La opinión del editor

El general Franco murió en su cama. Ni el partido comunista ni los españoles disconformes con su régimen y su manera de conducir España durante casi cuarenta años fuimos capaces de derribar la estructura política, policial, económica y de apoyos de la Iglesia católica, de los ricos de este país a su dictadura. Esa es la verdad. La salida de sus restos mortales de su tumba en Cuelga muros, es una victoria pírrica. Como muestra de lo que es España y los españoles es un “Guernica” colectivo. No tenemos de que enorgullecernos.

Alberto Revuelta
Esta entrada fue publicada en Artículos y opinión. Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.