La inteligencia de otros LA DAVIS DE BAUTISTA Y SÚPER RAFA

Jaime Galceran Pujol el El Periodico

Muñequeras negras en homenaje a su padre, Joaquín. Roberto Bautista Agut levantó su dedo al cielo y se persignó antes de dar la mano a Felix Auger-Aliassime tras la victoria más difícil de su vida. «Era el momento de dar un paso adelante. Dar la cara», dijo aún con lágrimas tras sentir el apoyo de toda la Caja Mágica que coreaba su nombre.

Homenaje merecido a un tenista que lucha en la pista con la fuerza, el coraje y la valentía que ha tenido ante la adversidad fuera de ella. Luchador, paciente y metódico poco a poco ha logrado encaramarse a la élite del tenis. Constancia y trabajo ha sido su afán desde que renunció a las botas de fútbol para agarrar una raqueta en su mano.

Y ‘Bati’, como le conocen sus amigos, pudo volver con sus compañeros, que le habían guardado su ausencia, para apuntarse a la gran fiesta y ayudarles a la victoria en esa nueva Copa Davis.

Bautista dio el primer punto y Rafael Nadal certificó el que faltaba como en las anteriores eliminatorias en las que el número 1 tuvo que doblarse en la pista y ganar cada partido para mantener viva a España. Ante Dennis Shapovalov volvió a hacerlo hasta el último punto del ‘tie break’. Nadal había venido a Madrid con un objetivo y lo cumplió. A lo grande. Para hacer historia. «No hay nadie como tú», cantó Shakira antes de empezar. Y no lo hay. Nadal ha sido el líder en el vestuario, en la pista y con el público cuando hacía falta. Ha ejercido de número 1. Ha sido Súper Rafa.

Y bajo la capa de Súper Rafa, todo ha sido más fácil para el capitán Sergi Bruguera que, sin Bautista hasta ayer, ha utilizado todo su fondo de armario con Feliciano López, Marcel Granollers y Pablo Carreño, hasta tocar también él, bicampeón de Roland Garros, su primera ensaladera.

Un trofeo tan difícil de conseguir para Bruguera y otros grandes del tenis español, como Manuel Santana, Manuel Orantes y el desaparecido Andrés Gimeno, que lo persiguieron por todo el mundo y en todo tipo de pistas. Era otra Copa Davis. Un torneo de 108 años de historia que, en Madrid, de la mano de Gerard Piqué, ha estrenado un nuevo formato.

La actuación de Super Rafa y la victoria de España no debe hacer olvidar los problemas de esta nueva Copa Davis. Piqué puede respirar tranquilo esta vez y, en eso, Nadal le ha echado una mano. Pero Kosmos y la Federación Internacional de Tenis deben dar una vuelta de tuerca más a una competición centenaria que ha vivido de la emoción y la pasión de tenistas como Bautista y Nadal.

Publicado en Actualidad | Deja un comentario

Extracto de Cataluña año cero. El proceso, el juicio y la sentencia. Ernesto Ekaizer (España, 2019).

Las filtraciones interesadas procedentes del Tribunal Supremo han pretendido que el magistrado Luciano Varela es el malo de la película de la sedición. En otras palabras: que ha sido el autor de la orientación del tribunal del procés hacia la sedición, adelantada en exclusiva por CTXT.

Esa versión ha buscado descargar en el magistrado jubilado la responsabilidad por la decepción que amplios círculos judiciales, fiscales, políticos y mediáticos han sentido por el “abandono” de la calificación del delito de rebelión.

Problema: no es la versión correcta de los hechos. El tribunal del procés llegó al acuerdo por unanimidad –lo cual requería excluir el delito de rebelión– en julio de 2019, antes de que los magistrados partieran de vacaciones, de que condenarían por el delito de sedición. Ni el delito de conspiración para la rebelión ni el de conspiración para la sedición habían sido planteados por las acusaciones. Era rebelión versus sedición.
Marchena y Varela fueron nombrados magistrados de la Sala Segunda del Tribunal Supremo en 2007, en una transacción dentro del Consejo General del Poder Judicial (CGPJ). Los muñidores de esa transacción fueron los vocales Adolfo Prego, exmagistrado del Supremo, hombre próximo al Partido Popular, y Juan Carlos Campo, del partido Socialista Obrero Español. El PSOE vetaba a Marchena que era entonces fiscal de la Sala de lo Penal del Tribunal Supremo, y el PP no quería a Varela, a quien Mariano Rajoy identificaba con un grupo de Jueces para la Democracia que había provocado el cese anticipado de su padre, Mariano Rajoy Sobredo, como presidente de la Audiencia Provincial de Pontevedra en 1986.

Mira por dónde, los siete magistrados del tribunal del procés llegaron a la sedición con los mismos argumentos de la exconsejera Clara Ponsatí, huida de la justicia en Escocia.

Pero fue el ponente, Manuel Marchena, quien tuvo la iniciativa de proponer el delito de sedición tras las primeras deliberaciones posteriores al «visto para sentencia» del 12 de junio de 2019. En la Fiscalía del Supremo no existe la más mínima duda de que las filtraciones sobre la «autoría» de Varela han sido intentos de desviar la responsabilidad aprovechando la circunstancia de que Varela, que cumplió 72 años en mayo de 2019, ya está jubilado.

«Estábamos jugando al póquer [con el Gobierno español]. Íbamos de farol», declaró el 8 de junio de 2018 la exconsejera Clara Ponsatí, en un acto organizado por la Asamblea Nacional de Cataluña en la Queen Mary University de Londres, unas manifestaciones que dejaron en estado de shock al independentismo. Ponsatí ya había explicado en noviembre de 2017 que el Govern de la Generalitat carecía de medios para poner en práctica las leyes que había aprobado el Parlament sobre transitoriedad jurídica y nuevas estructuras del Estado catalán independiente.

Mira por dónde, sin citarla, claro, la idea del farol es lo que la sentencia describe en su relato de hechos probados. En lugar de farol denominan como «ensueño», «quimera», «señuelo» y «fingido liderazgo» la política del Govern de la Generalitat, al establecer que, si bien se descarta la rebelión por razones objetivas como la ausencia de «violencia instrumental, preordenada y funcional», hay razones subjetivas muy relevantes.

Y es que los líderes independentistas eran plenamente conscientes de que todas las leyes aprobadas y al objetivo mismo de la independencia no eran más que un medio para suscitar movilizaciones (el «derecho a decidir» se convirtió en «derecho a presionar», apunta), a fin de conseguir sentar en la mesa de negociación al Gobierno de Rajoy.

Allí donde la Fiscalía del Supremo veía un plan para separar a Cataluña de España y subvertir el orden constitucional, los magistrados venían a decir: ¿cómo es posible, señores fiscales, que os hayáis tomado en serio que su plan era conmover los cimientos del Estado español?

Los magistrados desmontan pieza por pieza la rebelión imaginaria que habían construido el exfiscal general del Estado, José Manuel Maza –quien sí contempló, alternativamente, el delito de sedición, según recuerda la sentencia–, el magistrado Pablo Llarena, quien se orientó en exclusiva hacia el delito de rebelión, y la defensa cerrada de la rebelión que han hecho en el juicio los «cuatro fiscales del Apocalipsis», como les llaman algunos compañeros.

No, señores fiscales, no fue un golpe de Estado, viene a sostener la sentencia.

¿Por qué? Pues por esto: «Bastó una decisión del Tribunal Constitucional para despojar de inmediata ejecutividad a los instrumentos jurídicos que se pretendían hacer efectivos por los acusados. Y la conjura fue definitivamente abortada con la mera exhibición de unas páginas del Boletín Oficial del Estado que publicaban la aplicación del artículo 155 de la Constitución a la Comunidad Autónoma de Cataluña», se lee en la página 269. Por ello, precisamente, Rajoy no propuso al Congreso aplicar el estado de sitio ni optó por la Ley de Seguridad Nacional.

Hablar de «conjura», ¿puede ser un acto fallido que nos está remitiendo al delito de conspiración para la rebelión (artículo 577 del Código Penal)?

Problema: ninguna de las partes acusó por este delito y el tribunal puede, por esa razón, haber descartado esta posibilidad de condenar por conspiración para la rebelión, con penas más bajas que las del delito de sedición, para no vulnerar el principio acusatorio.

Pero el rigor de entomólogo con el que Manuel Marchena descuartiza la «quimera» y el «ensueño» del plan de independencia y la declaración «ineficaz» de independencia del 10 de octubre de 2017, suspendida ipso facto para negociar, sufre un desequilibrio analítico evidente al abordar la sedición definida como sedición consumada.

«La sedición no alcanza a toda turbación de la paz o la tranquilidad pública», señala no sin razón la sentencia en la página 279. Pero a continuación califica como sedición consumada lo que pasó por dos hechos: la manifestación del 20 de septiembre ante la Consejería de Economía en Rambla Cataluña y el 1 de octubre.

¿Y estos hechos bastan para definir un alzamiento tumultuario? ¿No hay un intento de compensar la destrucción, sin complejos, de la teoría de la rebelión, con una sentencia por sedición?

No se prueba que los dos acontecimientos sean eslabones de la misma cadena sediciosa. Y es que no se prueba porque no se puede.

La manifestación del 20 de septiembre no obedece a un plan de alzamiento tumultuario «instrumental, preordenado y funcional», para usar el método que desarma el delito de rebelión. Esa concentración es una reacción ante una decisión judicial de entradas y registros. Y es una protesta. Si la intención hubiese sido impedir la acción de la comisión judicial (delito de sedición), pues no era difícil conseguirlo con 40.000 personas frente a la consejería.

Y entre el 20 de septiembre y el 1 de octubre, ¿se mantiene la sedición? ¿Hay acaso una continuidad o el «clima insurreccional» que ha consagrado el autor de los atestados teniente coronel Daniel Baena? No.

Por tanto, hay un abuso o caída de la sentencia en una interpretación extensiva del delito de sedición.

Publicado en Actualidad | Deja un comentario

Peridis en El Pais

Peridis en El Pais

Publicado en Actualidad | Deja un comentario

Opinión del editor del 01/12/2019

No estaría de más que el señor presidente del gobierno del Reino de España, en funciones, releyera, o leyera en caso de no haberlo hecho nunca, a don Alonso de Ercilla y Zúñiga, poeta afamado, que nos dejó unos versos acertados y políticamente sabios: “No hay contra el desleal seguro puerto/ni enemigo mayor que el encubierto”. La poesía sirve para orientarse en los procelosos mares de la andadura política.

Alberto Revuelta

Publicado en Actualidad | Deja un comentario

Opinión del editor del 30/11/2019

Hoy fiesta del patrón de Escocia, san Andrés apóstol. La presidenta del gobierno escocés y presidente del partido que propugna y busca la indepencia del antiguo Reino de Escocia, Nicola Surgeon, ha pedido a Boris  Johnsonl celebración de un referéndum para que sus ciudadanos se pronuncien sobre la independencia defendida por su partido. El premier inglés le ha dicho que no hay ni habrá otros referéndum. Aquí algunos
partidos defensores de la independencia de Cataluña dicen en ingles lo que
no se puede conseguir en el Reino Unido de la Gran Bretaña. Spain is diferent.

Alberto Revuelta

Publicado en Actualidad | Deja un comentario

Opinión del editor del 29/11/2019

Elecciones locales en Hong Kong. El pasado domingo 24 las urnas
ofrecieron una masiva participación y una no menos masiva victoria a los votantes partidarios de reformas democráticas y mantenimiento de las actuales, procedentes de los tratados entre el Reino Unido y China. Es mejor, mucho mejor, la praxis política democrática que las cesaristas y totalitarias alternativas sean de regímenes comunistas o pseudocomunistas, como de aquellos de corte autoritario disfrazado de excelentes y melifluas palabras que encubren la miseria moral e intelectual de sus voceros.

Alberto Revuelta

Publicado en Actualidad | Deja un comentario

FERNANDO LÓPEZ AGUDIN en Diario PUBLICO el 26 NOVIEMBRE, 2019

Los militantes del PSOE acaban de votar casi por unanimidad el preacuerdo de Sánchez e Iglesias, probablemente los inscritos de Unidas Podemos también votarán en parecida proporción. Mientras que al mismo tiempo los militantes de Esquerra Republicana lo han hecho asimismo casi por unanimidad en contra de abstenerse en la investidura del hoy presidente en funciones si la Moncloa no acepta una mesa de diálogo político entre la Generalitat y el Gobierno. Pero ahora, desde el propio PSOE surgen algunas voces cualificadas para que Ferraz convoque una nueva consulta a los militantes en la que aprueben o rechacen cualquier hipotético nuevo acuerdo entre los socialistas y los republicanos. Es decir, antes de sentarse a la mesa, si es que se sientan PSOE y ERC, ya hay quien anima a pegarle una patada a la mesa.

El problema de esta mesa de diálogo, que fabrican a toda mecha los carpinteros socialistas y republicanos, es su constante vista a la derecha. Oriol Junqueras y Gabriel Rufián están tan pendientes de Quim Torra y Carles Puigdemont, como Pedro Sánchez y Miguel Iceta de Pablo Casado y Santiago Abascal. Con ese ¡ Vista a la derecha! impiden fabricarla a gusto político de los dos consumidores. ERC se siente tan vigilada por JxCat como el mismo PSOE por el PP, Voz y los escombros de Ciudadanos. Unos y otros buscan un acuerdo que facilite el camino de Sánchez a la Moncloa, pero de tanto mirar a la derecha, la catalana y la española, unos no observan más que las inminentes urnas catalanas vitales para los republicanos, y los otros la presión mediática y política del resto de las fuerzas constitucionalistas.

Es una mala tentación permanente, la miopía e incluso la ceguera del ojo izquierda, en la que han caído tanto la izquierda soberanista como la socialdemócrata desde 1975. No hay que ir muy lejos. ERC alentando en 2017 la vía unilateral de Carles Puigdemont, mientras Pedro Sánchez se adhería al 155 de Rajoy tras haberlo denunciado. En cuanto a la izquierda populista, con vice in pectore, ahora no dice esta boca es mía, después de aquel mes de septiembre de 2017 en que optó por un mutismo progresivo. En realidad, desde el PCE, dirigido por Carrillo, la izquierda española sigue sin abordar la cuestión nacional del Estado español. Por lo que Sánchez recibe sobre el tema catalán una enorme presión política por su derecha pero casi ninguna por su izquierda.

No le ocurre lo mismo a Junqueras, obligado a mirar a su derecha sin perder de vista a los radicales de la CUP por la izquierda. Con sus dirigentes presos, necesitan poder vender la abstención en la investidura a sus propios electores. A finales de noviembre están de hecho en la misma situación que a finales del pasado enero cuando votaron contra los Presupuestos y forzaron a Sánchez a convocar las elecciones del 28 de abril. Con el agravante de que han perdido en Madrid sus amigos o, al menos, los que decían serlo. Bajo distintas circunstancias, la abstención e incluso el voto favorable no encontraría muchos obstáculos. Saben que es una oportunidad, pero si no son ayudados por los que piden auxilio continuarán en el no.

Para complicarlo más, Madrid es un hervidero de intoxicaciones y rumorología interesada que busca tumbar el preacuerdo de Sánchez e Iglesias con el pretexto de ERC. Así el fantasma de Ciudadanos como recambio de los escaños de los republicanos no es más que una fantasía, pero la facilidad con la que los profesionales de la política cambian de criterio en función de sus intereses personales convierte en verosímil lo inverosímil. Así aquel gobierno non nato del PSOE con Ciudadanos, abortado por Pablo Iglesias, podría resucitar hoy si las demandas de Junqueras se mantienen firmes. En el ambiente podrido que hoy es la política española, todo es posible y nada probable.

ERC puede contribuir a resolver una crisis de gobierno si se abstiene en la investidura de Pedro Sánchez, pero el PSOE no puede sin el concurso del PP resolver la crisis de Estado. Todo lo que se acuerde necesita el nihil obstat de los populares. Desde que en el verano de 2010 Zapatero no se atrevió a defender el Estatut, que había prometido defender en febrero de 2004, el histórico conflicto catalán se ha agudizado bastante. Pese a que los republicanos no ignoran que no puede ser lo mismo que hoy gobierne Pedro Sánchez que la pareja Casado y Abascal, necesitan ahora algo más que este impecable argumento democrático para lograr defender la abstención ante el soberanismo catalán. Es difícil, pero no imposible siempre que los negociadores no olviden que en la política española nada es gratis

Publicado en Actualidad | Deja un comentario

‘Los 18 de Chaves’, una banda inverosímil

ANTONIO AVENDAÑO , en EL PLURAL, 24/11/2019

Es difícil pero no inverosímil que el Tribunal Supremo acabe tumbando la sentencia sobre los ERE dictada esta semana por la Sección Primera de la Audiencia de Sevilla, cuyo extremo rigor no esperaban pero sí temían muchos de los 21 ex altos cargos procesados, convencidos de que el tribunal provincial no se atrevería a mostrar una indulgencia demasiado comprometedora socialmente, políticamente y, sobre todo, judicialmente.

‘Si debe haber absoluciones, que las dicte el Supremo’, creían tales procesados que debían de pensar los jueces, a quienes la mayoría de políticos socialistas sentados en el banquillo atribuían no tanto convicciones ideológicas conservadoras como poca inclinación a tirar al cubo de la basura una instrucción de muchos años y altísimo voltaje políticoni a desairar a una derecha que tenía grandes esperanzas en esta sentencia y que se habría tomado la absolución en cascada como una afrenta personal.

Sobre jueces y hombres
Cuando políticos de izquierdas son condenados, muchos de sus seguidores se agarran al clavo ardiendo de que, primero, la democracia española no depuró ni democratizó su sistema judicial y, segundo, la constatación de una ascendencia conservadora y un estatus familiar acomodado en la mayoría de magistrados. El doble reproche es oportuno como consuelo, pero poco fiable como argumento.

De la lectura de la sentencia de los ERE no se desprende filiación política alguna de los jueces que la firman. Sus argumentos son jurídicamente verosímiles, están bien documentados y no les falta sustento doctrinal. Las mismas tres virtudes, por cierto, que habría tenido la exposición razonada del juez instructor del Tribunal Supremo Alberto Jorge Barreiro cuando imputó al entonces senador José Antonio Griñán por prevaricación pero descartó la malversación. Esto decía Barreiro:

“Ha de partirse de la premisa de que un porcentaje de las subvenciones ilegalmente concedidas habría que concederlo también en el caso de que la concesión fuera legalmente tramitada (…) El hecho de que las concesiones de subvenciones por esa cuantía sean nulas por haber infringido el ordenamiento jurídico no significa que todo el dinero concedido con cargo a ese programa presupuestario haya sido defraudado en perjuicio del erario público. Pues una cosa es que se esté ante la concesión ilegal de distintas subvenciones por diferentes cuantías y otra distinta que todas ellas fueran improcedentes”.

El auto de Barreiro no era, obviamente, una sentencia, pero tenía el interés de poner de manifiesto que, ante unas mismas pruebas, jueces igualmente independientes y de similar solvencia profesional, pueden mantener opiniones dispares y aun contrapuestas, tanto que en un caso condenan a una persona a ocho años de cárcel y en el otro la dejan en libertad.

Sobre listos y tontos
¿Ha sido el de Sevilla un tribunal de gatillo fácil a la hora de disparar sus severas condenas por prevaricación y malversación contra personas que tomaron decisiones políticas y presupuestarias más que propiamente administrativas y que, además, no otorgaban ni pagaban las ayudas sociolaborales?

Desde luego, la estupefacción de los condenados ante su procesamiento y el altísimo riesgo personal y penal que habrían corrido sin la contrapartida de lograr un beneficio se avienen mal con una conducta prevaricadora cuyo éxito, por lo demás, requería que la Cámara de Cuentas y el Parlamento de Andalucía, su equipo de letrados y su Oficina de Control Presupuestario fueran lo bastante estúpidos como para no enterarse de nada durante diez años. Demasiado listos unos, demasiado tontos otros.

Sobre prevaricadores
La jurisprudencia sobre la prevaricación requiere, como se sabe, requisitos tales como que el contenido de la resolución sea contrario a lo dispuesto en la normativa vigente y, además, de tal entidad que no pueda ser explicadacon una argumentación técnico-jurídica mínimamente razonable; y que la autoridad o funcionario público actúe con plena conciencia de la ilegalidad o arbitrariedad que está cometiendo.

La doctrina asentada al respecto excluye el delito de prevaricación en los casos en los que la autoridad hubiere probado que no tenía interés personal en el asunto, que no fuera consciente de la irregularidad y que tampoco hubiere participado en el proceso previo.

Sorprendetemente, la sentencia de los ERE sostiene que todos esos requisitos estuvieron presentes en la conducta de las 19 personas condenadas, de quienes dice que fueron “plenamente conscientes de la palmaria ilegalidad” de sus actos. El sentido común no puede dejar de preguntarse cómo, siendo tan palmaria la ilegalidad, nadie la advirtió, pues la Intervención habló de inadecuación y aun de falta de procedimiento, pero nunca jamás de ilegalidad y ni riesgo de menoscabo de fondos públicos.

No me llames Manolo, llámame Danny
Una ilegalidad cometida originariamente en el año 2000, al modificar el procedimiento de concesión de ayudas para “dar una respuesta ágil” a los graves conflictos sociolaborales; implementada mediante modificaciones de crédito contrarias a derecho pero hechas en Consejo de Gobierno y por tanto sometidas a control de legalidad; concretada en un Convenio Marco ideado para burlar los controles de la Intervención; y mantenida mediante un presupuestación reiteradamente fraudulenta de las transferencias de financiación que el Parlamento no pudo detectar porque la información que se le suministraba era arteramente oscura e incompleta.

Si en ‘Ocean’s eleven’ el legendario Danny Ocean urdía el mayor atraco a casinos de la historia de Las Vegas con un equipo de solo 11 hombres, en el caso de los ERE el inverosímil Manuel Chaves habría seguido sus pasos con un equipo de 18 hombres para repartir a su antojo 680 millones de euros que, para más audacia de los delincuentes, estaban consignados en los Presupuestos que cada año aprobaba el Parlamento de Andalucía. Ocean y los suyos al menos se ocultaban; Chaves y su banda ni siquiera eso: al parecer se dedicaron durante diez años a delinquir a la vista de todo el mundo y poniendo además por escrito todas sus fechorías. Demasiado listos.

Publicado en Actualidad | Deja un comentario

Opinión del editor del 26/11/2019

En una interesante entrevista realizada por Lola Galan a Bill Drayton hay una
pregunta y su espuesta que reproduzco pues este caballero es el fundador de
Ashoka, cuya idea inicial era promover lo que definió como emprendimiento
social. Le pregunta Lola Galan “encontrar gente capaz de aunar la iniciativa de
un emprendedor con la preocupación por el bien común de las ong. Ashoka
tiene ahora alrededor de 3.600 de esos emprendedores repartidos en más de
90 países, en estos casi 40 años ¿cómo mediria usted el impacto de la
organización?”. “De distintas formas. En primer lugar las palabras
emprendedor social transmiten hoy una idea de vida buena. En el
mundo entero la gente ya sabe lo que eso significa. Se da cuenta de
que preocuparse y organizar a los demás es práctico y posible. Y
genera el respeto de la sociedad. Además hace que la vida sea mas
interesante, mas saludable, mejor y mas larga”.
Alberto Revuelta.

Publicado en Actualidad | Deja un comentario

LA DAVIS DE BAUTISTA Y SÚPER RAFA
Jaime Galceran Pujol el El Periodico

Muñequeras negras en homenaje a su padre, Joaquín. Roberto Bautista Agut levantó su dedo al cielo y se persignó antes de dar la mano a Felix Auger-Aliassime tras la victoria más difícil de su vida. «Era el momento de dar un paso adelante. Dar la cara», dijo aún con lágrimas tras sentir el apoyo de toda la Caja Mágica que coreaba su nombre.
Homenaje merecido a un tenista que lucha en la pista con la fuerza, el coraje y la valentía que ha tenido ante la adversidad fuera de ella. Luchador, paciente y metódico poco a poco ha logrado encaramarse a la élite del tenis. Constancia y trabajo ha sido su afán desde que renunció a las botas de fútbol para agarrar una raqueta en su mano.

Y ‘Bati’, como le conocen sus amigos, pudo volver con sus compañeros, que le habían guardado su ausencia, para apuntarse a la gran fiesta y ayudarles a la victoria en esa nueva Copa Davis.

Bautista dio el primer punto y Rafael Nadal certificó el que faltaba como en las anteriores eliminatorias en las que el número 1 tuvo que doblarse en la pista y ganar cada partido para mantener viva a España.  Ante Dennis Shapovalov volvió a hacerlo hasta el último punto del ‘tie break’. Nadal había venido a Madrid con un objetivo y lo cumplió. A lo grande. Para hacer historia.  «No hay nadie como tú», cantó Shakira antes de empezar. Y no lo hay.  Nadal ha sido el líder en el vestuario, en la pista y con el público cuando hacía falta. Ha ejercido de número 1. Ha sido Súper Rafa.
Y bajo la capa de Súper Rafa, todo ha sido más fácil para el capitán Sergi Bruguera que, sin Bautista hasta ayer, ha utilizado todo su fondo de armario con Feliciano López, Marcel Granollers y Pablo Carreño, hasta tocar también él, bicampeón de Roland Garros, su primera ensaladera.

Un trofeo tan difícil de conseguir para Bruguera y otros grandes del tenis español, como Manuel Santana, Manuel Orantes y el desaparecido Andrés Gimeno, que lo persiguieron por todo el mundo y en todo tipo de pistas. Era otra Copa Davis. Un torneo de 108 años de historia que, en Madrid, de la mano de Gerard Piqué, ha estrenado un nuevo formato.

 La actuación de Super Rafa y la victoria de España no debe hacer olvidar los problemas de esta nueva Copa Davis. Piqué puede respirar tranquilo esta vez y, en eso, Nadal le ha echado una mano. Pero Kosmos y la Federación Internacional de Tenis deben dar una vuelta de tuerca más a una competición centenaria que ha vivido de la emoción y la pasión de tenistas como Bautista y Nadal.

Publicado en Actualidad | Deja un comentario