Opinión del editor del 22/03/2020

Entre los grupos de bloques que conforman el Polígono Sur de Sevilla, a unos cuantos de los mas deteriorados se les conoce por «Los Verdes». Entre sus moradores, inquilinos, unos, propietarios otros, ocupas algunos, mucha gente del cobre y muchos de ellos de confesión evangélica de la Iglesia de Filadelfia. El templo de esa denominación esta clausurado como las restantes salas de oración, pequeños templos protestantes y las parroquias católicas. Cumplimiento estricto de la normativa impuesta por la autoridad sanitaria y policial.

No obstante el Espíritu no tiene barreras. Tan pronto el culto evangélico no pudo celebrarse en su templo, las noches se convirtieron en Los Verdes en calles de cantos, velas, manos alzadas, invocaciones a Jesús, predicación del pastor, gritos en petición de auxilio celestial y expresiones de miedo al virus. Así están las cosas desde el viernes pasado. Noche tras noche.

¿Teoría del efecto mariposa y sanación pentecostal?. La teoría fue difundida por Edward Lorenz, meteorólogo famoso, que había descubierto el efecto mariposa mientras elaboraba un método más preciso para sus predicciones. Los cambios minúsculos en sus datos iniciales, introducidos para elaborar cálculos matemáticos necesarios para las predicciones del tiempo, podían dar resultados extraordinarios e impredecibles. El escrito inicial de Lorenz se dirigió a la American Association for the Advancement of Science, en 1972. De ahí procede esa repetida afirmación de la influencia de un aleteo de mariposa que termina en un tornado en Texas.

Alberto Revuelta

Esta entrada fue publicada en Actualidad. Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.