OPINIÓN DEL EDITOR DEL 15/09/2020

De basalto. La cara del señor ministro de Seguridad Social de este gobierno social comunista es de basalto. Dura como el mineral más duro encontrado en este planeta. Se descolgó ayer, sonriendo, en un programa televisivo afirmando sin inmutarse que la gestión del IVM, el ingreso vital mínimo, era un éxito. Todas las maldiciones que mujeres y hombres de las 3000 viviendas de Sevilla, de Los Pajaritos, de los Tres Barrios, lanzan sobre su gestión caigan sobre este político que se estima eficaz y los mengües se lo lleven entre los expedientes que no se contestan, ni se resuelven, ni se pagan, ni se recibe cara cara a los solicitantes y allí lo tengan oculto hasta que el PSOE lo eche en falta.

Alberto Revuelta

Esta entrada fue publicada en Actualidad. Guarda el enlace permanente.