Opinión del editor del 29/05/2019

Unas doscientas cincuenta páginas de documentos internos de Facebook permiten
afirmar que entre 2012 y 2015 la empresa ha vendido cientos de datos de sus
usuarios a otros desarrolladores de aplicaciones. Personalmente no estoy e twiter, ni en ningún otro instrumento similar. Al final la intimidad personal y el evitar los riesgos de convertirse uno mismo en el producto que beneficia a deconocidos bien conocidos,probablemente aconseje alejarse de las redes.

Alberto Revuelta

Esta entrada fue publicada en Actualidad. Guarda el enlace permanente.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.