IDEOLOGIAS

“Ciudadanos apoyará tres de los cuatro documentos de la Reconstrucción y pide al Gobierno que aparque «las cuestiones ideológicas» en materia educativa.” (El diario.es)
Se creen que lo de la izquierda es ideología y lo suyo ciencia pura. Pero vino el coronavirus y demostró algunas cosas.
Demostró que las residencias de ancianos no eran unos lugares donde amables personas cuidaban de los viejos, sino que eran un negocio como otro cualquiera y el beneficio está por encima de toda otra consideración. Es verdad que la patronal pudo sentirse abandonada por los poderes públicos, pero también se cierto que seguían siendo responsables de los ancianos allí acogidos y tenían la obligación de seguirles cuidando, pero permitieron que se murieran uno tras otro antes de gastarse un euro de sus acumuladas ganancias. Entre salvar la vida de aquellos a los que habían chupado las pensiones y la sangre o salvar sus riquezas, ni se lo pensaron. .
Al mismo tiempo, los empresarios, que no son unos dioses o demiurgos que “crean” puestos de trabajo para que los trabajadores salgan del paro y puedan vivir, y que son solo unas personas dispuestas a hacerlos trabajar a tope por el menor coste posible con el .único fin de ganar todo el dinero que puedan, llegado que fue el caso, se olvidaron inmediatamente de aquellos a quienes decían que querían proteger y los echaron a la calle y que el estado los ampare. Con todo descaro, olvidando todos lo discursos vanos sobre la importancia social de sus aventuras financieras, escondieron sus riquezas acumuladas en cualquier paraíso o en el hueco de la escalera, sin que se conozca el caso de que alguna o alguno haya renunciado al BMW.
Los filántropos, mecenas o patrocinadores no son buenas personas de toda la vida, son solo ricachos que tratan de lavar su triste imagen gastándose en obras de beneficencia, culturales o artísticas un dineral que solo es una ínfima parte de su atesorada fortuna con lo que consiguen relumbrar en revistas y teles.
Los políticos de la derecha abren la boca pidiendo ayuda al papaíto estado, así como que se bajen los impuestos (los ingresos del estado), pero nunca aclaran quién será el que pagará la cuenta de la borrachera financiera que solicitan.
Los mayores no son mayores, son viejos. La juventud no es la edad dorada, es un estado en el se está sometido a todo tipo de abusos tanto en la enseñanza como en lo laboral, ignorados por los poderes públicos y amaestrados a vivir a salto de mata.
Se podría seguir hasta el aburrimiento.
La imagen del bonachón capitalismo (al que se intenta en vano convertir en emprendedor) y la continuada y pegajosa propaganda de sus “heroes” en sus medios de comunicación, eso sí que es ideología. ¿Cual es la ideología y cual es la ciencia? Es lo que hay y así son las cosas. Y luego pasa lo que pasa.
Juan García Caselles

Esta entrada fue publicada en Actualidad. Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.