OPINIÓN DEL EDITOR DEL 08/01/2021

Ayer jueves la Justicia belga ha rechazado la petición del Tribunal Supremo español y del Estado de extraditar al exconseller catalán Lluis Puig. En agosto de 2020 en sentencia del día 7 determinaba que el Tribunal Supremo  no era competente para juzgar al señor Puig. La Fiscalía española recurrió y ahora en nueva sentencia ha resuelto que no concede la extradición porque en España existe riesgo de vulneración de la presunción de inocencia en caso de entrega por las manifestaciones públicas que han hecho sobre el caso tanto políticos, como jueces y fiscales y otras autoridades. La sentencia considera que se produce una violacion de la directiva 2016/343 y que, por ello ese riesgo es evidente.

Alberto Revuelta

Esta entrada fue publicada en Actualidad. Guarda el enlace permanente.