Opinión del editor

Escuchar a los señores Aznar, Rufián, Casado, Iglesias, Sánchez, River y algunos otros diputados de ignotas cualidades, produce urticaria neuronal grave. La subida de la factura eléctrica, de la bombona de butano, los contratos de días, horas semanales, las estrecheces de las familias sin ingresos deberían bastar para aguzar los circuitos limbicos de los políticos elegidos para el Congreso y lanzarlos cual Tigres de Bengala en defensa de los españoles en desgracia. En lugar de eso másteres falseados, tesis inanes, plagios estultos. Mlseria intelectual. Dignidad huida. Voltaire avisó: “Cultivemos nuestro jardín”.

Alberto Revuelta

Esta entrada fue publicada en Actualidad, Artículos y opinión. Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.