Opinión del editor

Hoy festividad de santa Eulalia de Barcelona que en el mandato imperial de Daciano murió degollada después de sufrir tormento. La delicadeza de los servicios de secretaria de la Sala Segunda del Tribunal Supremo ha hecho coincidir el inicio del plenario contra los políticos catalanes responsables de la preparación y declaración unilateral de independencia estatal y proclamación de la republica en el territorio del Principado.

Lamentarse ahora de lo que pudo hacerse y no se hizo por los políticos presentes en el Parlamento y controladores de los partidos políticos allí representados carece de lógica y sentido. Ni siquiera los políticos presos y los procesados que gozan de libertad pueden asombrarse de lo ocurrido, salvo que su ingorancia e inconsciencia fuera supina. La capacidad de prever va en el sueldo y en el cargo.

El Tribunal Supremo ha extremado las medidas tendentes a que todo ciudadano español, independentistas inclusive, y todos los extranjeros que deseen observar lo que ocurre en la sala donde se celebra el juicio pueda hacerlo. La señal televisiva la mantiene y facilita el propio TS. Eso no es posible hacerlo en la mayoría de los países europeos.

El desarrollo de las sesiones, las declaraciones de testigos y documentos, las pruebas de convicción que se hayan presentado o puedan presentarse, harán vivir el adagio latino forense que reza “MINIMA CIRCUMSTANCIA VARIAT IUS”. La más insignificante de las circunstancias, puede hacer cambiar la situación jurídica.

Ojo pues a la larga mano de la realidad, del azar, de la necesidad o de la intervención de santa Eulalia.
Apollinaire exploró en sus relatos el sentido de lo fabuloso, de lo mágico y de lo maravilloso encontrándolo entre lo cotidiano. Quizá encontremos lugar para su crónica al salir de una de las sesiones del Supremo.

Y los energúmenos comunicadores, políticos, y gentes del común alteradas , deberán tomar eunatrol que es un ácido de soda empleado en medicina para combatir los cálculos biliares.

Alberto Revuelta

Esta entrada fue publicada en Actualidad. Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.