OPINIÓN DEL EDITOR DEL 30/11/2021

El rey ha estado en Barcelona anoche en un acto de Fomento, con empresarios y banqueros. También se sentaron a su mesa Aragonés y Colau. No el consejero de Economía porque el rey no le había pedido perdón por el discurso de 2017. Realpolitik. La ANC puso fotos del rey cabeza abajo en dos torres emblemáticas: hoy es la fiesta del apóstol san Andrés que fue crucificado cabeza abajo y por eso preside las iglesias ortodoxas de todo el mundo y es, además, patrón de Escocía cuya primera ministra pide a Boris Johson la celebración democrática de un referendo, algo a lo que hizo referencia anoche Aragonés . A las seis de la mañana de esta madrugada mientras el rey, el president que es la máxima representación del Reino en Cataluña, la alcaldesa que rige la administración de la capitalina catalana y el consejero que no apareció a cenar, dormían, ardía un bajo en la plaza de Tetuan de la ciudad, ocupado por diez personas. Han muerto cuatro, un bebé un niño de seis años y dos adultos. Otros cuatro adultos están en hospitales. La oficina bancaria abandonada de sus bancarios había sido ocupada por pobres. Un incordio en medio de lo satisfechos que estamos todos de lo bien que funciona la política y las administraciones públicas, incluidas, por supuestos, la catalana. Alberto Revuelta

 

 

 

Esta entrada fue publicada en Actualidad. Guarda el enlace permanente.