Opinión del editor

El lunes 9 se van a reunir en Moncloa dos presidentes. En su “Testament politique”, Richelieu recomienda: “Negociar sin descanso, abierta o secretamente y en cualquier lugar, incluso si no se producen frutos inmediatos y los esperados no son suficientes, es absolutamente necesario para el buen funcionamiento de los Estados”. Experiencia tuvo para testar así.

Alberto Revuelta
Esta entrada fue publicada en Actualidad. Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.