AYUDA A DESPLAZADOS EN BAGLADES

Refugiados Rohingya esperan el domingo para recibir ayuda en el campamento de Balukhali en las afueras de
Cox’s Bazar, Bangladesh. Sergey Ponomarev

AYUDA A DESPLAZADOS EN BAGLADES
Continuamos la publicación de información que sintetiza y prepara Isabel Tello

The New York Times
Ayudando a los Rohingya
Estas son algunas de las organizaciones que han respondido a la
crisis de refugiados Rohingya. Algunos están tratando de obtener
acceso a áreas restringidas del estado occidental de Rakhine en
Myanmar, donde permanecen muchos musulmanes Rohingya étnicos.
La mayor parte de la ayuda se ha centrado en campamentos en
Bangladesh, donde cientos de miles han huido en el último mes.
Se puede encontrar más información a través de servicios que
rastrean y califican grupos de caridad, incluyendo GuideStar y Charity
Navigator.
BRAC, un grupo fundado en Bangladesh, fue clasificado como la
organización no gubernamental número uno en el mundo. De los
1.300 miembros del personal que atienden directamente a la
población de refugiados en Cox’s Bazar, Bangladesh, muchos son
locales que hablan un dialecto similar al de los rohingya en el estado
de Rakhine. BRAC tiene también unos 800 refugiados Rohingya como
voluntarios. El grupo ahora se centra en la salud, la educación y la
protección de mujeres y niñas.
La OIM, la agencia de migración de las Naciones Unidas, administra
campamentos y refugios en Cox’s Bazar. Además de proporcionar
asistencia sanitaria y saneamiento, el grupo está ampliando los
programas para proteger a las niñas, las mujeres y otras personas
vulnerables. La OIM da trabajo a refugiados rohingya de manera ocasional, y la mayoría de los 500 empleados en Cox’s Bazar son
bengalíes.
Acción contra el Hambre está respondiendo a la crisis de
Rohingya con 700 miembros del personal y 1,000 voluntarios en el
terreno en Bangladesh, entregando comidas calientes y agua. El
personal sanitario está tratando a niños desnutridos, mientras que
psicólogos y psiquiatras están proporcionando apoyo a los refugiados
que sufren estrés y trauma. Habiendo estado en Bangladesh desde
2007, Action Against Hunger se ha asociado con muchas
organizaciones locales y grupos internacionales en la distribución de
alimentos y agua.
Unicef está priorizando la vivienda, la comida y el agua en sus
esfuerzos por proteger a los niños y las mujeres, según Jean-Jacques
Simon, jefe de comunicaciones de Unicef en Bangladesh. Además de
distribuir agua diariamente, el grupo tiene planes para instalar
bombas de agua y pozos profundos en los campamentos. Los niños
desnutridos están recibiendo alimentos y suplementos terapéuticos.
En un comunicado de prensa el 17 de septiembre, el grupo también
anunció planes para vacunar a 150,000 niños contra el sarampión, la
rubéola y la polio.
Save the Children ha estado trabajando en Bangladesh desde
1970. Además de distribuir artículos esenciales como carpas, kits de
cocina y kits de higiene para los desplazados Rohingya, Save the
Children está prestando especial atención a ayudar a los niños,
particularmente a aquellos que no están acompañados por sus
familiares. Unos 1,400 miembros del personal y voluntarios están
actualmente dedicados a la respuesta Rohingya.
Médicos Sin Fronteras lleva trabajando en Bangladesh desde
1985. Al menos 2,000 miembros del personal están tratando
dolencias que incluyen deshidratación severa, enfermedades
diarreicas, lesiones relacionadas con la violencia y casos de violencia
sexual, según el grupo.
El Comité de Rescate Internacional está ayudando a los  Rohin a permanecer en Rakhine, con 400 miembros del personal y
voluntarios que brindan atención médica y ayuda de emergencia.
Sanna Johnson, directora regional del grupo para Asia, dice que sus
operaciones se complican por las restricciones del gobierno de
Myanmar, que ha prohibido las organizaciones no gubernamentales
internacionales de algunas áreas del estado.
ACNUR, la agencia para los refugiados de las Naciones Unidas lleva
trabajando con los rohingya desde 1978. De los miembros del
personal del ACNUR que respondieron a la crisis más reciente, unos
150 están en Bangladesh y casi 30 en Myanmar, según Joung-ah
Ghedini-Williams. Además de distribuir ayuda de emergencia y
materiales de refugio, el grupo brinda protección y apoyo a niños que
están solos, ancianos y mujeres víctimas de violación.
El Programa Mundial de Alimentos es una agencia de las
Naciones Unidas que ha estado distribuyendo galletas de alto valor
energético a los migrantes a medida que llegan a Bangladesh. Con 88
empleados en el terreno, continuará abordando la escasez de
alimentos fudamentalmente de arroz y otros alimentos de primera
necesidad.
OTROS DOCUMENTOS DE INTERÉS:
https://eacnur.org/es/bangladesh-ayuda-urgente-para-los-rohingyas?
utm_sc=google&utm_md=SEM&utm_cp=G_SE_PAID_G_ACNUR_EME
RGENCIA_ROHINGYAS_BR%2B&matchtype=b&keyword=%2Brohingy

https://www.amnesty.org.uk/contact-us

Esta entrada fue publicada en Actualidad, Artículos y opinión. Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.