EN DIQUE SECO 23/ del 19 de agosto de 2020

El 1% de las unidades de convivencia o de personas solas que han solicitado el IMV, el ingreso mínimo vital, reciben lo solicitado. El resto de solicitantes NO. Ese dato siniestro y desalmado si pone contra las cuerdas la gestión de la Administración central del Estado y del gobierno de coalición que la dirige. Que el presidente veranee mientras tanto está muy bien. Que Podemos se vea empapelado por antiguos empleados suyos es su problema. Que el magistrado ministro del Interior no sepa qué hacer con los migrantes que llegan a las costas andaluzas, murcianas y canarias entra dentro de su sueldo. Que el extrañado rey emérito se haya refugiado en un Estado sin tratado de extradición con Suiza, dice mucho de sus abogados y nada de la igualdad de los ciudadanos ante la ley. Que Casado cese a su marquesa porque es más alta, estilizada y avinagrada que él es divertido. Que miles de hogares españoles no tengan ingresos además de una vergüenza política y moral debería hacer sonar el toque de queda. Alberto Revuelta

Esta entrada fue publicada en Actualidad. Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.