OPINIÓN DEL EDITOR DEL 20/11/2021

Seguimos , como en la opinión de ayer 19, con el volcán palmero de la Cumbre Vieja que acelera su actividad y deja ya cifras para reflexionar y alarmar: más de 1.000 hectáreas quemadas, más de 10 millones de metros cúbicos de ceniza, más de 100 millones de metros cúbicos de magma y una erupción cuya energía desprendida equivale a 36 años de consumo de todas las energías necesarias de todo el archipiélago. Insisto en lo que escribía ayer: hay que dejar de decir banalidades sobre la Madre Tierra y repensar las exigencias de nuestra convivencia obligada con ella. Guste o no, esté o no de moda, el principio de la sabiduría el nuestra relación con la Naturaleza es un temor que lleve a la ciencia y a la prudencia. Desde mi punto de vista, lo demás es puro cuento y magia blanca.

Alberto Revuelta

Esta entrada fue publicada en Actualidad. Guarda el enlace permanente.