Opinión del editor del 29/02/2020

El Tribunal de Cuentas del Reino de España reclama 4,1 millones de euros a 28 politicos y funcionarios catalanes acusados conjunta y solidariamente que han de depositar en la cuenta del organo en un plazo que acaba la semana entrante. A Puigdemont, Junqueras et alia. Si no depositan lo exigido por la instructora delegada del Tribunal, dictara el embargo de sus bienes y haciendas. Y en el caso de los eurodiputados puede exigir el embatgo de sus sueldos parlamentarios ya que la inmunidad nada tienen que ver con un organismo de carácter administrativo cual lo es el Tribunal de Cuentas. Para navegantes avispados recuerdo que el expresidente Mas fue inhabilitado pro tempore y se embargaron sus bienes, aunque parace que la caja de resistencia abono las cantidades exigidas, de lo que no tengo seguridad. Estos recientes dias pasados la Audiencia Nacional ha exigido al letrado Gonzalo Boye, uno de los abogados de Puigdemont, el pago de las resposabilidades civiles por haber participado, ates de estudiar derecho y colegiarse, en el secuestro de Emiliano Revilla, por lo que fue condenado. La Administracion de Justicia del Estado español va lenta. Pero siempre termina exigiendo aquello que consta en los fallos de las sentencias firmes. Despreciar esos signos es de necios. Por eso Sánchez, que no es necio, es presidente del gobierno del Reino de España. Y no Egea ni Abascal ni Arrimadas ni Alvarez de Toledo. De Casado, nihil fit.

Alberto Revuelta

Esta entrada fue publicada en Actualidad. Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.