OPINIÓN DEL EDITOR DEL 27/07/2021

Comienza hoy en la Ciudad del Vaticano un juicio en el que se sientan en el banquillo un cardenal, un clérigo de alto rango, varios profesionales laicos en cargos de vigilancia y gestión financiera de fondos de la sede apostólica, una dama gestora de informaciones reservadas y un par de brokers internacionales. Diez personas. Los jueces son laicos todos ellos. Se trata de un tribunal penal del Estado Vaticano. El sumario está compuesto de 29.000 folios de documentos, testimonios, declaraciones y pericias técnicas. Desde el siglo XVIII no se había juzgado a un cardenal. Aquel fue condenado y excomulgado. Los delitos que se imputan al cardenal y a las nueve personas que lo acompañan como acusados, son los de fraude, blanqueo de capitales, malversación de fondos y corrupción. “No podéis servir a Dios y al dinero” indicó hace dos mil años Jesús el Nazareno.

Alberto Revuelta

Esta entrada fue publicada en Actualidad. Guarda el enlace permanente.