IMPRESIONES DE UNA ESTANCIA DE TRABAJO EN EL COMITÉ

Por Letizia Guerra, letrada italiana, colaboradora del CRC

Para finalizar el Máster de Abogacía de la Universidad de Sevilla quería hacer las prácticas externas en un bufete de abogados que me permitiera desarrollar mis habilidades y mejorar mis conocimientos en derecho internacional público y derechos humanos, y al mismo tiempo aplicar los conocimientos en las demás ramas del derecho.

Encontré, a través de la Universidad de Sevilla, el bufete pde Abogados del Comité Rene Cassin, que proporciona asesoramiento jurídico gratuito a todas las personas, españolas o extranjeras, que están en situación de exclusión social y dificultad económica: se trata de atender la indefensión y defender los derechos humanos. Para ello cuenta con 4 puntos de atención en algunos de los barrios más críticos de la ciudad de Sevilla como el Polígono Sur (“Las 3000 Viviendas”), Torreblanca, La Candelaria-Los Pajaritos y San Jerónimo, y con un despacho principal en el centro ciudad.

En los puntos de atención los abogados atienden a cientos de personas, por lo cual el asesoramiento jurídico proporcionado interesa todas las ramas del Derecho (Civil, Penal, Administrativo, Penitenciario, Internacional…).

Bajo la atenta guía del tutor de prácticas, el abogado presidente del CRC Y de todos los colegas se proporcionan soluciones jurídicas a problemas relacionados con ejecuciones hipotecarias, desahucios, órdenes de lanzamiento, acogimientos en familia extensa,  guarda y custodia de los hijos, divorcios, accidentes de trabajo, indemnizaciones, violencia de género, delitos, deudas tributarias, impagos de alquiler, usucapión, problemas con seguros, permisos de residencia, extranjería etc.

Sin embargo lo que caracteriza el Comité es que, en función de su específico interés y en el marco de los objetivos funcionales (defensa de personas especialmente vulnerables), lucha también contra la injusticia del “sistema político/administrativo” y la mala aplicación de la ley.

Por ello el despacho prepara documentos y escritos dirigidos a los Tribunales, a los bancos, al Ayuntamiento de Sevilla y a las públicas administraciones y denuncia públicamente los casos más graves a través de los medios de comunicación. En varias ocasiones se ha querido llevar el asunto hasta el Tribunal Europeo de Derechos Humanos o estudiar la posibilidad de la intervención del Tribunal de Justicia de la Unión Europea. Ciertos casos específicos son gestionados en primera persona por los Letrados del despacho,  los cuales asumen la defensa técnica durante las vistas y a lo largo del proceso.   Por ejemplo, en casos de delitos leves de usurpación el despacho procede asumiendo directamente la defensa alegando, según los casos, la inaplicación del tipo legal o el estado de necesidad del imputado como circunstancia eximente o atenuante, sobre la base de los principios de proporcionalidad, intervención mínima y “ultima ratio” de la ley penal. De esta manera se han ganado varios casos, entre los cuales aquello de una mujer refugiada del Mali, bajo protección internacional, madre de dos niños de corta edad, imputada por usurpación, obteniendo el archivo provisional del procedimiento.

En paralelo el despacho se ocupa de algunos asuntos de Derecho internacional público y de violaciones internacionales de derechos humanos. Hemos elaborado, durante unos cuantos meses de investigación, un informe sobre la responsabilidad de algunos actores claves involucrados en el conflicto armado en Iraq, para detectar las posibles violaciones de las normas internacionales y las comisión de crímenes, y denunciarlas ante los Tribunales Internacionales competentes. Además, hemos estudiado las causas y las consecuencias de la crisis en Gabón, y las posibles soluciones internacionales que se ofrecen a las víctimas de la persecución política, como aquellas de la minoría Rohingya en Birmania. El despacho también monitora la crisis actual en Siria para denunciar todas las violaciones de los derechos humanos en el conflicto en curso, especialmente en Alepo.

​En el despacho del Comité Rene Cassin se trabaja en un ambiente interesante, motivador e internacional con un equipo excelente bajo cualquier punto de vista. Creo en ideales de solidaridad y justicia real, por lo cual hacer las prácticas en este despacho ha sido para mí la mejor elección desde el punto de vista humano y profesional.  

Esta entrada fue publicada en Actualidad, Artículos y opinión. Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.