La UE presenta un plan para protegerse ante un Brexit duro que no incluye a Gibraltar

Publicado originalmente en El Confidencial

La Comisión Europea acaba de publicar un paquete de 14 medidas para proteger a los sectores que se verían más afectados por un Brexit sin acuerdo. El plan no se aplicaría en Gibraltar

TIEMPO DE LECTURA5 min

La Comisión Europea (CE) acaba de publicar un paquete de 14 medidas para proteger los sectores que se verían más afectados por un Brexit sin acuerdo, como las aduanas, los servicios financieros o el transporte aéreo, un plan que será «temporal, limitado en su alcance y unilateral«. Este plan no se aplicaría en Gibraltar, ya que el Estado miembro responsable de sus relaciones exteriores, el Reino Unido, no seguirá sujeto a la legislación europea.

Bruselas señala en un comunicado que las medidas planteadas no pueden mitigar el impacto general de un Brexit sin acuerdo, un escenario cada vez más probable por el bloqueo en el proceso de ratificación del pacto en Westminster y que, en palabras de Jean-Claude Juncker, presidente de la CE, supondría «una catástrofe absoluta». Son medidas «limitadas a áreas específicas donde es absolutamente necesario proteger los intereses vitales de la UE y donde las medidas de preparación en sí mismas no son suficientes», asegura la CE.

En cuanto al futuro del Peñón, «las leyes europeas se aplican a Gibraltar en su condición de territorio europeo de cuyas relaciones externas es responsable un Estado miembro«, explica el comunicado, que subraya que los tratados comunitarios no se aplicarán en el Reino Unido cuando deje de ser un Estado miembro. «Como consecuencia, las medidas de contingencia no se aplicarán a Gibraltar«, añade el texto

Las empresas británicas advierten de que no hay tiempo suficiente para prepararse ante un Brexit sin acuerdo

El vicepresidente de la CE para el Euro, Valdis Dombrovskis, ha admitido el «riesgo» de que el acuerdo del Brexit no llegue a ratificarseen el Parlamento británico. En ese caso, las disposiciones que Londres y Bruselas consensuaron tras un año y medio de negociaciones no llegarían a entrar en vigor. Con un Brexit duro tampoco habría un periodo de transición para dar tiempo a ambas partes a negociar la futura relación.

La mayoría de las medidas se centran en capítulos como los servicios financieros, con propuestas para equivalencias temporales para evitar al máximo posibles las disrupciones, o el transporte aéreo, donde las medidas buscan esquivar la interrupción total del tráfico aéreo entre el Reino Unido y el resto de la UE. En el área de los derechos de los ciudadanos comunitarios, la CE insta a los estados miembros a abordar de manera «generosa» el asunto, siempre que el Reino Unido haga lo mismo, y propone que se asegure que los británicos que vivan legalmente en un país europeo sigan manteniendo su estatus.

EUGENIO BLANCO. LONDRES

Las empresas de UK están «horrorizadas»

Mientras, las empresas británicas han vuelto a cargar contra la clase política por la gestión del Brexit. Cuando faltan 100 días para la ruptura con la UE —el 29 de marzo de 2019—, varios grupos empresariales advierten de que no hay tiempo suficiente para prepararseante una posible salida del bloque sin acuerdo. En un comunicado, las compañías admiten que «observan con horror» los conflictos internos en la Cámara de los Comunes, que votará el acuerdo de retiradala semana que comienza el 14 de enero.

Ante el más que probable rechazo de Westminster al pacto consensuado entre Theresa May y Bruselas, preparar un divorcio sin acuerdo ya es la «prioridad operativa» del Gobierno británico, según anunció este martes el ministro del Brexit, Steve Barclay, quien admitió que dicha planificación es todavía más necesaria para las empresas del Reino Unido. Todo ello después de que la Confederación de la Industria Británica, harta del “caos” y la “incertidumbre», diese la voz de alarma el pasado jueves al exigir a la clase política que «ofrezca la certeza de que no habrá un Brexit sin acuerdo».

En el comunicado difundido este miércoles, la Confederación de la Industria Británica, la organización industrial EEF, la Federación de Pequeñas Empresas y el Instituto de Directores afirman que las compañías «observan con horror a los políticos que están concentrados en disputas partidistas [como la moción de confianza presentada por los ‘tories’ contra May] en vez de en los pasos prácticos que las empresas necesitan para seguir adelante». «Está claro que no queda suficiente tiempo para evitar un grave trastorno en apenas 100 días», añaden los grupos empresariales, que representan a miles de compañías en el Reino Unido.

ÓSCAR GIMÉNEZ

El Ejecutivo de Theresa May, que repartirá 2.000 millones de libras (2.227 millones de euros) entre todos los departamentos gubernamentales para dichos planes de contingencia, ha enviado cartas a 140.000 compañías para pedirles que pongan en marcha sus preparativos ante un Brexit duro. Además, a lo largo de la próxima semana enviará 80.000 correos electrónicos para asesorar a las empresas. La respuesta de la patronal: fondos que podrían ser destinados a la inversión tendrán que ser utilizados para los planes ante una eventual salida sin acuerdo.

La opción de un Brexit duro, sin acceso al mercado único europeo ni a la unión aduanera, provocaría que el PIB cayese un 9,3% en 15 años, según un informe del Gobierno conservador difundido a finales de noviembre. Mientras, el último análisis del Banco de Inglaterra advierte de que un Brexit sin acuerdo causará una depreciación de la libra de hasta un 25% y disparará la inflación al 6,5%. Asimismo, el PIB británico caerá alrededor de un 8% sobre el nivel actual de aquí a 2023, el desempleo subirá al 7,5% y el precio de la vivienda bajará en

Esta entrada fue publicada en Actualidad, Artículos y opinión. Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.