OPINIÓN DEL EDITOR DEL 30/10/2021

El aumento de un 2% en el índice que mide el ascenso de la economía española, coincide con el aumento hasta un 5,5% de la inflación, el disparatado coste de la energía eléctrica para las empresas y los particulares y los combustibles relacionados con el petróleo y el gas. No se van a poder cumplir las continuas promesas del gobierno de coalición. No están llegando los fondos UE. No ha llegado ni un euro a los damnificados de La Palma. Los burócratas de las Administraciones públicas españolas, sus reivindicaciones de tiempos, y otras gabelas paralizan de forma idéntica el Ingreso Vital Mínimo, la Renta Básica de las Comunidades Autónomas, la devolución de los cobros indebidos por Hacienda, la resolución de los recursos y la agilidad de la administración de Justicia para resolver a tiempo los conflictos de los ciudadanos entre ellos y con los poderes públicos. La detraccion de rentas a los ciudadanos para mantener la clase política de tal elefantiasis y a los burócratas que crecen a su sombra, con o sin oposiciones, van a conseguir escorar el pais entero al varadero, aunque los gobernantes de cada momento se pongan todas las medallas del futuro luminoso y esplendente. La ineficiencia de la Administración y de los electos puede despertar de su tumba a don Gaspar de Zúñiga para sentarse a tratar de dictar unas cuantas reales providencias con don Francisco Perez de los Cobos, presidente del Consejo  de Estado de la real y católica Majestad de Don Felipe de Austria, para mejorarlas. Estamos aún en el siglo XVII. Pero con Meta.

Alberto Revuelta

Esta entrada fue publicada en Actualidad. Guarda el enlace permanente.