Opinión del editor del 22/11/2019

Recordemos para desmemoriados habituales los escándalos de bancos
europeos colaboradores con tareas de blanqueo de dinero sucio financiador de
actividades terroristas y del crimen organizado. El ABLV, de Letonia; el Dauske
Bank, de Dinamarca; el ING holandés; el Deutsche Bank aleman. Por ejemplo.
Se ha presentado una propuesta contra tales practica, impulsado por seis
paises Europeos, entre ellos España, con dos medidas importantes: 1/ crear un
supervisor con autoridad sobre todo el mercado interior de la UE y todos los
operadores financieros del mismo espacio, y 2/ armonizar la actual y vigente
legislación comunitaria que regula lucha contra el blanqueo, pero no disctar
nuevas leyes.

Alberto Revuelta

Esta entrada fue publicada en Actualidad. Guarda el enlace permanente.

Deja una respuesta