EN DIQUE SECO 16/ del 5 de agosto de 2020

A propósito del enfrentamiento entre el presidente Torra y el cardenal Omeya, ha terciado en el debate suscitado el señor Forn, preso en Lladoners advirtiendo que aunque la Iglesia no es partidaria de nación alguna en su expresión política, sí que se debe al territorio y comunidad humana en el que asienta su vida por la de sus  fieles. Y cuenta que el cardenal, que es obispo de Barcelona, no les ha visitado en la carcel. Las obras de misericordia que aprendimos en el catecismo y que serán exigibles el día del Juicio final, presenta entre las corporales visitar a los presos. Estuve cautivo y me visitasteis, decía el que estudié. El cardenal de Barcelona debió estudiar otro catecismo o no le parece bien ir a visitar presos por el virus. El evangelio de la misa de ayer recordaba a los seguidores de Jesús que NO fíen de ciegos que guían a otros ciegos. El señor Forn da en el centro de la diana. Alberto Revuelta

Esta entrada fue publicada en Actualidad. Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.