MONSANTO

Nota. Acogemos con verdadera alegria el mensaje del presidente de Avaaz sobre la victoria judicial contra MONSANTO, la impresionante multinacional que había solicitado al juez que obligara a Avaaz a entregar toda la información que hubiera recopilado sobre ella.

Queridos miembros de Avaaz: Nuestra audiencia acaba de terminar, ¡¡¡¡y el juez ha DESTRUIDO totalmente la orden de Monsanto contra Avaaz!!!!

Ha dicho que esta orden tendría un “efecto intimidatorio tremendo”, afirmando que “ningún
miembro querría que se conocieran sus actividades y su privacidad”, ¡¡y dándole una lección sobre democracia y libertad de expresión a Monsanto!!

Los miembros de Avaaz empezaron a aplaudir espontáneamente en la sala y a sonreír con estas palabras. Aquí va un vídeo rápido que nuestro director de campañas Iain Keith grabó justo después desde las escaleras del tribunal (¡disculpa que esté en inglés!):
Esta orden era aterradora y habría supuesto que Avaaz empleara meses y cientos de miles de dólares indagando y entregándole a Monsanto todo lo que cualquier persona de nuestro equipo haya dicho o escrito sobre ellos durante AÑOS, ¡incluyendo incluso los
correos electrónicos e identidades de los miembros que mandaron mensajes sobre Monsanto a las autoridades!
Aún peor, ¡los abogados nos dijeron que los tribunales de Nueva York tienden a
APROBAR AUTOMÁTICAMENTE peticiones como esta! Porque, normalmente, más
información significa más justicia.
Pero entonces nuestra comunidad tomó cartas en el asunto. Fuimos más de 200 mil los que donamos y contratamos al mejor abogado posible, Andrew Celli, que ya había aceptado y ganado casos como este con anterioridad. Él y su equipo trabajaron junto al equipo de Avaaz para redactar una refutación buenísima a la orden de Monsanto. Es larga y legalista pero, si manejas ese lenguaje, es una cosa preciosa — puedes leerla aquí (en inglés — ¡de nuevo, nuestras disculpas!).
Monsanto llevó a un importante abogado: un hombre que ha defendido de todo, desde el amianto al plomo pasando por el arsénico. Pero, entre nuestros escritos y los potentes
argumentos orales, el juez estaba convencido y tomó una decisión increíblemente RARA
— ¡¡¡rechazar la orden ENTERA!!! Normalmente solo limitan el alcance de la orden a algo más razonable, ¡pero el juez no encontró nada razonable en la demanda de Monsanto
a Avaaz!
Es hora de celebrarlo, pero puede que esto no haya terminado.
Monsanto todavía puede apelar o atacarnos de alguna otra forma. Pero hemos logrado
una victoria increíble y sentado precedente, tenemos un equipo legal tremendo y, como
siempre, un movimiento increíble que estará listo para ponerse en pie y decirle la verdad al poder cuando nos amenace.

El propósito de estos ataques legales es asustarnos. Se me caen las lágrimas al pensar en cómo, con el respaldo de la comunidad de Avaaz, en realidad no tengo qué temer. Los
actores más poderosos de este mundo nunca serán más fuertes que la verdad, ni más fuertes que la unión de gente buena luchando por las causas que amamos, ni más fuertes que el poder que reunimos en este increíble movimiento.
Con una gratitud inmensa,
Ricken y todo el equipo de Avaaz
PD: En otro increíble ejemplo de lo que nuestro movimiento es capaz de hacer, un miembro de Avaaz, en respuesta a nuestra campaña de recaudación de fondos, le escribió al equipo sugiriendo que nos pusiéramos en contacto con Bayer, que ha comprado Monsanto, para hablar de este ataque. Después tomó la iniciativa de escribirme personalmente tanto a mí como al presidente de Bayer. El presidente de Bayer, de hecho,
le llamó unas horas más tarde, ¡diciendo que le encantaría hablar conmigo! Así que vamos a charlar el lunes. No tengo ni idea de qué saldrá de allí, pero se trata de otro ejemplo del maravillosísimo movimiento del que formamos parte. Muchísimas gracias a
todos por estar ahí.

Esta entrada fue publicada en Actualidad. Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.