OPINIÓN DEL EDITOR DEL 23/03/2022

Ver a tres ministras del gobierno español, sector PSOE, defendiendo el silencio y la espera decretada por el presidente hasta el 29 del corriente fue un penoso espectáculo tanto político como de la posición de las mujeres, una de ellas vicepresidenta, en el mismo gobierno. Con el país a medio parar y semi desabastecido, con otros estados de la  UE ya adoptando hace días medidas correctoras de los precios , comprobar el absurdo y encabezonado proceder socialista en esta crisis produce vergüenza y estupor. Máxime oyendo al poco convincente ministro de Exteriores en el Senado repitiendo cuál muñeco de don Nicanor tocando el tambor que todo es correcto y se explicará en su momento. La ineptitud de parte del consejo de ministros es más que evidente. Cuando el presidente vuelva de Flandes deberá cavilar sobre el abismo en el que puede encontrarse el país a poco que siga dedicado a callar aquí donde debe hablar pues para eso fue elegido. Alberto Revuelta

Esta entrada fue publicada en Actualidad. Guarda el enlace permanente.