Opinión del editor

La Razón informa de que unas veinte personas se concentraton ante un restaurante de Palafrugell donde cenaba con varios amigos el magistrado señor Llarena Conde. Por un auto de 29/01/2014 la Sección 16 de la Audiencia provincial de Madrid tras constatar que los concentrados no habían comunicado su propósito a la Delegación del Gobierno, que los allí juntos habían cortado la circulación y permanecido veinte minutos gritando consignas contra la vicepresidenta del Gobierno, afirmó que el escrache constituye “un mecanismo ordinario de participación democrática de la sociedad civil’. Los españoles somos iguales ante la ley. 

Alberto Revuelta
Esta entrada fue publicada en Actualidad. Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.