Opinión del editor del 29/03/2019

Tengo en prision, con condenas de dos y tres años, a un par de hombres que atiendo en la abogacía pro bono de Los Pajaritos, barrio, según los medidores de miseria, el más pobre de España, que está en Sevilla. Ni tercer grado, ni segundo grado. Pero he aquí el milagro de los milagros penitenciarios, la Generalidad de Cataluña, presidida por el señor Torra ha concedido a uno de los nenes del presidente Pujol, el ocultador de bienes ilícitos, el tercer grado a las pocas semanas de entrar en prision condenado a más de dos años de reclusión. Es evidente que la Republica del señor Torra es más mejor que el Reino de don Felipe VI. Sobre todo para los Pujol. Cuanto cubren las banderas, ¡válgame el cielo!.

Alberto Revuelta.

Esta entrada fue publicada en Actualidad. Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.