Opinión del editor del 28/12/2019

Los ferroviarios franceses están haciendo lo imposible para privatizar un servicio público que teóricamente defienden los sindicatos convocantes de la huelga de estos días. Las molestias constantes a los ciudadanos que utilizan los trenes,lograrán que estos voten así más derecha y más ultraderecha. Y a seguidas las multinacionales ferroviarias presentarán propuestas para hacerse cargo con servicios privados de lo que es aún un servicio público.

Alberto Revuelta

Esta entrada fue publicada en Actualidad. Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.