NANOS GIGANTIUM HUMERIS INSIDENTES

En la mi mediterránea costa de niño el lebeche sopla seco y caliente del suroeste, procedente de Libia. “El aire de lebeche pone al gusano como la leche”. Desde Almeria a Girona sopla lebeche y altera el tino.
Pero no solo en el Mediterráneo. En 1238 el concejo de Sevilla cuyas tierras llegaron hasta Silves en los Algarbes, hoy lusitanos, prohibió VIZINAR (de vecindad) a los habitantes de las villas de Moura y Noudar, plazas de su término, con los habitantes de Aroche, lugar que don Alfonso X, había donado a su hija doña Beatriz, reina viuda de Portugal. Viene lejos el NO VIZINAR.
Ante lo que se nos viene encima para no VIZINAR recordemos que a principios del mes de marzo, el de los idus de Cesar, se inauguró en Barcelona el primer burdel de muñecas de silicona, hechas de termoplástico elastromero que es el material con el que están hechas muchas mangueras. Cerró a las dos semanas. Inició la estampida de más de mil empresas desde Cataluña a otros climas con menos lebeche.
Como las Españas son viejas tierras que han vivido mucho puedo invocar en estas primeras vísperas de la sesión del Parlament para, presuntamente, declarar la Republica Independiente de Catalonia, los espíritus de Susana Claretona que compartía con su marido Francesc Felonch el mando de los somatenes ( de ellos surgieron con más o menos continuidad legal los mossos d’escuadra) de Capellades y los de Magdalena Bofill y Margarita Tona i Coll, que dirigieron partidas guerrilleras en Bruchy, contra el invasor francés. El general napoleonico Joseph Leopold Hugo, padre de Victor Hugo, dice en sus memorias: “Mientras en Bayona los grandes nobles de la monarquia española rendían honores al rey José, sencillos labradores, desconocidos artesanos que jamás habían sido beneficiados con los favores de los Borbones, ni recibido los fastuosos honores de la corte, se armaban para defender su tierra, su patria …”.
Todo indica que debemos prepararnos para un ataque con brulotes. Como es sabido un brulote es un navío que se sacrifica, incendiándolo y dirigiéndolo contra la flota enemiga, acies ordinata, para causarle el mayor daño posible. Detrás de todo este enredo, y respetando a todos los que defienden su concepción política, no puedo evitar mi convencimiento de que el aberrante pujolismo que envuelto en la señera arropando a Más y al Palau ha esquilmado Cataluña y ha logrado triunfar con ese dinero en sucesivas elecciones trucadas por el robo de capital para financiarlas se está dando la mano con las decenas de delincuentes que el cerril y desalmado cinismo del PP gurtelizado desde la boda de los Aznar a la ONCE de Rajoy, Cospedal, Arenas y Camps con sus fieles difuntos, envuelto en la roja y gualda borbónica, ganando elecciones invirtiendo en ellas robos de saqueos del erario público se dan la mano, frotándolas de satisfacción porque este barullo socio político va a hacer olvidar sus tropelías.
NANOS GIGANTIUM HUMERIS INSIDENTES. Enanos subidos sobre los hombros de gigantes. Lo escribió Bernardo de Chartres a quien se lo pido prestado. Los gigantes, en esta tesitura, debemos ser los ciudadanos de a pie. Sacudamos los hombros para que caigan al santo suelo los enanos que se han subido arteramente a nuestros hombros.
En su “Testamento político” el cardenal Richelieu escribe: “A veces es una cuestión de prudencia suavizar los remedios para hacerlos más efectivos; y las órdenes que están más cerca de la razón no son siempre las mejores, porque a veces no están perfectamente adecuadas a la capacidad de aquellos que son encargados de ejecutarlas”.
Alberto Revuelta

Esta entrada fue publicada en Actualidad, Artículos y opinión. Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.