Opinión del editor

El mayor proyecto de eugenesia negativa ha sido el infanticidio que ha costado la vida a unos diez millones de mujeres en China y en India por el deseo inducido de tener un hijo varón. La directora Bollain lo hace patente en “Katmandú “. No he oído, leído o visto que el feminismo militante y organizado haya hablado de esta eliminación de género. Tampoco los movimientos pro-vida de origen confesional, católico o no, han dicho esta boca es mía. Recordémoslo para curarnos en Salud y mantener despierta la inteligencia.

Alberto Revuelta
Esta entrada fue publicada en Actualidad. Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.