El exdictador chadiano Hissène Habré, condenado por crímenes contra la humanidad

Autora Amelia Estévez

El tribunal de apelación de las Cámaras Africanas Extraordinarias (CAE) confirma la sentencia a cadena perpetua al exdictador chadiano Hissène Habré por crímenes contra la humanidad  y torturas durante su mandato, en el que se registraron unos 40.000 asesinatos políticos y más de 200.000 casos de tortura.
El tribunal, presidido por el magistrado maliense Wafi Ougadeye, se pronunció así ante un recurso presentado por los abogados del exdictador que pedían la anulación del veredicto por supuestos fallos registrados durante el proceso judicial, confirmandola condena a cadena perpetua que fue emitida el 30 de mayo de 2016 por este tribunal especial creado por la Unión Africana (UA) en Senegal .
Sin embargo, el tribunal rechazó las acusaciones de violación que recaían sobre el exdictador, que tendrá que pagar entre 15.000 y 30.000 euros en concepto de daños y perjuicios a cada una de las 4.000 víctimas de su régimen.
El asesor de Human Rights Watch (HRW), Reed Brody, que ha trabajado con las víctimas desde 1999, calificó esta decisión judicial como una “inmensa victoria para las víctimas chadianas”.
En el recurso de apelación, los tres abogados del exdictador, nombrados de oficio, denunciaron que el tribunal de la UA no cumplió con las “mínimas reglas de neutralidad y transparencia”.
La defensa también criticó que Habré compareciera como único acusado juzgado por las CAE pese a que fueron numerosas las personas implicadas en los crímenes cometidos en Chad entre 1982 y 1990.
Habré fue presidente de Chad entre 1982 y 1990. El actual mandatario, Idris Déby, llegó al poder al frente de una rebelión armada. Desde entonces ha vivido exiliado en Senegal, donde fue detenido el 30 de junio de 2013 por los crímenes cometidos durante su dictadura.

Esta entrada fue publicada en Actualidad. Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.