Opinión del editor dia 12/12/2018

El lunes 10 fue el día de los derechos humanos. El domingo día 9, murió en Moscú, a los 91 años de su edad, LUDMILA ALEXÉYEVA, defensora de esos derechos desde que a finales de los años cincuenta del pasado siglo al terminar la carrera de Derecho, comenzó a visitar a los presos del Gulag sovietico para tratar de defenderlos. “Un imperio no puede ser democrático. Para serlo, primero ha de dejar de ser imperio”. Lucho contra la organización imperial sovietica y participó en la fundación del Grupo Helsinki para vigilar el cumplimiento de los acuerdos de las Acta de Helsinki, sobre esos derechos. Hasta sus últimos días ha estado presente en las conversaciones y acciones para que Putin consintiera en abrìr espacios al ejercicio de aquellos derechos, sin esperar a que la oposición al mandatario ruso, conquistara el poder. “La vida es corta, no puedo esperar a que la oposición gane”.
Alberto Revuelta.
Publicado en Actualidad, Artículos y opinión | Deja un comentario

El Gobierno belga se tambalea por una disputa sobre inmigración

Publicado originalmente en El Pais

Los nacionalistas flamencos se niegan a firmar el pacto migratorio de Naciones Unidas

El conflicto en torno a la firma del pacto migratorio auspiciado por Naciones Unidas amenaza con hacer saltar por los aires la coalición de cuatro partidos que gobierna Bélgica. La derecha nacionalista flamenca de la N-VA, la formación más votada del país, se niega en redondo a rubricar el acuerdo a pesar de su carácter no vinculante. Enfrente, los liberales francófonos del primer ministro, Charles Michel, han dejado claro que Bélgica estampará su firma en el mismo tal y como se comprometió a hacer.

Tras una negociación infructuosa para convencer a sus socios de Gobierno, el mandatario belga ha optado por seguir adelante sin su consentimiento. Y para dotar de legitimidad a la decisión, ha llevado el asunto al Parlamento belga, que este miércoles aprobó en comisión la adhesión al pacto con el apoyo de varios partidos de la oposición, y hoy se espera que haga lo mismo el pleno de la Cámara. Michel insiste en que el aval de los diputados es suficiente para que su país adopte formalmente el texto en Marrakech los próximos lunes y martes. La N-VA no opina lo mismo, y amenaza con dejar caer el frágil cuatripartito que dirige el país si el Gobierno se suma al pacto sin su autorización.

La vulnerabilidad es patente. Michel, del Movimiento Reformador, manda con solo el 9,6% de los sufragios, la tercera fuerza del país, frente al 20,3% de la N-VA. Los separatistas flamencos se han alineado en su negativa con otros países de la UE como Hungría, Austria, Polonia, República Checa, Eslovaquia y Bulgaria, que tampoco piensan validarlo. Fuera del mapa comunitario, Estados Unidos, Israel y Australia también se han desmarcado del mismo.

La búsqueda de alternativas continúa. Los liberales ofrecieron a sus socios flamencos añadir una declaración interpretativa para aclarar algunos de sus aspectos, como han hecho Holanda y Dinamarca, pero el partido flamenco no ha cambiado un ápice su posición. El acuerdo de Naciones Unidas fija 23 objetivos para una migración segura, ordenada y regulada. Entre ellos la lucha contra las mafias que trafican con seres humanos, la defensa de los derechos de los trabajadores inmigrantes o un cambio de narrativa sobre la migración hacia un enfoque más positivo.

Sus defensores lo presentan como un hito del multilateralismo. Pero la percepción de la N-VA, como la del canciller austriaco Sebastian Kurz, o su homólogo húngaro Viktor Orbán, está muy alejada de esa definición. Ven el pacto como una intromisión de la ONU en la soberanía de los Estados en materia migratoria. Y su contenido choca con sus restrictivas políticas domésticas.

En pleno debate político sobre la cuestión, la irrupción de una campaña xenófoba lanzada por la N-VA ha tensado aún más la cuerda. “Pacto de Naciones Unidas sobre migración = acceso a derechos sociales para los inmigrantes clandestinos”, se podía leer sobre un cartel con cuatro mujeres portando velo. Sus líderes recularon pocas horas después y retiraron la propaganda ante la tormenta de críticas que recibió.

La campaña es el último síntoma de la radicalización de los nacionalistas flamencos a menos de seis meses de las elecciones belgas. Los exabruptos de Theo Francken, el controvertido titular de Inmigración que ofreció asilo al expresidente catalán Carles Puigdemont antes de su llegada, han sido objeto de críticas durante toda la legislatura. El último fue hace dos semanas, cuando admitió que su política migratoria se inspira en el Vlaams Belang, un grupúsculo de extrema derecha abiertamente racista con una presencia residual en las instituciones belgas.

Publicado en Actualidad, Artículos y opinión | Deja un comentario

La opinión del editor

¿Cómo concilian las Cortes Generales, el gobierno y los jueces y tribunales españoles la presunción de inocencia, derecho fundamental, con mantener en prisión quince meses a ciudadanos que ni han sido oídos en juicio, ni han sido juzgados y no han sido condenados?. ¿Cómo puede el Tribunal Constitucional no resolver recursos de amparo en causa con preso, en prision provisional?. Cuando se vayan a resolver tales recursos de amparo, algunos de ellos presentados hace más de un año, esos ciudadanos habrán sufrido las consecuencias de una infracción añadida contra la celeridad en resolver que obliga a las Administraciones públicas. Y la Administración de Justicia, lo es. La Constitución le obliga especialmente. Hoy es el día de los Derecho Humanos.
Alberto Revuelta
Publicado en Actualidad | Deja un comentario

Ni Kant se salva de la furia nacionalista rusa

Publicado originalmente en El Pais

Una campaña que vilipendió la figura del filósofo logra evitar que el aeropuerto de Kaliningrado se rebautice con su nombre

Como en un espejo deformado, las tensiones entre Moscú y Occidente se reflejan en el enclave ruso de Kaliningrado y han contaminado la idea de bautizar el aeropuerto de aquella región (en el pasado Prusia Oriental) con el nombre del filósofo Immanuel Kant (1724-1804), su hijo más ilustre.

Kant, que abrió una nueva época en la historia de la filosofía, pasó toda su vida estudiando, escribiendo e impartiendo clases en Königsberg (la capital de Prusia Oriental, hoy la ciudad de Kaliningrado). La región fue conquistada por las tropas soviéticas en su avance contra los invasores nazis durante la Segunda Guerra Mundial y rebautizada también como Kaliningrado en 1946. Las autoridades de la Unión Soviética expulsaron a la población alemana y la sustituyeron por contingentes de ciudadanos soviéticos, procedentes sobre todo de las regiones más devastadas por la contienda, como Bielorrusia, Ucrania y Rusia. En el enclave, en estado bastante ruinoso, se encuentran aún ciudades históricas alemanas de aspecto fantasmal, que fueron bautizadas con nombres soviéticos

Durante el enfrentamiento entre Prusia y Rusia en el marco de la denominada Guerra de los Siete Años (1756-1763), Kant fue súbdito del Imperio Ruso. En Kaliningrado, junto a la catedral reconstruida, donde se ofician ceremonias ortodoxas y protestantes, está la tumba del filósofo, al cual están dedicadas también una estatua y una placa, así como la Universidad local, que lleva su nombre. Kant suele ser motivo de orgullo para los kaliningradenses, que gustan de referirse a él familiarmente rusificando su nombre con el patronímico, Immanuel Ivánovich Kant.

Kaliningrado es la sede de la flota del Báltico rusa y, por su historia y emplazamiento, enquistada entre Lituania y Polonia, provoca sentimientos ambiguos en los políticos y funcionarios enviados desde Moscú para administrar la región. Cuando las relaciones con los vecinos fueron buenas, Kaliningrado se presentaba como lugar de convergencia y encuentro. Ahora, en estos tiempos de tensiones, el enclave se ha transformado en un foco de suspicacias en un nuevo frente de Guerra Fría entre Rusia y la Alianza Atlántica, que se rearman precisamente en estas lindes. La propuesta de bautizar el aeropuerto con el nombre de Kant se ha producido en este último contexto.

En el marco de un programa para humanizar 45 aeropuertos rusos con nombres de personajes famosos, el de Kant iba en cabeza para Kaliningrado. Mientras se producían las votaciones del sondeo online, su estatua, su tumba y su placa conmemorativa fueron atacadas por vándalos que las pintarrajearon, y además en Kaliningrado se repartieron octavillas en las que el filósofo era calificado de “enemigo” y “traidor” a la patria rusa. Al final, Kant fue desbancado por la emperatriz rusa Elizabeta Petrovna (Isabel I de Rusia) y tuvo que compartir el segundo lugar con el almirante soviético Alexandr Vasilevski, que dirigió el asalto a Königsberg en 1945. Fue en época de Elizabeta cuando Königsberg se integró a Rusia y fue después devuelta a Prusia en 1762.

Kant es una persona que traicionó a su patria, que se humilló y se arrastró de rodillas para que le dieran una cátedra en la universidad donde daba clases, escribió unos libros incomprensibles que nadie de los que están aquí ha leído ni leerá nunca”, vociferó el oficial. El vicealmirante pidió a los marinos y sus parientes que apostaran por el mariscal Vasilevski, alegando que un lugar donde “se vertió la sangre de soldados y oficiales soviéticos no puede llevar el nombre de un extranjero”.

La oposición a Kant, por motivos supuestamente “patrióticos” rusos, es un reflejo de las trasposiciones del pasado al presente. Según el diputado de Duma Estatal, Marat Baríev, representante de Tatarstán, no se puede afirmar que Kant sea un compatriota y bautizar el aeropuerto con su nombre resulta una ofensa para los veteranos de la Gran Guerra Patria (la librada por URSS contra los invasores nazis a partir de 1941). En los últimos años los funcionarios y políticos enviados desde Moscú a Kaliningrado se han mostrado reticentes ante la “germanización” de los habitantes locales, un término con el que caracterizan a los rusos que, aún sintiéndose ciudadanos de este país, asimilan las características de este entorno europeo y se impregnan de su historia.

Publicado en Actualidad, Artículos y opinión | Deja un comentario

Una operación internacional contra la ’Ndrangheta deja 90 detenidos

Publicado originalmente en El Pais

Policías y fiscales de Holanda, Italia, Alemania y Bélgica han requisado a la mafia calabresa 2 millones de euros, 140 kilos de pastillas de éxtasis y 4.000 kilos de cocaína

Una operación conjunta llevada a cabo por policías y fiscales de Holanda, Italia, Alemania y Bélgica contra la ‘Ndrangheta, la mafia calabresa, y sus bandas instaladas en estos países, se ha saldado con el arresto de 90 personas acusadas de tráfico de drogas y lavado de dinero. Durante los registros, han sido requisados 2 millones de euros, 140 kilos de pastillas de éxtasis y cerca de 4.000 kilos de cocaína. Es la primera vez que los equipos policiales y judiciales involucrados han seguido en tiempo real los pasos de los delincuentes. Apoyada por Eurojust, que coordina la cooperación judicial europea, y Europol (Oficina Europea de Policía) la acción ha mostrado los beneficios del trabajo en equipo en la lucha contra el crimen organizado

Las detenciones derivadas de la operación Pollino seguían produciéndose mientras los fiscales antimafia de los cuatro países daban explicaciones en la sede de Eurojust, en La Haya. Las investigaciones comenzaron en 2014, cuando el Servicio de Información e Investigación Fiscal holandés sospechó que dos restaurantes italianos abiertos en el este de los Países Bajos blanqueaban dinero. Dado que en ambos locales se reunían supuestos mafiosos que hacían negocios ilegales en Alemania y la propia Calabria, las pesquisas se ampliaron. “Esta mafia controla gran parte del tráfico europeo de cocaína y es muy violenta. Dispone a su vez de numerosos restaurantes, heladerías y hoteles a través de los cuales lava capital. Suelen explotar estos locales durante tiempo, como tapadera”, ha dicho el fiscal jefe holandés, Fred Westerbeke,

“La ‘Ndrangheta es una organización silenciosa que está activa en Europa, Estados Unidos y Canadá, y en los países productores de cocaína en América Latina. Han recibido apoyos en Turquía, y cambian las rutas de importación y distribución cuando la persiguen. Pero lo más importante es que se vale de profesionales en apariencia honestos, ya sean abogados o contables, para contaminar las economías nacionales con su blanqueo de dinero. Los mafiosos no entran por su cuenta en los mercados”, ha dicho Federico Cafiero de Raho, magistrado italiano, y fiscal nacional antimafia y antiterrorismo.

Originario de Nápoles, el jurista ha descrito la forma de actuar de los grupos mafiosos calabreses. “Hay cientos de cosche (bandas, en italiano) con ramificaciones internacionales. Hemos investigado también en Brasil y Surinam, y la DEA (la agencia del Departamento de Justicia de Estados Unidos que lucha contra la droga) ha sido de gran ayuda en esta operación. La ‘Ndrangheta es rica y poderosa, pero no paga por adelantado. Cuando llega la cocaína, sobre todo al puerto belga de Amberes y al holandés de Róterdam, la recoge y distribuye, y entonces abona los servicios. Hay gente metida de forma permanente en estos puertos, que saca el cargamento de los contenedores para los mafiosos. No hemos acabado con la mafia, pero si no colaboramos todos, policías y fiscales, seguirán con sus actividades. Por eso ha sido tan importante la operación Pollino: ha demostrado que se puede trabajar en equipos internacionales para luchar contra criminales que también lo son”, ha señalado. El fiscal era el único de sus colegas con escolta permanente en la sala de Eurojust, y ha revelado un dato singular. Ha dicho que a pesar de la rivalidad entre sus grupos, la mafia calabresa “es capaz de dejar las inversiones de su dinero delictivo en manos de uno solo de sus miembros; si es buen inversor, lo hace”.

Publicado en Actualidad, Artículos y opinión | Deja un comentario

Una nueva protesta de los ‘chalecos amarillos’ degenera en caos en París

Publicado originalmente en El Pais

Las fuerzas de seguridad detienen a más de 400 personas y dispersan a centenares de manifestantes en el Arco del Triunfo. Hay más de 130 heridos

Coches incendiados, un monumento nacional asaltado, enfrentamientos en varios puntos neurálgicos de París, un presidente desbordado y a 11.000 kilómetros de distancia, y una oposición comprometida por su apoyo a un movimiento de objetivos inciertos. Francia, país donde la tentación revolucionaria nunca está lejos y forma parte de la identidad como la bandera y el himno, flirtea con la crisis política. Los llamados chalecos amarillosdesafiaron de nuevo ayer al Gobierno francés con una manifestación que terminó con desórdenes públicos graves, decenas de heridos y detenidos y una sensación de descontrol poco habitual en la capital francesa. El Ejecutivo se plantea declarar el estado de emergencia en el país en caso de que se repitan los incidentes, según ha declarado Benjamin Griveaux, portavoz del Gobierno a Reuters.

Emmanuel Macron, que se encontraba en Argentina en la cumbre del G20, afronta el momento más complicado de su mandato desde que ganó las elecciones en 2017. El presidente francés sigue sin encontrar la fórmula para desactivar una revuelta cuyo grito más extendido va contra él: “Macron, dimisión”. No sirvió de nada su discurso el martes con propuestas vagas para abordar la subida del precio del carburante. Aunque las protestas de los chalecos amarillos —la prenda fluorescente que debe estar en todos los vehículos— están lejos de ser masivas, dos de cada tres franceses las apoyan.

El movimiento empezó a gestarse en octubre, por medio de las redes sociales, como una queja por el precio del diésel, cuyas tasas no han dejado de aumentar hasta equiparse casi a la gasolina. No es una cuestión técnica. Para millones de franceses que viven en ciudades pequeñas y medianas, el coche es una herramienta de trabajo. Cada aumento —habrá otro en enero— supone una carga onerosa para automovilistas a los que les cuesta llegar a fin de mes. La finalidad medioambiental de las tasas —se trata de disuadir del uso de energía contaminante— no les convence. La ven como un agravio, una muestra más de la desconexión de la Francia de las ciudades globalizadas, la Francia donde el medio de transporte es el metro, la bicicleta (o hasta el patinete). En definitiva: la Francia de Macron.

Pero el movimiento ahora plantea un abanico de reivindicaciones variopintas, que van desde la bajada de todas las tasas hasta la dimisión del presidente. Desde hace dos semanas, lo chalecos amarillos no han dejado de bloquear, con distinta intensidad, rotondas y accesos viarios en todo el país. Por tercer sábado consecutivo, ayer también se manifestaron en París y otras ciudades. Y, por segundo sábado consecutivo, la violencia empañó las convocatorias.

Las autoridades habían decidido que, al contrario que el 24 de noviembre, restringirían el acceso a los Campos Elíseos, escenario de enfrentamientos la semana pasada. Para entrar en la avenida había que superar controles policiales. El resultado es que quedó casi vacía. Todo se concentró en las calles y avenidas de los alrededores y en la plaza Charles de Gaulle, donde se ubica el Arco del Triunfo, símbolo nacional de la República francesa. La batalla, con intensidad variable, se prolongó toda la jornada, desde las ocho de la mañana hasta el anochecer.

A mediodía la avenida Hoche, que desde el Arco del Triunfo conduce al señorial Parque Monceau, y las callejuelas que bordean los Campos Elíseos olían a gases lacrimógenos. Evacuados de la plaza de Charles de Gaulle a media mañana, los manifestantes regresaron por la tarde al mismo lugar. Llevaban máscaras y, la mayoría, chalecos amarillos. Por los suelos se veían los restos de los cartuchos de los gases. Alguien había escrito grafitis en el monumento: “Macron, dimisión” o “Por menos que esto hemos cortado cabezas”, se leía. “La voluntad declarada y asumida de atacar a nuestras fuerzas del orden, a los símbolos de nuestros países, son un insulto a la República”, dijo el ministro del Interior, Christophe Castaner. La tumba del soldado desconocido, bajo el arco, fue la única parte protegida.

Al caer la noche, varios vehículos ardieron en la avenida Kléber, que conduce a Charles de Gaulle, también conocida como place de l’Étoile. Hubo incendios en edificios y comercios vandalizados. No era el único punto de tensión, lo que agravó la impresión de caos. Un periodista de la cadena BFMTV vio a violentos armados con hachas. La policía habla también de martillos. Las televisiones proyectaban la imagen de una ciudad en guerra. La policía informó de que 412 personas fueron detenidas, de las que 378 permanecen bajo custodia policial. Hubo al menos 133 heridos, 23 de ellos agentes del orden.

Verdaderos responsables

El mensaje de Macron, hasta ahora, ha sido doble. Por un lado, dice comprender el malestar de los chalecos amarillos por la erosión del poder adquisitivo y las desigualdades sociales y territoriales. Del otro, se reafirma en sus reformas y se niega a ceder. El Gobierno cruza los dedos para que el movimiento se agote o que al menos la violencia acabe desacreditándolo. Los grafitis en el mismo Arco del Triunfo pueden entenderse como una forma de profanación de un símbolo republicano.

Toda la cuestión consiste en saber hasta qué punto son responsables los chalecos amarillos de los disturbios. La inmensa mayoría asistía a ellos entre atónita y asustada. Algunos de los chalecos amarillos y políticos que simpatizan con ellos denuncian a los violentos como grupos externos. Culpan al Gobierno de poner el foco en los violentos para demonizarlos a todos en su conjunto. El problema es que, al ser un movimiento tan heterogéneo y sin la organización propia de un sindicato o un partido, cualquier violento puede reclamar que forma parte de él. Para ser chaleco amarillo solo hace falta ponerse uno.

LA OPOSICIÓN SIMPATIZA CON LA REVUELTA

Políticos de todo color —excepto del partido de Macron— intentan cortejar a los chalecos amarillos. Destacan Marine Le Pen, presidenta del Reagrupamiento Nacional (heredero de la extrema derecha del Frente Nacional) y Jean-Luc Mélenchon, líder de la Francia Insumisa, el partido de la izquierda populista. Otro es Nicolas Dupont Aignan, líder de la derecha dura que en las últimas presidenciales se alió con Le Pen. Pero también el socialista François Hollande ha conversado con los activistas y ha expresado su simpatía.

Lo novedoso de este movimiento es su carácter espontáneo, sin programa, ni líder, ni dirección. Otra novedad son los mensajes antisistema, un “que se vayan todos” que apunta principalmente a Macron. En el pasado, las protestas sindicales, por muy duras que hayan sido en el pasado, nunca cuestionaron el sistema, al que los sindicatos pertenecen. Ahora sí, y algunos políticos del sistema se suben al carro. “Ante este engranaje de bloqueos y violencias, la única vía de salida es devolver la palabra a los franceses organizando un referéndum”, escribió en Twitter Laurent Waquiez, líder de Los Republicanos.

Al Gobierno francés también le gustaría hablar con los chalecos amarillos, pero le está resultando difícil. El viernes, el primer ministro, Édouard Philippe, invitó a una delegación a la sede gubernamental. Solo acudieron dos y uno de ellos se fue porque Philippe se negó a retransmitir la reunión en las redes sociales.

Publicado en Actualidad, Artículos y opinión | Deja un comentario

Opinión del editor

Don Demetrio Fernández, obispo de Córdoba, ha celebrado en público el resultado electoral en Andalucía que permite que pueda gobernar la derecha se supone que con la aquiescencia variada de VOX. Se ha alegrado entre otras cosas, según leo en prensa, por poder teniendo y considerando la mezquita como propiedad de la entidad a la representa.

1/ Su Ilustrísima, el señor obispo de Córdoba no ha leído a san Juan de la Cruz. “Hable poco, y en cosas que no es preguntado no se meta”.

2/ Ha olvidado, su excelencia reverendísima, que su Señor, es decir Jesús el Galileo al parecer, no tuvo donde reclinar la cabeza. Haría bien el antistite cordobés en no reivindicar la propiedad de la Mezquita-Catedral. Y recordaría que las zorras si tienen madrigueras.

3/ El prelado de Cordoba la llana no ha estudiado, ni leído, historia de España. Sabría de lo contrario que en el solar que dice suyo, de la mitra, hubo cultos de divinidades de todas las civilizaciones anteriores a los visigodos. Se dice que ellos construyeron un templo cristiano aprovechando un templo romano anterior. Tras pagar parte del solar (por los conquistadores árabes, ojo) se construyó la primitiva mezquita. Y durante un tiempo la utilzaban cristianos y musulmanes. Con el crecimiento poblacional la compro Abderraman I (musulman, otro ojo) que construyó la gran mezquita que conocemos tras sucesivas ampliaciones. En 1146 el rey Alfonso VII conquista con su ejército la ciudad. El 29 de junio de 1236 en el lucernario de Alhaken II se consagra la capilla mayor y se celebra la misa de la Dedicacion de la catedral.

4/ El derecho de conquista es un robo como tantos otros en la vida del planeta Tierra. Pero como el reverendísimo prelado sabe bien, robar está muy feo. Además peca contra el séptimo mandamiento de la Ley De Dios. Puede su excelencia comprar la mezquita catedral con el dinero de la congrua, de la mesa episcopal, o de las propiedades de la mitra diocesana. ¿A quién?. Al pueblo español, artículo 2 de la Constitución. Ese es el dueño.

5/ Don Manuel Giménez Fernandez, catedrático de la universidad de Sevilla, de misa y comunión diarias, decía que no le gustaban ni se fiaba de los obispos españoles porque “no creen en Dios y no han aprobado el bachillerato”. Este prelado debe ser de ellos.

Alberto Revuelta

Publicado en Actualidad, Artículos y opinión | Deja un comentario

El Parlamento arrebata a May el control sobre el futuro del Brexit

Publicado originalmente en El Pais

El Legislativo podrá presentar alternativas al acuerdo de salida de la UE si el actual texto pactado con Bruselas es rechazado en la votación del martes

Theresa May se ha quedado sin estrategia y corre el riesgo de perder la poca autoridad que le queda para comandar el proceso del Brexit. El Parlamento respaldó a última hora del lunes una moción del conservador proeuropeo Dominic Grieve que otorga poder al Legislativo para presentar alternativas al acuerdo de salida de la UE si el actual texto pactado con Bruselas es rechazado en la votación del martes. La dramática disyuntiva que repetía estos días la primera ministra —o su plan o un Brexit sin acuerdo— queda desmontada con la moción, que añade aún más incertidumbre al debate político.

May ha encajado dos duros golpes en las últimas horas. El Parlamento ha declarado en desacato a su Gobiernoy le ha obligado a publicar los documentos legales del Brexit. Y en un movimiento menos efectista, pero de mucho mayor calado, le ha impuesto la obligación de entregar las riendas del proceso al Legislativo si el acuerdo alcanzado con la UE no tiene el respaldo mayoritario de la Cámara de los Comunes en la votación del martes.

Con el primer golpe, que salió adelante con el apoyo de los unionistas norirlandeses y al menos ocho conservadores rebeldes —en estas votaciones solo trasciende el sentido del voto si el diputado lo difunde—, se ha consolidado la idea de que la primera ministra oculta la verdad cuando asegura que Reino Unido no se ha vinculado de modo casi permanente a la Unión Aduanera. “El protocolo permanecerá en vigor por tiempo indefinido hasta que no sea sustituido por otro acuerdo”, dice el informe del fiscal general que el Gobierno se vio obligado a publicar este miércoles.

Desde que volvió de Bruselas con su acuerdo, la primera ministra ha estado engañando a la Cámara de forma involuntaria o no”, ha llegado a acusar este miércoles a May el diputado Ian Blackford, del Partido Nacionalista Escocés (SNP). “Ha llegado la hora de que asuma la responsabilidad por haber ocultado los hechos”, agregó. Ese era el tono de un debate que cada minuto que pasa se vuelve más agrio para la dirigente conservadora.

Con el segundo golpe se desmonta, al menos en teoría, la advertencia de May de que no hay otro acuerdo posible que el actual y que rechazarlo supondrá abandonar la UE a las bravas, con el riesgo económico que ello supone. La moción impulsada por el conservador Grieve, ex fiscal general de Reino Unido y furibundo defensor de la permanencia en la UE, abre una caja de Pandora que nadie sabe lo que puede deparar. Y no solo contó con el respaldo de la oposición, sino que más de 20 diputados tories le dieron su apoyo.

El reglamento del Parlamento obliga al Gobierno, si el acuerdo del Brexit es rechazado, a presentar en un plazo de 21 días una declaración formal para explicar cuál es el plan b. La amenaza de May para torcer la voluntad de los euroescépticos ha consistido todo este tiempo en sugerir la idea de que la única alternativa posible a una derrota de su plan sería dejar correr el tiempo y que Reino Unido abandonara la UE a las bravas llegada la fecha fatídica del 29 de marzo.

Gracias a la moción, el Parlamento podrá meter mano en esa respuesta a través de enmiendas al texto. Ello abre la posibilidad de un abanico de opciones tanto en un sentido como en otro. Podría aprobarse que el Gobierno renegociara con Bruselas un nuevo acuerdo a la noruega, que mantuviera a Reino Unido dentro del Mercado Interior y de la Unión Aduanera. O podría forzarse al Ejecutivo a convocar un nuevo referéndum y dejar que la ciudadanía tuviera la última palabra. Y, aunque legalmente el Ejecutivo de May podría saltarse a la torera estas posibles enmiendas, existe un consenso general, mucho más reforzado tras demostrar el Parlamento hasta dónde está dispuesto a llegar si se desobedecen sus órdenes, en que se podría torcer políticamente el brazo a May.

Y, sin embargo, en el enrevesado drama político que ya nadie se atreve a pronosticar cómo terminará, algunos incluso sugerían que May puede acabar sacando ventaja de este último golpe a su autoridad. Sus aliados aseguran ahora que la moción de Grieve puede acabar produciendo el peor resultado posible para los euroescépticos: que, bien a través de un referéndum bien por cualquier otro tipo de maniobra, no haya finalmente ningún tipo de Brexit.

Segundo referéndum

ELJARRO DE AGUA FRÍA ENVIADO DESDE IRLANDA

El primer ministro de Irlanda, Leo Varadkar, se encargó este miércoles de enfriar drásticamente las expectativas de los diputados británicos que confían en modificar el acuerdo de retirada de la UE después de su posible derrota en el Parlamento de Reino Unido, el próximo martes. “La idea de que, de alguna manera, si es rechazado nos veremos obligados a revisarlo con el Parlamento resulta bastante inviable”, dijo el líder democristiano en la asamblea legislativa de Dublín. Varadkar recordó una obviedad, destinada sobre todo a los euroescépticos conservadores de Westminster: el pacto entre Londres y Bruselas consta de “más de 500 páginas”, se negoció durante 28 agónicos meses y obtuvo el respaldo de “28 Gobiernos”, señaló.
A diferencia de lo ocurrido en Reino Unido, el Gobierno de Dublín no tiene ninguna intención de publicar todos los informes de asesoramiento legales manejados por su Gobierno, porque entiende que se trata de información “privilegiada”, según aseguró su primer ministro. Es el mismo argumento que defendió, sin éxito, el Ejecutivo de Theresa May hasta que se vio obligado a ceder.

El secretario de Estado para el Comercio Internacional, Liam Fox, uno de los pocos fieles a May, lanzaba la advertencia. “Creo que existe un serio riesgo de que la Cámara de los Comunes, que tiene una clara mayoría natural de diputados partidarios de la permanencia de Reino Unido en la UE, intente robar el Brexit a la ciudadanía británica, lo que constituiría toda una afrenta democrática”, advirtió Fox. No parece, en cualquier caso, que esa táctica esté tomando vuelo, vistas las declaraciones de los euroescépticos más furibundos, que restaron hierro a la amenaza.

May ha decidido reunirse con prácticamente todos los diputados rebeldes en las próximas horas en un último esfuerzo por salvar su plan. El diario The Times señalaba este miércoles que la primera ministra aún guarda alguna concesión bajo su manga, como permitir dar voz al Parlamento si el Gobierno aplicara en un futuro la salvaguarda irlandesa acordada con la UE.

En un golpe de efecto de nula repercusión legal, pero profundo calado político, el Parlamento escocés votaba este miércoles en contra del acuerdo de retirada y la declaración política pactadas con Bruselas. Cuatro de las cinco formaciones que integran la Asamblea regional, encabezadas por los nacionalistas del SNP y por los laboristas escoceses, transmitían a Westminster su rechazo a la decisión más trascendente adoptada por un Gobierno británico en las últimas décadas.

Publicado en Actualidad, Artículos y opinión | Deja un comentario

Opinión del editor

En un régimen en el que existen elecciones libres, lo resultados de los comicios una vez proclamados por la Junta electoral han de ser respetados.
Las amenazas y violencias callejeras son una muestra de la intolerancia política y, lo que es muchísimo más grave, de irracionalidad de quienes en lugar de haber votado, se guardaron de hacerlo cuando pudieron.
Excusar a estás personas calificándolos de antisistema no deja de ser una estúpida manera de justificar el ataque a la libertad de las demás que han hablado en las urnas cuyo resultado es el que va a condicionar nuestra vida pública los próximo cuatro años.
Alberto Revuelta
Publicado en Actualidad | Deja un comentario

Lo urgente y lo importante

Publicado originalmente en El Pais

Luchar contra las desigualdades no implica cuestionar el sistema ni querer un mundo de pobres pero iguales

 

Dwight Ike Eisenhower es el tipo de presidente que uno añora en estos tiempos. Le gustaba jugar al golf y a las cartas, no leía mucho más que novelitas de Zane Grey y minimizaba sus éxitos y sus fracasos: según él, el mayor desastre de su vida fue que lo rechazaran en el equipo de béisbol de West Point, y su acto más heroico fue dejar de fumar. Tenía sentido del humor. Y dos virtudes extraordinarias: podía resolver problemas caóticamente gigantescos (el desembarco en Normandía, por ejemplo) y percibía las corrientes profundas de la historia. Era un conservador sin prejuicios ideológicos.

Sus métodos de organización y planificación han sido estudiados durante décadas en las escuelas de negocios. Él los resumía con una broma: “Lo urgente nunca es importante, y lo importante nunca es urgente”. Sabía perfectamente, sin embargo, que a veces lo importante es muy urgente y lo urgente es muy importante. Dejó la Casa Blanca en manos de John Kennedy con el discurso de despedida más trascendente desde el pronunciado por George Washington: advirtió de que el “complejo militar industrial” había adquirido un poder muy peligroso.

Vivió en un mundo distinto al de hoy. Durante su mandato, los estadounidenses que ganaban más de 200.000 dólares anuales pagaban un impuesto sobre la renta del 92%. Cuesta imaginarlo. También cuesta imaginar que un hombre con tan buen criterio eligiera como vicepresidente a Richard Nixon. Cosas de la condición humana.

Sería formidable poder preguntarle a uno de los mejores planificadores del siglo XX qué es hoy urgente y qué es importante. La pregunta no es posible. Recurramos a una de sus definiciones de Perogrullo: “Lo urgente es lo que no puede esperar”. Indudablemente, el cambio climático es una bomba de relojería. Incluso sin discutir el grado de responsabilidad humana (las evidencias indican que es alto) en el fenómeno, hay que prepararse para sus consecuencias. El liderazgo político en auge, los Trump y compañía aupados por el malestar social, considera sin embargo que lo del clima es una patraña.

Los objetivos presidenciales de Eisenhower se resumían en cuatro puntos: sanear el presupuesto, acabar con la guerra de Corea, contener la expansión del comunismo por la vía de la disuasión nuclear y mejorar las condiciones sociales de los estadounidenses. No le parecía posible poner en práctica sus planes con un Partido Republicano atrincherado en posiciones ultraconservadoras y aislacionistas. Antes de asumir la presidencia planteó al partido un ultimátum: o cambiaba, o él se iba. Y ganó.

Quizá hoy sería consciente de que no se pueden afrontar cuestiones como el cambio climático sin resolver antes esa crisis que está ahí, crispando la vida planetaria y envenenando sus mecanismos políticos, ante la aparente impotencia de todos: la creciente desigualdad de rentas. Ya saben, lo del 1% que posee más del 50% de la riqueza y las diferencias que se ahondan en todos los países, ricos y pobres. Luchar contra eso no implica cuestionar el sistema ni querer un mundo de pobres pero iguales (los argumentos del neoliberalismo), sino engranar a miles de millones y frenar una alienación que cada vez se parece más a la que caracterizó los momentos más negros del siglo XX.
Recuerden: con el conservador Ike Eisenhower, en el bastión del capitalismo se pagaba un IRPF del 92%. Y nunca Estados Unidos fue más fuerte.

Publicado en Actualidad, Artículos y opinión | Deja un comentario