Opinión del editor del 08/01/2020

La política de conservación de los monumentos que guardan y muestran las etapas y aconteceres históricos de Francia tiene una pequeña, brillante y cuidada muestra en la restauración de la Iglesia de San Medard en Clichy, justo al lado del Sena. Ya es mencionada en el siglo XIII y ciertamente en 1525 había culto y comunidad de fieles en ella situada en Clichy, done un siglo después tuvo de cura a San Vicente de Paul que inició obras de restauración en 1624. De líneas puras, austeras sin adorno arquitectónico alguno, ha sido restaurada en su primigenia estructura. Clichy uno de las villas del cinturón rojo de Paris a través de uno de sus alcaldes ofreció los vitrales que lucen y dejan colorear sus muros.

Alberto Revuelta

Esta entrada fue publicada en Actualidad. Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.