LA MENTIRA DEL DÍA DE HOY 02/12/2020

En febrero de este año un caballero de nombre Philip Alston que es el relator especial de la ONU para la pobreza, advertía y denunciaba en España que el 26% de sus ciudadanos ya estaban rezagados y su vida normal era alarmante, como consecuencia de la pobreza que sufría. Se anunció a bombo y platillo que el ingreso vital mínimo estará garantizado a las 850.000 unidades de convivencia que padecían las situaciones de carencias extremas. A estas alturas del fin del año hay cientos de miles de esas personas que no reciben ni van a recibir ayudas. La Administración del Estado con millones de funcionarios bien provistos de sueldos con protecciones varias, demuestra el valor de la burocracia y avala la falacia de los responsables políticos que mienten con descaro. La mentira de hoy bien servida está a los pobres que necesitan ayuda. Alberto Revuelta

Publicado en Actualidad | Comentarios desactivados en LA MENTIRA DEL DÍA DE HOY 02/12/2020

PROFETAS DE DESASTRES

Hoy en algún medio nacional virtual y con ínfulas de centrado se publica una información anunciadora de que el sol se apagará antes de lo previsto. Como no hay suficiente con huracanes, pandemia y otros desastres, una vuelta de tornillo. El sol, como ENDESA,  tiene contractual término y hay quien lo tiene calculado.

 

Publicado en Actualidad | Comentarios desactivados en PROFETAS DE DESASTRES

PANFLETO PARA LA DESCIVILIZACIÓN

Gustavo Duch, revista CTXT, 27 noviembre 2020

Primero, no añoremos el futuro. Con honestidad reconozcamos que la civilización occidental capitalista se encuentra como esos pueblos acorralados por excavadoras que saben que todo el tiempo que les queda son 10 ó 15 años a lo sumo, lo que tarde el progreso económico en construir la presa que los inundará. Es una evidencia, para la gran mayoría de los seres humanos, que esta civilización acabará antes que sus propias vidas. La crisis ecológica, energética y alimentaria a escala global es, científicamente, inevitable. Si hoy mismo se archiva el capitalismo y frenamos en seco nuestros modos de producción y consumo explotador –quimera donde las haya– la simple inercia después del frenazo es más que suficiente, por ejemplo, para superar las cifras irreversibles en cuanto a crisis climática. El edificio de la modernidad, progreso y la globalización no es indestructible, hace ya décadas que los sismógrafos registraron el inicio de un terremoto global que se expande imparable –como le escuché decir a Carlota Subirós– a cámara lenta.

Segundo, el error de nuestra civilización no ha sido [solo] creer que acumular capital podría resolver algo tan complejo como la vida, ni [tan solo] creer que todo lo podemos controlar y dominar. Han sido las ansias por correr hacia el futuro las que nos han hecho quedarnos sin él. De hecho, ¿cuándo apareció la idea lineal de presente, pasado y futuro? Con este relato lineal, además de despreciar el pasado e ignorar el presente, se ha impuesto que ‘cambiar’ y ‘avanzar’ equivale siempre a mejorar. Un relato que nunca debería haber progresado más aún cuando se avanza en la dirección equivocada. La estabilidad de la vida, cuyas normas básicas nunca cambian, es como una espiral continua donde lo esencial es permanente.

Tercero, el capitalismo no nos salvará pero la soberbia tecno-científica vestida de verde tampoco. El desarrollo sostenible o el consumo ético son nuevos mitos que en la encrucijada actual toman el mismo callejón sin salida. Más aún, el actual esfuerzo por transitar urgentemente hacia modelos de energía renovable, con la invasión de parques eólicos o solares y coches eléctricos, es contraproducente. Genera falsas expectativas y acomodo, cuando es bien sabido que no puede, de ninguna manera, reemplazar el actual uso del petróleo. Lo mismo podemos decir en cuanto a la nueva revolución de la llamada Agtech o agricultura climáticamente inteligente. Las dos transiciones, energía renovable y agricultura inteligente, son las últimas nuevas cuchilladas sobre el Planeta, dada su alta demanda de materiales y energía para su despliegue y mantenimiento. Puede resultar paradójico pero el último árbol del planeta lo talará un proyecto de energía sostenible.

Cuarto, lo preocupante de soñar un futuro tecnológico maravilloso no es [solo] su imposibilidad. En la búsqueda de este sueño, hemos tomado un camino que, conectados a máquinas, a realidades virtuales y a mundos digitalizados, nos lleva también a la extinción de la Humanidad, de los organismos animales humanos, del humanismo. Por las redes corre la publicidad de un banco que dice que trabaja bajo un nuevo concepto, “el Humanismo Digital”, corroborando con este oxímoron donde los haya, el delirio al que me refiero.

Quinto, no dudo de la importancia de luchar contra la ceguera y la conformidad que se nos quiere imponer. Ni del entusiasmo y energía que el activismo genera. Pero, si la continuidad de esta civilización no llegará desde las instituciones, ¿qué activismo tiene sentido? En las antesalas de las cumbres y negociaciones, en los despachos alcanzados, han quedado, arrinconadas y llenas de polvo, muchas banderas.

Sexto, cabría preguntarse, incluso, si no será que, bienintencionadamente, cuando se aboga “por salvar el Planeta” se piensa solo en una pequeña parte de la civilización occidental. En cualquier caso, obsérvese, asociamos Planeta con “nosotros” repitiendo el mantra bíblico de considerar que el planeta Tierra nos pertenece.

Séptimo, reconocer también que las tablas de salvación que se nos proponen llegan tarde para la mayoría de seres vivos, humanos y no humanos. Son muchísimas las víctimas de dicho terremoto, seres desterrados, asesinados, desposeídos, violados, exterminados, extinguidos… Eran los nadies, ahora seremos los todos.

Octavo, aceptar ya el duelo. Es entonces, quizás, cuando se movilice salvajemente lo mejor de nosotras, solidario y comunitario. Ya se ha talado el último bosque, plantemos árboles. Los alimentos ya escasean, volvamos a las huertas. Del activismo, ¿pasaremos a la acción?

Noveno, como dice Yuval Noah Harari, el dominio del Homo sapiens en la Tierra se alcanzó por la capacidad, gracias al lenguaje, no solo de transmitir información sobre la realidad sino también de transmitir historias sobre aquello que no existe, inventar la ficción. Lo imaginario facilitó el sentimiento y la cohesión de grupo a partir de creencias compartidas. Hasta tal punto que la construcción de todas las civilizaciones se fundamentan en las historias que nos han contado y que, colectivamente, hemos dado por válidas. Pero si estos mitos –como el progreso, el Homo Deus, la razón económica o la industrialización de la Naturaleza– se demuestran perversos, queda clara una cuestión, son necesarias otras narrativas. Relatos, fábulas, poesías, donde poder perdernos por nuevos caminos porque la ruta señalizada no lleva a ninguna parte. Sin ninguna expectativa, simplemente liberar la imaginación con el silencio de la palabra escrita, como dice el poeta Joan Margarit, de los cánones impuestos.

Décimo, que no encontremos Esperanza no significa que no exista. Decía John Berger que para construir una historia se requiere misterio, curiosidad y una respuesta, al menos parcial. Entre todas las narrativas que vengan a descentrarnos defiendo el sendero que nos acerca hacia lo Salvaje, hacia la Naturaleza, hacia la Casa que, siendo un viaje hacia un paisaje anterior, tiene mucho de novedoso. Recuperar o inventar epopeyas de sociedades ancladas en lo vivo, a la tierra, como las sociedades rurales que con sus paradigmas antisistema (campesinización, comunidad, autolimitación, sobriedad, …) supieron encontrar el cómo ser Parte en un Todo. Un imaginario que las narrativas imperantes han hecho mucho por querer borrar. Religiones donde el dios nunca es el ser humano. Canciones de amor a lo que nos sostiene. Manuales de instrucciones que rebusquen en los abrevaderos de la belleza…

Es tiempo de crear y compartir otras narrativas. Suelen hacerse realidad.

1

Publicado en Actualidad | Comentarios desactivados en PANFLETO PARA LA DESCIVILIZACIÓN

LA SEGUNDA OLEADA DE MIGRANTES A CANARIAS

En 2019 se produjo la llegada de 2.700 migrantes irregulares a las Islas Canarias, pero la masiva llegada durante 2020, a finales de noviembre unos 20.000, nos trae el recuerdo de otro episodio parecido ocurrido en 2006, cuando llegaron 31.000. Sin embargo, teniendo ambas llegadas un objetivo común, mejorar el nivel de vida de los que arriesgan sus vidas y se hipotecan para pagar a las mafias que organizan su traslado, presentan características diferentes que vamos a destacar. Los llegados en 2006 eran casi todos de origen subsahariano, principalmente de Senegal, Gambia, Guinea Bissau y Mali y la embarcación empleada el cayuco.

Los cayucos estaban construidos por el método tradicional de embarcaciones menores dedicadas a la pesca. Quillas reforzadas, cuadernas sólidas, bancadas actuando como baos reforzando la estructura, forros de los costados a tapa y calafateados. Construidos con mucho arrufo (curvatura de la quilla de modo que las extremidades de proa y popa queden más altas que el centro) y por tanto alterosos. Este método de construcción los hacía muy marineros y aptos para navegar en mar abierto, siempre dentro de los límites de un determinado estado de la mar. A partir de mar gruesa se hace imposible la navegación de este tipo de embarcaciones por carecer de cubierta. Iban propulsados por motores fueraborda a veces modificados para ser intraborda. La eslora de los que llegaron a Canarias osciló entre los 12 y los 25 metros, con una manga de los mayores de tres metros y un metro de calado. Los mayores llegaron a albergar hasta 140 migrantes.

La distancia recorrida era de unas 1.050 millas náuticas, desde la zona de salida,el archipiélago de Bijagós en Guinea Bissau al sur de Senegal, hasta los puertos del sur de las Islas Canarias, que tardaban en recorrer entre ocho y doce singladuras en función de la potencia de sus motores,  el estado de la mar, vientos y corrientes que encontrasen en su derrota y la pericia del patron.  Para una navegación de ese tipo debian contar con un patrón experimentado. Se calcula que ese año perdieron la vida en el intento unos 3.000 migrantes, casi el 10% de los que llegaron.

La oleada de 2020 se diferencia por las zonas de salida de las pateras, principalmente las playas de Dajla (la antigua Villa Cisneros española) a unos 400 km. al norte de Mauritania y Boujdour (antigua Bojador) 350 km. más al norte, ambas en el Sahara Occidental y TanTan en el sur de Marruecos. Las distancias a recorrer son menores, unas 250 millas náuticas desde Dajla al puerto de Arguineguín en el sur de Gran Canaria y el tiempo de navegación son normalmente tres singladuras. Las embarcaciones usadas son pateras, aunque se haya registrado alguna llegada esporádica de algún cayuco. La patera es un tipo de bote abierto, esto es, sin cubierta, de escasa eslora, fondo plano, reducida obra muerta, construcción no demasiado robusta, por lo general de madera, que tiene diversos usos, principalmente pesca litoral. son embarcaciones muy poco seguras para navegar por aguas agitadas. La más grande de las llegadas llevaba 35 ocupantes pero lo normal son cifras inferiores.

En el caso de las salidas desde Marruecos se usan también lanchas neumáticas, la distancia entre Tan-Tan y Fuerteventura que es la isla canaria más cercana son unas 130 millas, y el tiempo de navegación es prácticamente la mitad. La mayoría de los migrantes llegados son magrebíes.

En esta ocasión han fallecido 600 migrantes, el 3% de los llegados, cifra inferior  a los fallecidos de los cayucos, posiblemente por ser sensiblemente menor el tiempo de navegación. La causa principal de los desastres en la travesía teniendo como consecuencia el fallecimiento de algunos o todos los ocupantes es la impericia del patrón contratado por las mafias para dirigir la patera. Un buen patrón debería seguir las siguientes pautas. Comprobar el buen estado de la embarcación antes de comenzar el viaje asegurándose  que lleva  los pertrechos necesarios para el mismo. Consultar los partes meteorológicos de los días de la travesía, con el fin de evitar los temporales y la entrada de agua de mar en una embarcación sin cubierta y a menudo abarrotada de gente que pone en peligro su flotabilidad y facilita su posible hundimiento. Calcular la hora de salida para tratar de llegar de día al punto de destino, evitando llegadas nocturnas donde se pueden confundir las luces de las ciudades con las enfilaciones y luces propias de entradas a los puertos. Considerar bien el combustible necesario en función de la potencia de los motores, velocidad que alcanzan en buen y mal tiempo y distancia a recorrer. Evitar navegar con niebla o tormentas de arena. Apartarse de las derrotas de los posibles barcos que encuentren en su viaje, Distribuir bien a la gente dentro de la embarcación para evitar escoras innecesarias. Evitar corrientes marinas. Conocer las horas de la pleamar y bajamar del punto de destino. La pleamar puede ocultar rocas peligrosas en aguas someras, que no son visibles pero que pueden destrozar el casco de la embarcación, al igual que la bajamar puede dejar al descubierto rocas que en navegación nocturna tampoco son visibles pero que pueden ocasionar los mismos efectos. La llegada con luz diurna evitaría posibles choques de la embarcación con estas piedras o golpes contra escolleras y acantilados.

Una buena ayuda a la navegación tanto en el caso de los cayucos como las pateras es la cima del Teide, que en días de buena visibilidad alcanza las 100 millas náuticas y que es adonde dirigir la proa, aunque en el caso de las pateras se llegue antes a la isla de Gran Canaria. En cualquier caso los patrones se orientan por un  GPS portátil que arrojan al mar a la llegada para no ser identificados, pues son los que arriesgan penas de cárcel. Las pateras que salen del Sahara Occidental ya están dentro de la zona S.A.R. de España (Zona de Responsabilidad de Buúqueda y Salvamento Marítimo) por lo que no pueden ser rechazadas y es obligación nuestra acudir a su auxilio y rescate.

En resumen las diferencias entre la primera y la segunda oleada son: la zona de emisión de los migrantes, la distancia a recorrer, la embarcación usada, los días de navegación, el porcentaje de siniestros y la nacionalidad de los mismos.

La crisis de 2006 se solucionó con acuerdos bilaterales entre España y los países emisores y la participación de la agencia europea Frontex. La crisis de 2020 no se solucionará si Marruecos  no colabora eficazmente en el control de las salidas de la pateras.

Emilio Fernández Sánchez, capitán de la Marina Mercante.

 

2

Publicado en Actualidad | Comentarios desactivados en LA SEGUNDA OLEADA DE MIGRANTES A CANARIAS

ATADO Y BIEN ATADO

Publicado en Actualidad | Comentarios desactivados en ATADO Y BIEN ATADO

SEIS MEDIDAS PROPUESTAS POR LA COMISIÓN ESPAÑOLA DE AYUDA AL REFUGIADO EN CANARIAS

Ante el importante aumento de llegadas de personas migrantes a Canarias procedentes de África, desde CEAR proponemos las siguientes medidas para afrontar este drama humanitario:

1. IDENTIFICACIÓN Y REGISTRO: Poner en funcionamiento un Centro de Atención Temporal a Extranjeros (CATE) como espacio de identificación y registro en las llegadas, donde se garantice la asistencia letrada y de intérprete, así como la atención sanitaria necesaria con el fin de que las personas sean derivadas en el plazo máximo de 72 horas a los servicios de acogida y ayuda humanitaria previstos.

2. PROCEDIMIENTO DE ASILO: Garantizar el acceso al procedimiento de asilo a toda persona que así lo manifieste a su llegada, así como el principio de no devolución. Para estos perfiles es necesario su traslado inmediato a plazas de acogida del sistema de asilo.

3. DETECCIÓN Y DERIVACIÓN. Puesta en marcha de un Centro de Acogida de Emergencia y Derivación (CAED) que permita gestionar los traslados de forma ordenada, favoreciendo la identificación de perfiles de vulnerabilidad para dar una respuesta de acogida y atención acorde a sus necesidades.

4. ACOGIDA HUMANITARIA: Procurar una estructura estable de acogida, contando con instalaciones públicas que refuercen la actual red de plazas de acogida humanitaria y de emergencia.

5. TRASLADOS: Reactivar los traslados a la Península de forma ágil e inmediata, generando de forma estable un procedimiento de traslados periódicos y sistematizados para evitar un funcionamiento de forma reactiva e improvisada.

6. SOLIDARIDAD TERRITORIAL: Diseñar una redistribución de las personas, equitativa y solidaria entre todas las Comunidades Autónomas para evitar situaciones de sobreocupación en las Islas.

Publicado en Actualidad | Comentarios desactivados en SEIS MEDIDAS PROPUESTAS POR LA COMISIÓN ESPAÑOLA DE AYUDA AL REFUGIADO EN CANARIAS

MARADONA. Publicado el 26/11/20 en Confidencial andaluz

La última persona que lo vió, vivo fue un sobrino suyo. El corazón se paró estando solo.

 

La última persona que lo vió, vivo fue un sobrino suyo. El corazón se paró estando solo. Vou morrer e non tenho ninguen, canta la poesia del gallego pobre que va a morir – sozinho – en un hospital en Buenos Aires.

Emily Bronte, en los páramos donde habitó, anticipó:

 

Sólo uno lo vió morir

(irse con el día que se iba).

Los vientos del atardecer,

suspirando tristemente

se llevaron su alma

lejos de la tierra.

 

Y la explosión de miles de lágimas, de gritos, de visages de dolor en los rostros de muchacos, de niños de hombres y mujeres mayores, de abuelos en las calles de Buenos Aíres, de Nápoles. Yuval Noah Harari recordaba recientemente que “se está volviendo más fácil que nunca manipular las decisiones de los humanos”. De éstos no, de los seguidores dolidos de un futbolista pequeño y gritón, no. Estos están con él porque son cómo él y se sienten robados por el viento del atardecer que se lo ha llevado lejos de la tierra.

 

Estas personas que se arrodillan y encienden velas, que se ocultan los rostros entre las palmas de su manos, mascarillas de carne y hueso para no contagiarse la muerte de Dieguito y hacerle frente y defenderse de ella con lagrimas y silencio, que gritan por las avenidas que abocan a la Casa Rosada donde un pibe futbolero engalanado con la bandera de San Martín que es la de la patria argentina no siente nada ya. Ha muerto suspirando tristemente como todos los vivos a quienes llama la muerte. Cada vivo, cada muerte.

 

La capital de la nación ha sido inundada de personas prescindibles, de parados, de villeros, de gentes que viven de milagro y no mueren porque no quieren desaparecer de una vida que les ha regalado a Diego Armando Maradona que  era uno de ellos, pensaba como ellos, disfrutaba como ellos, era feliz jugando al futbol, dandole a la pelota. ¿Hay algo mas facil que hacer una pelota y darle una patada y echarla adelante y correr tras ella?. ¿Sirve para algo?. Para ser feliz, para gritar, para sentirse de esos colores, para olvidar las penas con los goles, para beber brindando por los goles, para beber para dejar los goles del contrario en un mañana que como el empleo, el dinero, la bella muchacha que nos llevara al paraiso en este mundo, a lo mejor no llega nunca, seguro que no llega nunca. Pero puede llegar. Seguro que va a llegar. Maradona lo hizo llegar para él, para muchos, para todos los que hoy, esta noche de velatorio están junto a él, en las colas, en la capilla ardiente, en las Plaza Rosada, en las calles que llevan a ella.

 

Eso es lo que pasa. Pasa Maradona. Pasa el futbol. Pasa lo que se espera. Pasa el futuro.

 

Publicado en Actualidad | Comentarios desactivados en MARADONA. Publicado el 26/11/20 en Confidencial andaluz

La inteligencia de otros: INMIGRACIÓN Y CHANTAJE MARROQUI

El Diario, Antonio Morales, 24-11-2020

Estoy convencido de que los distintos acontecimientos que está viviendo Canarias durante los últimos meses en relación con el reino de Marruecos no son resultado de la casualidad. El incremento de personas inmigrantes, especialmente jóvenes y menores procedentes de las costas marroquíes sin que las autoridades intervengan o controlen, la pretensión de delimitar unas aguas jurisdiccionales en conflicto con la zona marítima que pertenece a Canarias o la administración de la riqueza del banco canario-sahariano y de los fosfatos en territorios que están pendientes de autodeterminación por pertenecer al pueblo saharaui, no son decisiones aisladas sino que considero que están integradas en una estrategia de presión y de chantaje a Europa y a España para lo que utiliza a Canarias.

El pasado mes de abril, durante el confinamiento por el coronavirus, el Boletín Oficial de Marruecos publicó dos leyes aprobadas por el Parlamento en enero y febrero, con las que el país extendía, de forma unilateral e ilegal, su frontera marítima hacia Canarias. De esta manera, en un acto de expansionismo, Marruecos establece sus aguas territoriales en 12 millas, delimita su zona económica exclusiva en 200 millas y decide ampliar su plataforma continental hasta 350 millas con lo que, además de anexionarse aguas del Sáhara Occidental pese a ser un territorio pendiente de descolonización, incluiría una parte de las aguas canarias que España reclama a la ONU desde 2014.

Pocos meses después se incrementaba, de manera repentina y sin precedentes desde la crisis de los cayucos en 2006, la llegada de personas migrantes en pateras a las costas canarias, en particular a Gran Canaria. En lo que llevamos de año se acerca a las 17.000 personas, de las que casi 11.000 lo han hecho a Gran Canaria. El Muelle de Arguineguín se ha convertido en un “campamento de la vergüenza” en el que miles de personas pasan días y hasta semanas hacinadas en 400 metros cuadrados en condiciones infrahumanas. Muchas de estas personas son ciudadanos marroquíes y muchas de estas embarcaciones partieron de territorio marroquí.

La pasada semana el ejército marroquí atacó a civiles saharauis que se manifestaban pacíficamente en la franja de amortiguación de Guerguerat, al sur del Sáhara, contra la brecha ilegal que había abierto el Gobierno de Marruecos en este lugar. Tanto la brecha como el ataque por parte de efectivos militares suponen una clara vulneración del acuerdo militar y son contrarias al plan de paz establecido. Esto ha generado una escalada de enfrentamientos militares de consecuencias impredecibles.

Solo hace falta ver la concatenación de los hechos para llegar a la conclusión de que Marruecos está utilizando a Canarias como moneda de cambio para presionar al Estado español y que éste no se interponga en sus planes expansionistas sobre nuestras aguas y sobre el Sáhara Occidental, así como para evitar que asuma un papel más activo como potencia colonial del Sáhara (que lo sigue siendo) y exija la celebración del referéndum y la culminación del proceso de descolonización de este territorio.

Esto también explicaría el aumento repentino de los flujos migratorios sobre nuestro Archipiélago ya que sería una de las maneras que utilizaría el Reino Alauita para presionar a España en un momento de recrudecimiento del conflicto con el Sáhara Occidental. Porque aunque la vía policial y militar no puede ser la forma de gestionar las migraciones, también es evidente que Marruecos tiene un control sobre su territorio como para poder frenar las llegadas de embarcaciones a nuestras costas, especialmente las de sus propios conciudadanos.

Y no es la primera vez que los intereses económicos y geoestratégicos de ambos territorios entran en conflicto. El caso más flagrante es el del banco de pesca canario sahariano, gestionado de facto por Marruecos pese a no formar parte de su territorio y que incluso incluye en acuerdos pesqueros con la UE (aunque hayan sido posteriormente suspendidos). Según el Sindicato Intersindical Canaria, nuestras Islas están perdiendo al menos 400 puestos de trabajo directos y más de 1.000 indirectos por no poder faenar en aguas que nos corresponden por razones históricas y geográficas.

Al igual que en el caso de la pesca, la maniobra de la apropiación de las aguas saharauis y las pretensiones sobre una parte de las aguas canarias, no solo responden a un afán expansionista sino también económico. Aunque aún se encuentra muy lejos de poder ser explotado, Marruecos está pugnando por el Monte Tropic, situado a unas 269 millas al sur de El Hierro. Se calcula que puede ser el mayor yacimiento de telurio del mundo con una cantidad 6.000 veces mayor que la que se extrae actualmente de la corteza terrestre. A esto se le uniría el cobalto y las tierras raras presentes en la zona pretendida, materias primas fundamentales para la economía del futuro.

Tan grave como lo anterior es la tibieza o incluso la pasividad con la que el Gobierno de España responde a las pretensiones anexionistas y la política de hechos consumados del país vecino. Es más, las dos leyes se aprobaron días antes de la visita oficial a Marruecos de la ministra de Asuntos Exteriores, Unión Europea y Cooperación, Arancha González Laya, en un evidente gesto de presión para las negociaciones diplomáticas con España. Hasta el momento la ministra se ha limitado a transmitir calma a Canarias y a garantizar el respaldo del Gobierno a nuestro territorio sin que eso se haya traducido en gestos concretos.

Estoy convencido de que a la postre esta dinámica es perjudicial para ambos territorios. Las relaciones entre Marruecos y Canarias son históricas. Cerca de 40.000 ciudadanos marroquíes conviven con nosotros desde hace años y es evidente que la cooperación en materia comercial, turística o de energías renovables podría ser muy beneficiosa para ambos. Canarias ocupa una posición geoestratégica muy importante y dentro de nuestras aspiraciones está la de tener unas relaciones de paz y cooperación con nuestros vecinos.

Pero para que esto sea posible es imprescindible que Marruecos deje de utilizar a Canarias y las vidas de miles de personas que llegan a nuestras costas en barcazas como medida de presión en sus relaciones diplomáticas con España, relajando el control de sus costas y fronteras para aumentar la presión migratoria cada vez que quiere negociar algo. Y por supuesto es inaceptable que en su afán expansionista pretenda apropiarse de los recursos del banco pesquero canario-sahariano o de los recursos submarinos.También es imprescindible que Marruecos cumpla con la legalidad internacional, que ponga fin a la ocupación ilegal del Sáhara Occidental, frene sus pretensiones expansionistas y se comprometa a realizar el referéndum para la independencia de este territorio. De lo contrario, como estamos viendo, tarde o temprano nos encontraremos con una escalada bélica a 100 kilómetros de nuestro territorio que supondría un serio riesgo para Canarias y una ruptura total de las relaciones con el país vecino.

Por su parte, el Gobierno de España no puede seguir menospreciando y ninguneando a Canarias, primando sus relaciones diplomáticas con Marruecos al bienestar de nuestro Archipiélago. No es aceptable la tibia respuesta del Ministerio de Exteriores frente a lo que podría considerarse una agresión a Canarias como la anexión de una parte de nuestras aguas. Debemos tener voz en la política española hacia Marruecos. La apuesta de Canarias y de los nacionalistas progresistas canarios no puede ser otra que la de situar a las Islas como un territorio de paz, una tierra de acogida con valores democráticos que promueva la cooperación y el progreso entre los pueblos vecinos. Pero esto solo puede ser posible desde la firmeza y la determinación y la exigencia a Marruecos del cumplimiento estricto del derecho internacional y el respeto a la integridad territorial, tanto del Sáhara occidental como de nuestro Archipiélago.

1

Publicado en Actualidad | Comentarios desactivados en La inteligencia de otros: INMIGRACIÓN Y CHANTAJE MARROQUI

La inteligencia de otros: NUESTRAS MAFIAS DE LA INMIGRACION

Gustavo Duch, en soycomocomo, 20/11/2020

Esta misma mañana, una periodista radiofónica me decía: “No lo puedo aguantar, tengo una angustia enorme y se me rompe el corazón. No sé qué podemos hacer.” No se refería a la pandemia: acababa de emitir un programa sobre el drama de las personas migrantes. Su “qué podemos hacer” es extremadamente importante, pero aún más “qué podemos dejar de hacer”. Y aunque hable en plural, me refiero a las administraciones públicas.

Justo cuando los puertos de Canarias están repletos y hacinados de personas rescatadas de pateras, justo cuando la morgue llamada Mediterráneo pone el cartel de completo, justo en este mismo momento, leo que la Unión Europea aprueba el protocolo pesquero por el cual se mantiene su acuerdo pesquero con Senegal, que dará acceso a las aguas del país africano durante cinco años más.

Progresivamente, desde 1979 hasta ahora, este tratado es la fórmula legal que permite –y creo que hay que ser asertivo– robar los recursos pesqueros que eran sustento para una parte muy importante de la población local. Miles y miles de familias pesqueras, justamente gracias a esas pateras, tenían en el mar su sustento diario que ahora solo pueden buscar a miles de kilómetros de sus costas.

En concreto, el nuevo acuerdo permite que un total de 28 atuneros cerqueros congeladores, diez cañeros y cinco palangreros de España, Portugal y Francia puedan pescar hasta 10.000 toneladas al año de atún. Junto con dos arrastreros españoles que también podrán realizar capturas de hasta 1.750 toneladas de merluza negra anuales. La contribución o chantaje –para dejarme de eufemismos– que la UE pagará a Senegal ascenderá a 1,7 millones de euros al año. ¿Cuántas personas pueden alimentarse con 12 mil toneladas de atún y merluza? ¿Cuántos medios de vida han sido anulados a cambio de unos fondos que vete tú a saber dónde se quedan?

Y no solo atún y merluza. Resulta que estos barcos “sin querer” también capturan mucha pota y, dado que este cefalópodo no está incluido en el acuerdo como especie objetivo, se ven obligados a descartarlo por la borda. La solución que plantea el sector pesquero español es obvia: “Que incluyan la pota como especie objetivo”. Ya que se paga, ¿verdad?, qué mejor que tener acceso a todo.

Ahora que sabemos tanto de epidemiología, en esta nueva y dramática oleada migratoria, vuelvo a detectar que ignoramos el origen de la enfermedad: la avaricia de un sistema capitalista que, por hacerse con bienes cada vez más preciados, llega a cualquier extremo. Detrás de la pesca, la ruina de miles de familias africanas. Detrás de los fosfatos, un mineral muy escaso, pero de uso corriente como fertilizante para la agricultura industrial, la complicidad con Marruecos frente a su ocupación del Sáhara Occidental.

Publicado en Actualidad | Comentarios desactivados en La inteligencia de otros: NUESTRAS MAFIAS DE LA INMIGRACION

La inteligencia de otros: IZQUIERDAS Y DERECHAS

Izquierdas ..Derechas… Las palabras también las prostituimos cuando le damos una finalidad que no tienen. La palabra ser de “izquierda” o de “derecha” para insultar para diferenciarse del otro convirtiéndolo en el “malo”, corrupto…etc no descalifica tanto al acusado, como al que acusa. El que acusa o califica al otro que es “de derecha”, o que es “de izquierda” está definiendo al otro no por lo que es como persona, sino por la etiqueta política que lleva, considerándose a sí mismo portador de todas las virtudes y despreciando al contrario como culpable de todos los males. Los gobiernos que se han auto denominados “de izquierda” han demonizado, llamando de derechas, a todos los que disienten o se oponen a sus decisiones. Lo mismo han hecho los que se autodenominan “de derecha”. Y ambos han pretendido tener el monopolio de la verdad, la justicia, la libertad…negándole al contrario que pudieran ser portadores de algo digno de respetar y valorar. Acusar al adversario de ser “de izquierda” o ser “de derecha”, para descalificarlo, despreciarlo, o negarle la posibilidad de representar honestamente lo que consideramos valores que dignifican la sociedad, es ya, a mi parecer, una razón evidente para dudar de la honestidad política del que así acusa al contrario.

Personalmente entiendo que lo que nos define como “de izquierda” tomando esta palabra en su mejor sentido, es la convicción sincera y la decisión firme de estar siempre de parte de los oprimidos, de los débiles, de los excluidos…Es no solamente enarbolar la bandera de la libertad, como seña de identidad de la izquierda, sino sobre todo vivir como un ser libre, a quien no le importa ni le condiciona en su modo de actuar los prejuicios que lanzarán sobre él tanto los que se denominan de derecha como de izquierda. No es un carné de un bando o de otro el que me define de qué lado estoy, sino la actitud cotidiana ante la realidad social en la que vivimos. Con el carné de izquierda se está votando hoy en el parlamento decisiones típicas de la derecha más recalcitrante. El hombre verdaderamente libre, no regula su conducta ni sus decisiones, por la disciplina de un partido, aunque éste se autodenomine de izquierda, sino por la ley inviolable de su conciencia. Una conciencia abierta a la verdad, sincera, leal, tolerante, amante de la justicia… BASADA EN VALORES de justicia, igualdad, servicio, compasión. El hombre verdaderamente libre no es prisionero de ningún proyecto de partido.  

Manuel Gaitero Rosado D.N.I. 31448252

Publicado en Actualidad | Comentarios desactivados en La inteligencia de otros: IZQUIERDAS Y DERECHAS