Opinión del editor del 30/12/2019

Una faceta desconocida de maneras de resolver en cuanto es posible el castigo a los delincuentes condenados es la que tienen pactada y contratada los gobiernos de Holanda, Inglaterra y Bélgica y funciona de la siguiente manera: el Reino de Holanda dispone de plazas libres en sus prisiones; el Reino Unido de la Gran Bretaña dispone de penados pero no de plazas, cosa que le ocurre igual al Reino de Bélgica. Solución: Holanda alquila plazas a Inglaterra y Bélgica y los penados de estos dos paises cumplen sus condenas en Holanda.

Alberto Revuelta

Esta entrada fue publicada en Actualidad. Guarda el enlace permanente.

Deja una respuesta