ANTONIO FALCÓN HA MUERTO

No escribo una nota biográfica de un político andaluz al que se deben creaciones importantes que permanecen. Escribo una hagiografia merecida de un compañero leal, de una persona recta, de un político hábil, inteligente, trabajador, con la cínica suficiencia para mantener la conciencia de aquello en lo que siempre creyó desde estudiante en Alanis pasando por el magisterio, el PC, la integración en el PSOE, la abogacía y la vuelta a su pueblo al jubilarse. Los amigos lo sacaron de allí para una cena, se contagió en ella y la COBVID lo ha arrastrado a enfrentar la muerte.

Fui jefe de servicio con él como director general de Política Interior durante la presidencia de Rafael Escudero ; directores generales ambos con Rodriguez de la Borbolla; volví llamado por él cuando lo nombraron comisionado para la droga otra su vez jefe de servicio. Luego hemos coincidido como abogados libres en cosas, casos e ironías demencia les varias.

Su capacidad de visión, de organización, su inteligencia y tesón produjeron la integración y desarrollo de la Policía Local en nuestra tierra; la operación Romero que ahí sigue; parte de la creación del Infoca con la motillo de Manuel Manaute; la primera ley de juego; la organización contra las consecuencias desastrosas del tráfico y consumo de drogas; el hacerse cargo de la delegación nacional similar a la andaluza contra la droga. Mucha trabajera, mucha paliza de kilómetros y viajes, mucha fe en que la transferencia de ideas a realidades era lo más noble de la política. El PSOE no supo valorar su inteligencia, su capacidad creativa, su decencia.

Rafael Álvarez Colunga, un hombre listo si los ha habido en los últimos cuarenta años aquí lo pescó como su abogado de cabecera.

En sus memorias puede verse detallado lo que yo escribo con el alma en pena. Se me ha muerto un buenísimo amigo leal y querido. Espero, deseo, tengo la seguridad que el padre Leonardo, su párroco de adolescente en Alanis, le echara un capote ante el Eterno. ! Antonio, hijo, va por tí, como una saeta de Naranjito en el balcón de Rafael en Sierpes.!

Alberto Revuelta

Esta entrada fue publicada en Actualidad. Guarda el enlace permanente.