informe Turquia

TURQUIA HOY

La adopción del acuerdo de principio entre la UE y Turquia en materia de refugiados, adoptado hay en Bruselas, invita al Comité a presentar este informe. A la vista de los últimos acontecimientos sufridos en los que Turquía resulta ser parte protagonista, nos ha resultado de especial relevancia poner en conocimientos de nuestros colaboradores cuál es la situación actual de la República Turca.

El informe a cargo de Lucia Prats Aldegunde, miembro del Comité, se encuadra en los que viene produciendo nuestro servicio de inteligencia humanitaria.

Sevilla, 18 de marzo de 2016

SITUACIÓN ACTUAL

ATENTADOS

1. De un lado, nos encontramos con el atentado sufrido en una de los zonas emblemáticas turcas, Kizilay, en Ankara, el pasado domingo 13/03/2016. Turquía ha sufrido numerosos atentados del Daesh y del KKP, Partido de los Trabajadores del Kurdistán, en los últimos tiempos. El pasado mes de febrero, hubo un ataque bomba contra un convoy militar, dejó 28 muertos. En el mes de octubre del 2015, hubo un doble atentado en una manifestación pacifista en Ankara, que se llevó más de 100 vidas. En este ataque han perdido la vida 37 personas, de él no se ha responsabilizado ningún grupo rebelde o terrorista aún y a pesar de que el Primer Ministro Erdogan afirma que sus responsables son el grupo rebelde kurdo KKP lo cierto es que ha podido ser el Daesh también. Turquía está cada vez más inmersa en la Guerra Siria, participa en la coalición liderada por Estados Unidos contra el Daesh y permite el uso de su base de Incirlik por los aviones de esa coalición que realizan bombardeos sobre posiciones yihadistas en Irak y Siria. También mantiene una campaña de bombardeos contra los combatientes kurdos de las Unidades de Protección Popular, YPG, a las que el Gobierno de Erdogan considera una extensión del ilegalizado PKK. No es de extrañar que cualquiera de estos dos grupos hayan sido responsables de los atentados-

ACUERDO U.E. – TURQUIA.

2. El acuerdo entre la Unión Europea y Turquía sobre la crisis de los refugiados sirios que se terminará de negociar en la Cumbre Internacional celebrada entre ayer y hoy. La base este acuerdo es la siguiente:

• Todos los migrantes irregulares que crucen desde Turquía a Grecia serán retornados a Turquía con los costos cubiertos por la UE

• Por cada sirio readmitido por Turquía desde Grecia, se reasentará un refugiado sirio de Turquía.

• Se va a acelerar el proceso que permita a los turcos viajar a la Unión Europea sin requerimiento de visado, con fecha límite para su efectiva implantación en junio del 2016.

• La Unión Europea va a conceder a Turquía una ayuda que asciende en total a 6.000 millones de euros para combatir la crisis de los refugiados. (aumento de 3.000 millones de euros a los otros 3.000 millones ya concedidos en octubre del 2015).

• Se van a reabrir las negociones con Turquía para su adhesión a la Unión Europea; actualmente se encuentran en standby.

3. Independientemente de las modificaciones que se hagan sobre este acuerdo en el Parlamento Europeo (si finalmente es aprobado y todo apunta a que su legalidad es cuestionable en Derecho Internacional Público; La Convención de Ginebra de 1951, conocida como el “Estatuto del Refugiado”, prohíbe en el artículo 33 la expulsión y devolución del refugiado y afirma que “ningún Estado podrá, por expulsión o devolución, poner en modo alguno a un refugiado en las fronteras de los territorios donde su vida o su libertad peligre por causa de su raza, religión, nacionalidad, pertenencia a determinado grupo social, o de sus opiniones políticas”. El Tratado de Funcionamiento de la Unión Europea asegura que los Estados Miembros se comprometen “a ofrecer un estatuto apropiado a todo nacional de un tercer país que necesite protección internacional” y a garantizar el principio de no devolución; La Carta de Derechos Fundamentales de la UE garantiza el derecho de asilo en el artículo 18 y en su artículo 19, apartado 1 prohíbe expresamente “las expulsiones colectivas”.

ABRIR LA CAJA DE PANDORA

4. Retomar las negociaciones con Turquía para su adhesión a la Unión Europea supondría abrir la caja de Pandora. Turquía lleva intentando formar parte de nuestra comunidad desde 1964 y hasta ahora son demasiadas las barreras que no nos permiten conciliar posturas. La Unión Europea hace unas exigencias mínimas para aceptar la solicitud de un Estado que quiere integrarse en la Unión, estos criterios reciben el nombre de “Criterios de adhesión” o “Criterios de Copenhague”, fueron establecidos en el Consejo Europeo de Copenhague celebrado los días 21 y 22 de junio de 1993, e intensificados en el Consejo de la Unión Europea celebrado en Madrid en 1995, y han quedado recogidos en el Tratado de la Unión Europea (TUE) en sus artículos 2, 6.1 y 49.

5. Los Criterios de adhesión lo que vienen a mencionar son los valores en los que se fundamenta la Unión Europea, por lo que todos sus Estados Miembros deben cumplir rigurosamente con ellos y son  “el respeto de la Dignidad Humana, Libertad, Democracia, Igualdad, Estado de Derecho y respeto de los Derechos Humanos, incluidos los derechos de las personas pertenecientes a Minorías” así como el pluralismo, la no discriminación, la tolerancia, la justicia, la solidaridad y la igualdad entre mujeres y hombres “

6. Las exigencias que la Unión Europea les hace a los países que quieran adherirse a nuestra comunidad son las siguientes:

• “La existencia de instituciones estables que garanticen la Democracia, el Estado de Derecho, el respeto de los Derechos Humanos y el respeto y la protección de las Minorías.

• La existencia de una economía de mercado en funcionamiento y la capacidad de hacer frente a la presión competitiva y las fuerzas del mercado dentro de la UE.

• La capacidad para asumir las obligaciones que se derivan de la adhesión, incluida la capacidad para poner en práctica de manera eficaz las normas, estándares y políticas que forman el acervo comunitario, y aceptar los objetivos de la Unión Política, Económica y Monetaria.”

ANALISIS DE LA SITUACION POLITICA Y JURIDICA DE TURQUIA

7. Resulta requisito mínimo el cumplimiento del primero de estos puntos para que se inicien las negociaciones de adhesión con el país que sea, que resume lo dispuesto en el TUE. Para analizar la existencia de una Democracia real, Estado de Derecho y respeto de los Derechos Humanos, vamos a proceder a analizar la situación política y jurídica de Turquía.

8. El sistema político de Turquía es republicano desde 1923 y el régimen político turco es una Democracia Parlamentaria Laica dotada de una Constitución desde 1982 y un sistema jurídico fuertemente influenciado por el Civil Law. Las bases del régimen turco vienen recogidas en la Constitución de 1982 como toda nación democrática; el artículo 8 de la Constitución establece que el poder ejecutivo reside en el Presidente de la República y el Consejo de Ministros, compuesto por 23 ministros (Constitución de la República de Turquía, 1982). El poder legislativo es ejercido por la Gran Asamblea Nacional Turca (TGNA) que eligen al Presidente de la República y está formado por 550 diputados. El Poder Judicial está formado por seis órganos: el Tribunal Constitucional, Tribunal Supremo, Consejo de Estado, Tribunal Supremo Militar, Tribunal Administrativo Militar Superior y el Tribunal de Conflictos; y por Juzgados de orden inferior. Los principios que rigen el Poder Judicial son los de independencia en las decisiones de los Tribunales y seguridad jurídica.

9. Los valores fundamentales de la República Turca se ontenienen en el artículo 2 de la Constitución de 1982, que reza lo siguiente:

“La República de Turquía es un Estado democrático, secular y social gobernado por el imperio de la ley junto con las nociones de paz pública, solidaridad nacional y justicia, respetando los derechos humanos, la lealtad al nacionalismo de Atatürk, y basada en los principios fundamentales recogidos en el preámbulo”

10. El artículo 5 de la Constitución establece que los deberes fundamentales del Estado deben ser el de salvaguardar la independencia e integridad de Turquía, la indivisibilidad del país, de la República y de la Democracia y garantizar la paz y felicidad del individuo y de la sociedad. También dice que el Estado debería eliminar cualquier obstáculo que restringiese los derechos y libertades fundamentales que resultara incompatible con los principios de justicia y de Estado Social regido por el imperio de la Ley, y debe proveer las condiciones necesarias para el desarrollo espiritual y material del individuo.

11. Existen otros muchos artículos distribuidos a lo largo de la Constitución, como por ejemplo, los poderes ejecutivo, legislativo y judicial se recogen en tres artículos distintos (7, 8 y 9 de la Constitución de 1982) lo que nos hace considerar que la Separación de Poderes, la Supremacía de las Leyes, el Gobierno constitucional, la integridad de la Administración y el Poder Judicial ejercido a través de Juzgados Generales y Administrativos son valores fundamentales de la República de Turquía.

12. Podemos afirmar que Turquía, aunque por lo anteriormente descrito parezca que cumpla con el primero de los Criterios de Copenhague, lo que posibilitó que se iniciasen negociaciones con la Unión Europea para su adhesión, adquiriendo así el galardón de “Estado candidato”; en la realidad nunca ha protegido perseguido la discriminación del pueblo kurdo, lo que le ha llevado, a pesar de que la violencia nunca esté justificada, a que grupos defensores de los derechos del pueblo kurdo y que nunca se les han sido reconocidos, se radicalicen como el PKK;. Además, en la actualidad existen una serie de barreras que implican dudas y reservas en los Estados Miembros sobre la adhesión de Turquía a la Unión Europea; algunas son cuestiones de tipo técnicas, solventables si se unen esfuerzos y otras son intereses políticos y económicos que hacen que a la Unión Europea le convenga no ce negociaciones con Turquía pero tampoco permite integrarla en la Unión Europea;

BARRERAS

13. En primer lugar, existe una barrera geográfica. El problema surge con el artículo 49 del Tratado de la Unión Europea que comienza de la siguiente forma: “Cualquier Estado europeo… podrá solicitar el ingreso como miembro en la Unión…”. Turquía no forma parte del continente europeo  por lo que una interpretación restrictiva de este artículo nos llevaría a rechazar directamente la solicitud de ingreso Turquía; pero una vez se han iniciado las negociaciones y el país ha pasado a tener la condición de país candidato, esta solicitud ha sido aceptada por la Unión Europea. Esta aceptación se debe a que Turquía históricamente cuenta con lazos que la unen a Europa desde tiempos del antiguo Imperio Otomano, siempre ha estado muy vinculada a Europa. Además, para dejar más en evidencia las numerosas relaciones  que existen entre Turquía y la Unión Europea, en el plano internacional, Turquía forma parte de un gran número de Organizaciones Internacionales, siendo socio fundacional de la Organización para las Naciones Unidas (ONU), la Cooperación Económica del Mar Negro (BSEC), la Organización para la Cooperación Islámica (OIC), la Organización para la Cooperación y Desarrollo Económico (OECD), la Organización Mundial del Comercio (WTO/OMC) y la Organización para la Seguridad y la Cooperación en Europa (OSCE) así como socio de numerosos acuerdos internacionales multilaterales como La Organización del Tratado del Atlántico Norte (OTAN/NATO) o el Consejo de Europa.

14. En segundo lugar, hay una cierta barrera religiosa. No debemos olvidar que los sectores más conservadores de la Unión Europea defienden una “Europa cristiana” y dentro de esta la católica, protestante y ortodoxa, por lo que un país cuya religión mayoritaria es la musulmana hace que los sectores más conservadores sean detractores de la adhesión de Turquía. Este argumento no tiene tanto peso como el anterior dado que la mayoría de Constituciones, entre ellas la Constitución Española de 1978 o la Constitución Turca de 1982, afirman la laicidad de los Estados y ello implica libertad religiosa. Si bien es cierto que desde que se situó en el Gobierno Erdogan, Turquía se ha aproximado más a la religión cuando era un Estado con una clara separación político-religiosa (poco común en los Estados de mayoría musulmana) y esto ha sido visto como un paso atrás por los europeos y un paso adelante por sus vecinos asiáticos, ya que la estrategia de Erdogan es la siguiente: si no han conseguido integrarse en la Unión Europea y ser una gran potencia dentro de esta, al menos van a tratar de ser una gran nación en Oriente Medio. Pero no debemos olvidar que Turquía no es el único Estado de mayoría musulmana candidato a integrarse en la Unión Europea ya que Bosnia-Herzegovina, Kosovo y Albania también son de mayoría musulmana y candidatos a la adhesión a la Unión Europea.

AÑO

CODIGO

NOMBRE REGIÓN

MILLONES LIBRAS

TRY

MILLONES

EUROS (1TRY=0,31 EURO)

Media

Turquía

2001 TR Türkiye

2.600,00

806,00
2001 TRA Kuzeydogu Anadolu

1.114,00

345,34
2001 TRB Ortadogu Anadolu

1.297,00

402,07
2001 TRC Güneydogu Anadolu

1.437,00

445,47
2001 TR1 Istambul

3.711,00

1.150,41
2001 TR2 Mati Marmara

2.907,00

901,17
2001 TR3 Ege

3.082,00

955,42
2001 TR4 Dogu Marmara

3.959,00

1.227,29
2001 TR5 Bati Anadolu

2.802,00

868,62
2001 TR6 Akadeniz

2.472,00

766,32
2001 TR7 Orta Anadoluz

1.917,00

594,27
2001 TR8 Bati Karadeniz

2.068,00

641,08
2001 TR9 Dogu Karadeniz

1.730,00

536,30

15. En tercer lugar, la situación de la Democracia es inquietante a pesar de que todos los valores democráticos vengan recogidos en la Constitución de 1982. Concretamente, la libertad de expresión y de prensa, la transparencia de la Administración, la defensa y no discriminación de la minorías o las elecciones transparentes, son derechos fundamentales que aún no se han asentado en el Estado turco. El caso más grave es el problema que existe en Turquía con el pueblo kurdo, si observamos la Constitución Turca de 1982 en ningún caso recoge la no discriminación de las minorías; En Turquía viven 15 millones de kurdos que han sido perseguidos desde el Gobierno de Atartürk y no se les ha reconocido ningún derecho con la prohibición de la educación, la publicación y la difusión del kurdo obligándolos a emigrar a otras zonas (mayormente al resto de Europa ya que en Iraq, Irán y Siria también son perseguidos) y este hecho en numerosas ocasiones denunciado públicamente, no resulta tampoco aceptable para la Unión Europea.

16. En cuarto lugar, suponiendo que estas barreras se superaran, la adhesión de Turquía a la Unión Europea supondría que, para ayudar a su integración plena y que su nivel económico se igualase al nivel medio comunitario, gran parte de los Fondos Estructurales y de Inversión pasarían a su poder. Hasta la Gran Ampliación, los principales receptores de estos fondos eran España, Grecia, Italia y Portugal, pero a partir del 2004 las ayudan cambiaron de dirección, del Sur al Este de Europa, cuyos Estados tienen unas economías de mercado muy poco desarrolladas y los niveles de renta más bajos que sus anteriores receptores, los cuales aunque no han salvado completamente sus diferencias con el Norte de Europa, cuentan, gracias a estos fondos, hoy en día con unas estructuras económicas más competitivas que los Estados del Este. Lo que acontecería en la Unión Europea si Turquía se integrase es que gran parte de los Fondos Estructurales y de Inversión les serían destinados y esto no es algo con lo que estén de acuerdo los actuales receptores de las ayudas ya que sus infraestructuras no son aún lo suficientemente sólidas como para dejar de percibirlos (nótese que en España lo llevamos recibiendo desde nuestra adhesión en 1986 y aún no hemos dejado completamente de percibirlos, los países de Europa del Este los reciben desde hace solo doce años). Los Fondos Estructurales se destinan a aquellas regiones cuyo PIB per cápita es inferior al 75% de la media comunitaria (Reglamento (CE) Nº 1260/1999 del Consejo, 1999).

En Turquía, existen graves desigualdades entre las diferentes regiones turcas siendo las más pobres las de interior como la Anatolia Sudoriental y las más ricas las costeras, entre las que destaca Marmara Este o Estambúl, existiendo entre una y otra una diferencia de más de 880 millones de euros. Según el Eurostat, la renta per capita de Turquía en 2014 estaba un 57% por debajo del a UE, situándose en un 53%, al ser inferior o igual al 75% tendrían derecho a percibir Fondos Estructurales y de Inversión, pero teniendo en cuenta que gran parte de estos fondos se distribuyen regionalmente y a la vista de las grandes diferencias señaladas, Turquía percibiría un alto porcentaje del total de estos fondos, que dejarían de percibir los países que protagonizaron la Gran Ampliación, lo que hace que no se muestren muy favorables a la adhesión de Turquía.
16. En quinto lugar, una de las libertades fundamentales es la libertad de circulación de personas, trabajadores y capital dentro del territorio de la Unión Europea. Respecto a la libertad de mercancías es una realidad que entre Turquía y la Unión Europea exista una Unión Aduanera, lo que implica la libre circulación de productos y servicios sin que se puedan establecer derechos arancelarios. Distinta es la situación de personas y trabajadores, existen fronteras para pasar de un territorio a otro y estas fronteras tendrían que desaparecer si la adhesión de Turquía se hiciese efectiva, colocando las nuevas fronteras comunitarias colindando con países que actualmente sufren grandes conflictos como Siria, Iraq o Irán; ello unido a que limitan con regiones con pocos medios económicos hace que estas fronteras sean muy débiles puesto que no disponen de recursos para vigilarlas, lo que aumenta las posibilidades de que se filtren terroristas, inmigrantes, drogas… y otra serie de elementos problemáticos en la Unión Europea que esta no está dispuesta a asumir.
17. En sexto lugar, las relaciones diplomáticas entre Turquía y Grecia o Chipre son muy conflictivas. Históricamente, las relaciones entre Grecia y Turquía nunca han sido buenas pero en la actualidad la mayor problemática la hayan en la delimitación de las aguas territoriales del Mar Egeo. El actual mapa es así:

MAPA
En la imagen, podemos observar en la parte izquierda las aguas territoriales turcas en azul marino y en la derecha, las aguas territoriales griegas. Resulta obvio que las Islas griegas se encuentran repartidas a lo largo del Mar Egeo, es por ello por lo que sus aguas territoriales son mayores que las turcas en este Mar, pero Turquía no está de acuerdo con ello y en reiteradas ocasiones lo ha presentado ante el Tribunal de la Haya para que divida las aguas territoriales del Mar Egeo en dos, mitad para Turquía y mitad para Grecia, lo que le ha sido denegado. Además, en las fronteras terrestres la situación no es más fácil, con el Acuerdo Turquía-UE anteriormente comentado.
18. Respecto a Chipre, las relaciones diplomáticas son inexistentes. En 1960, Chipre se independizó de Reino Unido, conviviendo en Chipre tres comunidades: chipiotras, griegos y turcos. Tras la independencia, estas relaciones entre estos tres pueblos eran muy tensas, sobre todo entre griegos y turcos haciendo que la ONU tuviera que intervenir. Esta intervención no fue efectiva, las tensiones continuaban lo que hizo que ante el temor (y excusa) turco de que el régimen por entonces dictatorial griego anexionara a Chipre (recuérdese la Dictadura de los Coroneles), en 1974 Turquía aprobó la Operación Atila, invadiendo así el norte de Chipre, donde se asentaban los turcos que habitaban en Chipre recibiendo el nombre de República Turca del Norte de Chipre. Hoy en día, Turquía no reconoce a Chipre como país, que es internacionalmente reconocido, solo reconoce el norte, es por ello por lo que las relaciones diplomáticas son inexistentes.
19. Llegado el momento de la votación de los Estados Miembros acerca de estar a favor o en contra de la adhesión de Turquía, resulta razonable pensar en el voto desfavorable de, al menos, Grecia y Chipre.
20. En séptimo lugar, existe una barrera demográfica. La adhesión de Turquía supondría un gran cambio en la población y la economía comunitaria, añadiendo a la Unión Europea más de 77 millones de ciudadanos y 800.000 millones de euros, lo cual viniendo de un único país resulta bastante destacable ya que en la en la cúpula de la Unión Europea existe una relación entre valor económico-población-poder en la toma de decisiones comunitarias, que harían que Turquía, país recién adherido, fuese considerado un país “grande” lo que iguala su poder al de países de gran historial comunitario como Alemania, Francia, España o Italia. Este hecho es otro indicador más de la reticencia de los Estados Miembros a la adhesión de Turquía a la Unión Europea.
21. Por todo lo mencionado anteriormente, resulta muy controvertida la situación de Turquía en la Unión Europea y es de entender que muchos jefes de Estado se hayan retractado en su voto, en principio, favorable en el Acuerdo Turquía-UE por negarse a agilizar las negociaciones con Turquía o permitir la libertad de circulación de 77 millones de ciudadanos turcos en la Unión Europea al considerarlo independiente al Acuerdo. Por nuestra parte, el ministro de asuntos exteriores José Manuel García Margallo ha afirmado que España no aceptará el acuerdo con Turquía. Es de vital importancia estar muy pendientes a la actualidad de estos días, hay en juego la vida de millones de personas inocentes, vidas con las que se está negociando como si de mercancía se tratase.

5total visits,1visits today

Esta entrada fue publicada en Informes del comité. Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.