FRACASA LA INVESTIDURA. ¿QUIÉN FRACASA?

Las voces mediáticas, los portavoces de los partidos, los tertulianos y opinadores varios nos convencen del fracaso de Pedro Sanchez como aspirante a ser investido presidente del gobierno español. Oyendo las intervenciones en la tribuna del Congreso estos días parecería que esa unánime apreciación de la realidad es certera.

Creo que no. Opino que las aparentemente incoherentes decisiones del diputado señor Sanchez, tienen un fin, conspiran a un fin. Desean lograr que no haya un gobierno de coalición con un partido de izquierda leninista. Y hasta ahora ha tenido notable éxito, aún a costa del deterioro aparente de su imagen y de los plañideros lamentos de quienes le acompañaron en la moción de censura. Y de las virulentas tocatas y fugas de la banda de mariachis del sardanista exiliado señor Rivera.

La estructura económica española, ahormada en la férrea disciplina que imponen los veintisiete Estados que gobiernan la Unión Europea, no digeriría bien la presencia cariatida y argonica de las posibles ministros de UP en el seno de un gobierno del PSOE, salvo en una posible subsecretaría de culto y clero.

Don Felipe González Márquez, florentino doctor en maquiavelismo político con olor a azahar, ya indicó hace muchos años el camino al partido de la socialdemocracia española. “¿Renunciáis al marxismo?”. Sí, renunciamos. “¿Y a sus pompas y vanidades?”. Sí, renunciamos. Catorce años de gobierno felipista. Casi cuarenta de gobierno socialdemócrata en Andalucía. Iceta y la socialdemocracia catalana recuperando poder político y de gobierno en ayuntamientos y diputaciones en territorio supuestamente de obediencia inependentista.

El señor Sanchez no tenía más remedio que teatralizar, cual Bueno Vallejo en La escalera que subía y bajaba para encontrar a sus vecinos a quieres según los exégetas del hemiciclo – indepes, voxistas, bilduinos, canarias apaisadas, armados de Armadas tomar, egeos y marquesas oliendo a defecacion gatuna – le obligaba el resultado electoral.

El señor Sanchez, con la inestimable ayuda de la señora Calvo, se escapó por la gatera y dejó a los vecinos de la escalera con la miel en los labios y armando un descalabrante inicio de temporada justo unos días antes de irse de vacaciones.

Opino que el señor Sanchez y sus colaboradores de las secretarias de su ejecutiva han preferido el aparente deterioro de la no investidura al sinvivir político de cuatro años con la excrecencia vigilante de los discípulos aventajados de don Vladimir Illich Ulianov, y, en inglés fluido, gestionando asuntos y balances en Europa, cenando con  Macron en adulterio político a la francesa del disgustadisimo señor Rivera que se ha tragado el Regimiento Inmemorial número uno, con bandera y banda, en Paris y con la ministra de defensa alemana disfrazada de presidenta de la Comisión Europea amenazándole en cada reunión del Consejo con mandarle un comando del SOE (¡ojo!, no confundir con PSOE. El SOE era el servicio de operaciones especiales ingles durante la segunda guerra mundial).

Opino que puede el rey don Felipe VI encargar a otro político que trate de ser investido y armar un gobierno, con lo que el señor Sanchez haría lo que ya hizo en peores escenarios, o sea recuperarse y volver limpio de polvo y paja.

Opino que también puede ocurrir que el señor Sanchez convoque nuevas elecciones. En cuyo caso como el pueblo español no es memo, todos los afiliados y votantes con plaza fija, y otra mucha gente que es de izquierdas pero de derechas a la vez, votarían al PSOE  que ha demostrado más tablas y donaire que el sinsorgo señor Casado, el tronante, airado envuelto en la roja y gualda a diario y sin cambiarse señor Rivera y el furibundo señor Abascal que se considera el hijo único de la Madre  Patria y desprecia al resto de los hijos de la  misma, menos a los dos bajistas de la  banda de Colon, en la que toca de oído la señora Arrimadas.

Por cierto, hoy es fiesta del Apóstol Santiago, Patrón de España. Cornetín de órdenes. Marcha de infantes.

Alberto Revuelta

Esta entrada fue publicada en Actualidad. Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.