Opinión del editor

El sábado 29, día de san Miguel, jefe de los ejércitos angélicos del Eterno según parece, los  Mossos d’Escuadra de la Generalitat catalana, repartieron estopa a los concentrados por la CUP para enfrentase a los policías y guardias civiles que reclamaban  en una manifestación autorizada equiparaciones salariales con las policias autonomicas. Las imágenes con mossos embadurnados con colorines de los esprais cupaires recordaban las del 1-O del año anterior protagonizados por policías nacionales y guardias civiles enviadas por el inolvidable y desaparecido ministro Zoido. Algo está cambiando en Barcelona.

Alberto Revuelta 
Esta entrada fue publicada en Actualidad, Artículos y opinión. Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.