REGLAS QUE PERMITEN CONVIVIR

Ojo avizorl

Tribunal Constitucional ha permitido al señor Puigdemont presentarse como candidato a la sesión de investidura en el Parlament catalán. Recordemos: don Carles Puigdemont i Casamajó es ciudadano español y en tal condición deambula por Europa sin otro permiso

que el NIF del Reino de España.
Don Carles Puigdemont i Casamajó ha sido elegido diputado al Parlament bajo el amparo de las leyes internas del mismo Reino cuyos requisitos y procederes ha admitido. En la anterior legislatura fue presidente de la Generalitat catalana cooptado, no elegido por el pueblo soberano. Lo coopto el señor Mas presionado a irse por la CUP, grupo minoritario en aquella cámara. No ha sido legitimado por una elección democrática tras su cooptación. Cooptado en el seno de un partido condenado por corrupción y desaparecido por ello. Cuando pudo convocar elecciones en el territorio de su presidencia, no quiso hacerlo.
Don Carles Puigdemont i Casamajó decidió sustraerse a la autoridad judicial española y amparado en la legislación europea que sostienen 28 países, entre ellos España, vive desde entonces en un hotel de cuatro estrellas, ocupa una suite, en Bruselas, en su condición afirma de presidente de la Republica de Cataluña que él mismo auto proclamó
en una sesión parlamentaria cuya presidenta ha declarado y así consta que era un verbalismo sin contenido.
En su periplo europeo ha puesto a apear de un burro a los jueces y tribunales españoles.
Se ha personado ayer día 27, con procurador como manda el ordenamiento interno español, ante el Tribunal Constitucional, reconociendo así su competencia y autoridad para impugnar el recurso del Gobierno español. En este país se pueden impugnar las decisiones gubernativas. La ley ampara al autoproclamado presidente de una republica
inexistente como ciudadano español para defender sus derechos y puntos de vista ante un tribunal.
Don Carles Puigdemont i Casamajó podrá presentarse al juez que dictó orden de
detención contra él y pedirle autorización para comparecer en el pleno del Parlament como candidato, ahora sí, gracias al articulo 155 y al Tribunal Constitucional, y si es
elegido tras su discurso y presentacion de un programa político convincente, será presidente de la Generalitat catalana, en el marco y límites de la resolución del juez instructor del Tribunal Supremo ¿Quien habrá ganado?. Todos. Las reglas permiten convivir y mantener la libertad de
pensar, decir y lograr, dentro de ellas , lo que uno persiga. Bienvenido señor Puigdemont.
Alberto Revuelta

 

Esta entrada fue publicada en Actualidad, Artículos y opinión. Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.