Opinión del editor

Algunos espectadores más de 60.000 en el partido del Atlético de Madrid el sábado día 9. Con personas traídas voluntariamente a Madrid desde toda España y, según los medios, y los cálculos cuadriculares de la policia unos 45.000 asistentes al acto convocado por las tres derechas ayer en la Plaza de Colón. No tienen otro camino los llamados líderes de la derecha política que llamar al cardenal Rouco Varela y pedirle que les explique el método para reunir doscientas mil personas, sin mentir al hacer el recuento.

En la galería de fotos y en los cortes televisivos de la manifestación – derecho individual y colectivo y por ende respetado y recibido – personas de edad provecta, muchos políticos con responsabilidad y cargos, poca gente joven. Tomemos, todos, nota.

El manifiesto expresaba deseos perfectamente lícitos, mentiras exageradas e insultos impropios de gentes educadas en colegios de pago. Por ese camino vamos mal.

36.588.000 españoles constituimos el censo electoral en las últimas elecciones generales celebradas. A Colón vinieron 45.000. Hay que tener la cara de cemento armado para pretender que con sus gritos cambian la voluntad del Parlamento en la moción de censura que ganó el señor Sánchez.

Los señores Rivera, Abascal y Casado harían bien en reflexionar sobre datos reales y no confundir sus deseos de verse en Moncloa con la realidad de que no pueden estar en Moncloa sin que el inquilino de Moncloa convoque elecciones para ver quien ocupa legalmente – cómo ahora mismo el ocupante – la Moncloa.

Me parece que era el doctor Rof Carballo, psiquiatra de mucho fuste y saber clínico, quien enseñaba, y practicaba, que lo que cura es la realidad. Había más personal en el Wanda Metropolitano el día 9 que en Colón el día 10.

Atención y mano al botón.

Alberto Revuelta

Esta entrada fue publicada en Actualidad. Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.