Día de feria”

Otro año más. Son  sentimientos encontrados, porque si en la bulla ves mucho figureo no puedes ser insensible a esa amazona de cortos años erguida sobre un brioso corcel consciente de la fragilidad de su carga. Estampas bellas para retener en la retina.
Mientras los adultos bien celebrando la amistad y el encuentro, bien en  banales conversaciones, o adentrados en el empobrecimiento común que en su mayoría acatan sumisamente, está la algarabía inocente de los niños y sus caras de hipnotismo ante tanta atracción de la “calle del infierno”, ruído, músicas, colores, golosinas, dulce infancia que a los abuelos nos emboba.
Alejandro Romero C. Sevilla, 2 de Mayo de 2017

Esta entrada fue publicada en Artículos y opinión. Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.