Opinión del editor

Guste o no a los protagonista lo cierto es que PP, C’s y los partidos independentistas catalanes han votado unidos defendiendo la bandera de la santa tradición para echar al presidente socialista y permitir que la Constitución sea honrada con unas elecciones generales que, si ganan los partidos de la derecha insultadora a diestro y siniestro permitirá implantar el 155 en Cataluña, contribuyendo así , con la habitual visión estrábica de los señores Casado y Rivera a aumentar el número de catalanes que serán partidarios de separarse de España a la mayor velocidad posible.

Hoy 21 hay convocada huelga general en Cataluña como protesta política de los ciudadanos que en ella participen contra la detención de líderes políticos, su prisión por largo de meses pese a su presunción de inocencia y su enjuiciamiento estos días. Hoy el Rey ha vuelto a insistir en que solo dentro de la ley es posible la convivencia. Un ilustre e ilustrado catedrático de Historia del derecho me recordaba ayer que saber leyes, dice el Digesto, se refiere a su sentido y no a los verba. Y practicar las leyes aún mas. Por no tener eso en cuenta estamos donde estamos.

La manifestación última en Barcelona, donde como en Madrid la Policía Local utiliza similares métodos de cálculo perimetral, ha agrupado un número de ciudadanos tres veces mayor que el de los que acudieron a la llamada de los tres líderes de pequeña envergadura física, estirados en la histórica foto al grito de Santiago y cierra España en la Plaza de Colón madrileña.

Las perspectivas electorales del PP en Cataluña andan en caída libre. Las de C’s auguran descenso en votantes , hartos muchos de ellos de gestos esperpenticos y nula acción política. Vox puede recoger parte de aquellos y de éstos votos.

Lo más probable es que el beneficio electoral de la votación conjunta Rivera, Casado, Tarda, Bel y restos de serie del grupo mixto lo recojan los partidarios de la República catalana. El señor Casado reconquista España como Almanzor. O sea como los trenes de Extremadura. Descarrilando.

Alberto Revuelta

Esta entrada fue publicada en Actualidad. Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.