Opinión del editor del 7/4/2019

El gobierno de Francia ha llegado a movilizar a 80.000 policías y gendarmes con motivo de las jornadas semanales de protesta organizadas por los chalecos amarillos. En una de esas jornadas, a primeros del pasado enero, fueron detenidos, identificados e incoados
expedientes sancionadores 5.339 ciudadanos manifestantes. Además 150 fueron enviados directamente a prision provisional por las autoridades judiciales. Francia es una democracia. No he escuchado, ni leído críticas a la contundente reacción gubernamental ante las manifestaciones de chalecos amarillos.

Alberto Revuelta

27total visits,1visits today

Esta entrada fue publicada en Actualidad. Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.