Opinión del editor

El Papa ha pedido a comunicadores y católicos del común que “desinflen las expectativas” alrededor de la cumbre de febrero de las conferencias episcopales de todo el mundo en torno a la pederastia en la Iglesia católica. Con un enorme sentido de la realidad y consciente de la institución que gobierna, el pontífice ha dicho que los casos de pederastia seguirán porque los hombres seguirán siendo seres frágiles y malvados, al mismo tiempo que buena gente y santos de altar. Como ocurre desde que el mundo es mubdo. Los protocolos a seguir para perseguir a los pederastas se harán y se ejecutaran. Pero erradicar esas conductas es tarea imposible pues siempre existe el acto de un ser humano que abusa de otro. Abuso sexual, económico, laboral, sádico. Impresiona el sentido común de este Papa y la claridad con la que dice lo que siente y piensa.

Alberto Revuelta

Esta entrada fue publicada en Actualidad. Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.