Opinión del editor

La alcatifa es una alfombra muy fina, pero también la sustancia que los alarifes extendían en el suelo antes de losar el mismo para hacerlo transitable y cómodo de habitar el lugar. Cuéntaselo estos días en las numerosas gacetas De la Villa y Corte que el señor Casado, el convalidado, se ha dado cuenta de que el señor Abascal, a los pechos de Aznar criado como él, lo que quiere es quitarlo de en medio y alzarse con el santo y la limosna. No en vano don Santiago educose políticamente con doña Esperanza. El señor Abascal es Conde y doña Esperanza condesa.

Alberto Revuelta.

Esta entrada fue publicada en Actualidad. Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.