OPINIÓN DEL EDITOR DEL 07/01/2021

El pueblo que asaltó la Bastilla, asaltó el parlamento bielorruso y la asamblea nacional venezolana, el parlament catalán con Más en autogiro  y el parlamento peruano y….ayer pueblo norteamericano asaltó el Capitolio. ¿Todos los asaltos son iguales y todo el pueblo que asalta es igual y se une y organiza igual?. Parece que no. Instigados por un empresario en gravísimos apuros financieros, por un defraudador al fisco USA en los últimos diez años, por un utilizador goebbeliano de la mentira como movimiento de masas y de fomento de la rebelión de los imbeciles que describía Bernanos, por un ariete que ha permitido al partido republicano recuperar puestos, posiciones y dinero controlando por detrás, como  anunció el senador Cosidó a la salsa del magistrado Marchena en el Tribunal Supremo español, la Casa Blanca , unos cientos de ciudadanos seguidores del fracasado presidente Trump, protagonizaron ayer un monumental descalabro al sistema democrático de la pax norteamericana. Recuperados, los senadores se han hecho con el mando. De momento recordemos a Arthur Schopenhauer: A la alegría, cuando se presente, debemos abrirle de par en par todas las puertas, pues nunca llega a destiempo.

Alberto Revuelta

Esta entrada fue publicada en Actualidad. Guarda el enlace permanente.