OPINIÓN DEL EDITOR DEL 19/06/2020

Dentro de tres dias habrá decaido la vigencia del estado de alarma y los poderes acumulados en el gobierno central volverán a sus hexágonos de origen. Pese a sus evidentes deficiencias el reparto de del poder es un hecho en España, como en los restantes países de la UE. Alegrémonos de que ese reparto exista, pues ya hemos vivido otras etapas en las que ni de lejos existía no ya reparto, sino disimulo de que existiera. El Parlamento recuperara todas sus funciones y las distintas fuentes del poder autonómico se recompondrán tras el confinamiento y sus limites. Las reuniones de presidentes autonómicos con el que lo es del gobierno central han dado una imagen de respeto, libertad para opinar y hablar y tiempo para reflexionar. No debería perderse esa estructura. La realidad del pacto entre partidos como ha ocurrido en Castilla León, por encima de las divergencias de proyectos políticos es un ejemplo a seguir por los lideres nacionales de esos mismos partidos que ha escenificado en la Carrera de San Jerónimo uno de los espectáculos más chuscos de limites intelectuales y morales expuestos ante el pueblo español y protagonizados por quienes se autoconsideran lideres de la sociedad española. El presidente de la Comunidad castellano leonesa diciéndole a la marquesa de Casado y Egea que contenga su lengua, es un ejemplo de valor y de vigor moral. Si en las bancadas de quienes apoyaron la moción de censura ocurriera otro tanto se abriría una puerta a la sensatez en el Congreso.

Esta entrada fue publicada en Actualidad. Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.