Investigadores españoles muestran cómo ‘La Macarena’ te puede salvar la vida

Publicado en Publico.

La reanimación cardiopulmonar (RCP) puede mejorarse si se hace al ritmo de la popular canción de Los Del Río, algo que ya se solía indicar en cursillos de socorrismo, pero cuya eficacia real se ha medido por primera vez en un estudio científico.

SOCIEDAD 02.06.2018 11:03 P. ROMERO
Una nueva investigación muestra que realizar las compresiones torácicas con la cadencia de la popular canción de Los Del Río “la Macarena” mejora la calidad de las compresiones realizadas durante la reanimación cardiopulmonar (RCP), puede aumentar significativamente las posibilidades de supervivencia y conducir a mejores resultados de salud. No hace falta cantarla en voz alta, claro, pero el recuerdo mental de esa canción ayuda a realizar este masaje con un ritmo adecuado.

El objetivo del estudio, liderado por la investigadora Eva González y dirigido por el profesor de la Universidad de Barcelona Enrique Carrero Cardenal, era comparar la efectividad de una aplicación de metrónomo para el móvil y un metrónomo “mental” (la canción “La Macarena”) para mejorar la calidad de las compresiones torácicas. Tanto la aplicación como la canción proporcionan un ritmo regular para ayudar a aplicar correctamente las compresiones, con una regularidad correcta.

“Soy médico anestesiólogo del Hospital Clínic de Barcelona y además soy profesor en la facultad de Medicina en la Universidad de Barcelona, me interesa mucho la investigación en docencia, aparte de la clínica”, comenta a Público por teléfono Carrero, que añade: “Para los trabajos de fin de grado, oferté como tema de investigación cómo mejorar la calidad de las compresiones en la RCP, y en ese contexto tutoricé a una alumna para desarrollar este estudio”.

Este científico recuerda que hay en la literatura científica estudios anteriores publicados que muestran la utilización de otras canciones, como ‘Stayin’ Alive’ de los Bee Gees, “que es la más clásica”. “Pero de ‘La Macarena’ no había, que es muy nuestra y que es muy conocida”, agrega Carrero con humor.

Metodología

El estudio, que se presenta en congreso Euroanaesthesia de Copenhague, utilizó un total de 164 estudiantes de medicina de la Universidad de Barcelona —una muestra representativa importante para este experimento— que realizaron compresiones continuas de tórax en un maniquí durante dos minutos.

Fueron divididos en tres grupos sin contacto entre ellos: uno de control, que no recibieron orientación y que no podían utilizar ninguna guía para mantener el ritmo del masaje; a otro se les proporcionó como guía una aplicación de metrónomo en sus teléfonos inteligentes; por último, a un tercer grupo se les pidió que realizaran compresiones de reanimación sobre los maniquíes mientras imaginaban el ritmo de ‘La Macarena’. Se tenían que saber la canción o, al menos, tenían que poder tararear el estribillo.

La media recomendada de compresiones en la reanimación cardiopulmonar se encuentra entre las 100 y 120 por minuto. Este estudio muestra cómo los estudiantes que usaron la aplicación de metrónomo -que daba 103 señales por minuto- realizaron la reanimación dentro del rango objetivo en un 91% de las ocasiones, mientras que los que tararearon mentalmente “la Macarena” —con un ritmo similar— lo hicieron correctamente en un 74% de las veces, mucho mejor que los del grupo de control (sólo un 24%).

Eso sí, indica Carrero, en ningún momento del experimento se consiguió la profundidad de compresión ideal recomendada por las guías, que son cinco centímetros. “La mediana de todos ellos se quedaba en alrededor de cuatro centímetros, faltaba profundidad, aunque también se puede achacar a la dificultad de mantener la concentración en dos cosas a la vez, el bombeo y el metrónomo o la melodía”, comenta el profesor.

A la hora de poner en práctica la reanimación es fundamental el tiempo de reacción para aumentar las posibilidades de supervivencia del paciente y su calidad de vida posterior. Existen dispositivos que ayudan a realizar esta maniobra correctamente, algunos incluso mediante información audiovisual, pero hay que disponer de ellos y saber usarlos, por lo que se puede perder un tiempo precioso para reanimar a un paciente.

“La ventaja de usar una aplicación de metrónomo es que todo el mundo tiene un móvil, es accesible, aunque faltan estudios de eficacia”, remarca este científico, que también apunta: “Recordar una canción en gratis, sencillo y es inmediato, es lo más fácil que hay, por eso decidimos hacer este estudio”.

Esta entrada fue publicada en Actualidad, Artículos y opinión. Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.