OPINIÓN DEL EDITOR DEL 06/09/2021

No hablamos del recibo de La Luz. No hablamos de Casado. Ni siquiera de los MENAS de Ceuta y Canarias. Pero hoy recordamos a un defensor de derechos y del medio ambiente . Un mejicano. Rodrigo Morales Vázquez, activista social opositor a la reapertura del “basurero” de Loma de Mejía, fue asesinado la noche del jueves en la avenida Universidad de la capital de Morelos, informaron sus compañeros de lucha.

Rodrigo, quien también era fotógrafo, se oponía a la reapertura del “basurero” de Loma de Mejía a cargo de las empresas Trideza y KS, las cuales se encargan de la recolección de basura de Cuernavaca y que trabajan con el ayuntamiento que encabeza Antonio Villalobos Adán.

El “basurero” fue reabierto en enero pasado, sin cumplir con la Manifestación de Impacto Ambiental (MIA), ni con todos los requisitos necesario para ello, pero fue hasta julio pasado que salió a la luz, debido al silencio de las autoridades y las empresas.

Ningun derecho es gratis. El poder del dinero y de la corrupción termina razonando a tiros contra los que se oponen a sus deseos y a sus intereses.

Alberto Revuelta

Esta entrada fue publicada en Actualidad. Guarda el enlace permanente.