nota del editor del 29/09/2019

elecciones 10/N

ANDANTE MODERATO

Le guste o no al señor presidente de la Generalidad de Cataluña es, oficial, legal y legítimamente, el representante del Estado en las cuatro provincias catalanas. Cuando promueve y sostiene la posición de desobediencia civil, debemos andar, él mismo como representante político y nosotros como ciudadanos con mucho tiento. Si el señor presidente de la Generalidad catalana se considera con derecho a desobedecer las leyes, ¿por qué han de pagar impuestos autonómicos los ciudadanos catalanes, pensionistas, perceptores de subsidios, de ayudas sociales y pobres en general?. Y ¿por qué han de pagarse multas de tráfico y otras sanciones de los organismos en cuya cúspide se sienta el señor presidente?. En estos días de reflexionar a quienes elegir, este punto político de la desobediencia civil, hay que considerarlo muy seriamente.

Esta entrada fue publicada en Actualidad. Guarda el enlace permanente.

Deja una respuesta