nota del editor del 29/09/2019

elecciones 10/N

ANDANTE MODERATO

Le guste o no al señor presidente de la Generalidad de Cataluña es, oficial, legal y legítimamente, el representante del Estado en las cuatro provincias catalanas. Cuando promueve y sostiene la posición de desobediencia civil, debemos andar, él mismo como representante político y nosotros como ciudadanos con mucho tiento. Si el señor presidente de la Generalidad catalana se considera con derecho a desobedecer las leyes, ¿por qué han de pagar impuestos autonómicos los ciudadanos catalanes, pensionistas, perceptores de subsidios, de ayudas sociales y pobres en general?. Y ¿por qué han de pagarse multas de tráfico y otras sanciones de los organismos en cuya cúspide se sienta el señor presidente?. En estos días de reflexionar a quienes elegir, este punto político de la desobediencia civil, hay que considerarlo muy seriamente.

Esta entrada fue publicada en Actualidad. Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.