sobre la riqueza acumulada. Nunca. Ni cuando la ganan, ni cuando la gastan, ni cuando la heredan”. Según el Center on Budget and Policy Priorities, la desigualdad económica ha tocado el mayor nivel desde que se empezó a medir el ingreso de los hogares en 1967.

Patriotic Millionaires comenzó su andadura en 2010 para convencer a la Administración Obama de que revocase algunos recortes fiscales de la era Bush. En 2012 fueron invitados a exponer sus ideas en la Casa Blanca. Según Morris Pearl, la victoria de Trump incrementó el número de personas interesadas en unirse a la causa. “La razón es que Donald Trump y los republicanos se oponen diametralmente a nuestros objetivos. Proponen reducir los impuestos a los ricos e incrementar la desigualdad, y creemos que esa no es la forma de ayudar al resto de la gente”, explica.

Publicado en Actualidad, Artículos y opinión | Deja un comentario

image1-2

Publicado en Actualidad | Deja un comentario

España como problema

Reproducimos este interesante trabajo del profesor Antonio Elorza aparecido en El Pais de dia 27.11.2017

Ante las inminentes elecciones en Cataluña, con los supuestos mártires encarcelados, no resulta arriesgado vaticinar una victoria independentista

ANTONIO ELORZA

27 NOV 2017 – 00:00 CET

El 4 mayo de 1898, el primer ministro británico lord Salisbury pronunció un pesimista diagnóstico sobre el futuro de España, apenas conocido el hundimiento de la flota española ante la norteamericana en la bahía de Cavite. A pesar del cuidado que Salisbury emplea para no ofender de modo directo y de la seguridad de que nuestro país se encuentra acompañado en el discurso por otros como Turquía, no existe duda alguna de que en ese momento España es incluida entre las “naciones moribundas” (dying nations), las cuales, marcadas por el atraso y por Estados débiles y corruptos, se encuentran destinadas a ser presa de las “naciones vivas” en el reparto territorial.

La conciencia de esa crisis nacional fue un rasgo definitorio de las reflexiones de los intelectuales que Ramón Sender bautizó como los noventayochistas. Dentro de distintas coordenadas se repetía la situación ya experimentada en torno a otra crisis anterior, la de 1600, que Pierre Vilar llamó “el tiempo del Quijote”, sin ser casual que la figura del Quijote volviera a ser un referente esencial tres siglos más tarde. En este tiempo de desplome económico y de brillantez intelectual, surgirá una serie de pensadores, los llamados arbitristas, lúcidos a la hora de detectar los males económicos de España y de su imperio, limitados en su alcance por la voluntad de encontrar soluciones de inmediata eficacia. El fenómeno reaparece con los intelectuales del 98 y de modo particular con los proyectos regeneracionistas, cuyo discurso refleja con frecuencia el atraso que pretenden remediar. De ahí la trascendencia de pensadores como Ortega y Azaña, que buscaron al mismo tiempo una interpretación histórica de la crisis y propusieron un análisis de los recursos políticos y culturales que pudiesen alentar el impulso modernizador.

Solo que los cambios no dependen en exclusiva de la historia cultural. Del mismo modo que en el tiempo del Quijote el conjunto de causas que intervienen en la crisis se encuentran insertas en la realidad económica y política, en el 98 la factura a pagar tiene su origen en la trayectoria histórica de España desde las postrimerías del Antiguo Régimen. El arranque de la modernización política fue ya el anuncio de las limitaciones que habían de gravitar sobre el Estado-nación: la guerra de Independencia peninsular fue un episodio heroico, brutal y trágico, cuyo enorme coste, reforzado por la pérdida del Imperio americano continental, agostó las posibilidades de un relanzamiento económico sobre el cual hubiera podido desplegarse el liberalismo. Así el esplendor ideológico y político de la Constitución de Cádiz no es sucedido por una era de trabajo y libertad, como vaticinaba Goya en grabados como “Lux ex tenebris” o “Esto es lo verdadero”, sino por el despotismo oscurantista que el aragonés refleja en su inmisericorde retrato de Fernando VII, de Santander, con la imagen de la Constitución como esperanza semiescondida.

Siguió un encadenamiento de círculos viciosos, de guerras civiles, desarrollo económico focalizado y ajustado al atraso del mercado nacional, pronunciamientos, e instituciones liberales desvirtuadas por un parlamentarismo a la inversa (M. Artola). Los efectos son conocidos: fracaso de la enseñanza como agente de nacionalización, corporativismo militar y en conjunto, estrangulamiento de los procesos integradores que hubieran debido consolidar el Estado-nación. España, furgón de cola en el tren europeo. De ahí el veredicto de lord Salisbury ante una pérdida de Cuba donde quedaron reflejados los síntomas de frustración: “desolación y esterilidad” de una política colonial.

“El progreso económico y la democracia política, con el Estado de las autonomías, no favorecieron la solución de la cuestión nacionalista, sino a medio plazo su agravamiento progresivo”

A diferencia de Francia, que también había sido durante el Antiguo Régimen una monarquía de agregación, cuyos componentes históricos fueron literalmente barridos en por la Revolución, en España la tela de araña del atraso tejió su supervivencia. El azar quiso además que las regiones donde la misma tuvo lugar en lo político (Fueros) o en lo cultural, fueran las que experimentaron procesos de modernización económica en el siglo XIX: Cataluña, País Vasco. Frente al desprestigio del Estado, se desarrollaron movimientos nacionalistas con un sentido centrífugo cada vez más acusado e implantación creciente. Al ensayar una solución traumática, el franquismo propició su reaparición a medio plazo, amen de un aura de sacralidad conferida por el martirio político y cultural que les impuso la dictadura.

La inesperada sorpresa llegó cuando el progreso económico y la democracia política, con el Estado de las autonomías, no favorecieron la solución del problema, sino a medio plazo su agravamiento progresivo. La mayor descentralización registrada en Europa, incluido el régimen de privilegio vasco-navarro, se tradujo para algunos en una carrera desenfrenada para transformar el autogobierno en soberanía. Y el grado de autonomía es tal que los gobiernos catalán y vasco dispusieron de todos los medios cuasi-estatales para emprender lo que en Cataluña es llamado el procés. La independencia de cada sistema educativo, con la hegemonía de la lengua autóctona, forjó además una conciencia simbólica de separación en la juventud. Solamente el rentable e injusto Concierto Económico frenó esa evolución en el caso vasco. La suma de crisis de 2008 y frustración por el Estatut recortado, determinaron por el contrario en Cataluña una espiral ascendente, dirigida por las elites autóctonas, que desemboca en la exigencia independentista. La cuestión territorial es hoy el problema de España, de su supervivencia.

El irracionalismo catalanista prevalece en los planteamientos supremacistas y en la búsqueda de la independencia por encima de la democracia. Ahora bien, esos rasgos negativos no han impedido la creciente intensidad de un sentimiento diferencial, fundado sobre la discriminación ejercida contra “el otro” —el español, el botifler, el unitario, el franquista—, que la Generalitat ha impulsado sistemáticamente ante la pasividad de Rajoy (más la inseguridad del PSOE-PSC). Y cuando no es el Gobierno, es el azar: recordemos las inevitables actuaciones judiciales en curso. Así que ante las inminentes elecciones, con los supuestos mártires encarcelados, no resulta arriesgado vaticinar una victoria independentista. Victoria acentuada por ese grupo intermedio y escorado de comunes y Podemos, que empuja a una autodeterminación inmediata al lado de los hoy frustrados promotores de la independencia.

Ello no impide la urgencia de pensar el futuro, no mediante concesiones a la disgregación, sino como reforma de la Constitución hacia un pleno federalismo, sin olvidar las dosis de asimetría ya existentes, tratando de coser de una vez la financiación autonómica y con una puerta abierta a una autodeterminación ponderada. Se impone el pesimismo, pero no la inactividad ni las soluciones injustas, tipo pacto fiscal, recursos habituales en la política del PP, que ahora el PSOE bien puede refrendar.

Antonio Elorza es catedrático de Ciencia Política

Publicado en Actualidad, Artículos y opinión | Deja un comentario

Claridad

Hay que exigir más sinceridad en el lenguaje, porque nos ahogamos en mitad de frases hechas, datos falsos y argumentos irreflexivos

Manifestación contra la precariedad en mayo pasado en Madrid.rn
Manifestación contra la precariedad en mayo pasado en Madrid. EFE

Entre 1895 y 1922 existió en Kansas (Estados Unidos) una revista de inspiración socialista que se llamaba Appeal to Reason y que llegó a alcanzar, en 1912, la fabulosa cifra de 720.00 suscriptores. Se imprimía en la pequeña localidad de Girard, donde ahora las antiguas minas a cielo abierto están llenas de agua y aves zancudas, y donde, según escribe la periodista Sharon Carson, un 58% de sus habitantes vota a Donald Trump. Claro que en aquellos tiempos firmaban en Appeal to Rea­son escritores como Jack London o Upton Sinclair, que consiguió arrasar en ventas con un libro llamado The Jungle, sobre las condiciones de vida de los trabajadores de los mataderos. London y Sinclair compartían páginas con la extraordinaria Mother Jones(Mary Harris Jones), la inmigrante irlandesa que coordinó algunas de las huelgas más importantes de la época, “la mujer más peligrosa de América”, según la familia Rockefeller.

Appeal to Reason era y debería seguir siendo una cabecera periodística maravillosa. Lo que nos debe ayudar en tiempos de naufragio es, precisamente, el llamamiento a la razón, a los argumentos que pueden ser defendidos ante cualquier auditorio, como propone también Katharine Viner, la directora del diario británico The Guardian, que acaba de rebasar este mes, con 800.000 donantes, los de su antiguo competidor americano. Utilizar la razón exige ver lo que se tiene delante, explica Viner. Antes de mirar hacia puntos lejanos hay que mirar cerca, porque esta es una época llena de cosas muy importantes que están asombrosamente cerca y que parece que no tomamos en cuenta lo suficientemente.

Índice sobre la justicia social en Europa.ampliar foto
Índice sobre la justicia social en Europa. EFE

Apelar a la razón hoy día es, por ejemplo, explicar que según los cálcu­los del Instituto para Estudios Fiscales (IFE) de Reino Unido, el salario medio de ese país en 2022 será todavía menor que el que existía en 2008. Es una perspectiva pasmosa, que se aplica a muchos otros países del mismo entorno económico. “El peligro no es ya que pasemos una década sin que crezcan los ingresos medios de los trabajadores, es que pueden ser dos décadas”, explicaba el propio director de IFE. Si no se hace nada para evitarlo, remacha la Resolution Foundation, también británica, muchos países sufrirán la caída de estándares de vida más pronunciada desde hace 60 años. El aumento brutal de la desigualdad es un fenómeno que se produce en todo el mundo industrializado, como el de los trabajadores pobres, y está afectando a decenas de millones de personas. La justicia se aleja, la injusticia se instala. España figura en el puesto 24º de los 28 posibles en el Índice de Justicia Social hecho público esta semana. El repunte en el empleo no ha producido ninguna mejoría sensible en esa posición.

De todo esto es de lo que hay que hablar y todo eso pertenece al mundo de la razón, al igual que las propuestas que se nos presenten para mejorar, o quizás cambiar radicalmente, esa situación. En el Ayuntamiento, en la comunidad autónoma, en el Estado o en la Unión Europea, en todas partes hay que exigir mucha más claridad en el lenguaje. George Orwell decía que el gran enemigo del lenguaje claro es la falta de sinceridad. Nos ahogamos en mitad de frases hechas, obviedades, datos falsos, argumentos irreflexivos, porque estamos rodeados de una increíble falta de sinceridad. “Se puso sobre la mesa…”, “se dijo…”. ¿Quién dijo? ¿Cuándo? Ese era, por otra parte, el papel que Appeal to Rea­son reclamaba para sus periodistas: luchar para obtener el máximo de claridad en el lenguaje de los políticos. La historia demuestra que en épocas de crisis muchos buscan su hogar en lugares oscuros, donde no entran las precisiones ni las demostraciones. Hay que abrir esa puerta.

Publicado en Actualidad, Artículos y opinión | Deja un comentario