INFORME DE LA SITUACIÓN DE SUDÁN

Amelia Esteve Sicall que ha seguido hace tiempo la evolución de Sudán y los conflictos
en Darfur y procedimientos en la Corte Penal Internacional ha preparado este informe
quevpublicamos con la noticia de la detención y destitución de Al Bashir.
Sudán vive una profunda crisis económica que se ha puesto de
manifiesto con la escasez de productos de primera necesidad. La imagen
de ciudadanos haciendo largas colas para conseguir pan o gasolina es
frecuente en el país, que en 2011 se quedó sin las tres cuartas partes de
sus reservas de petróleo tras la independencia de Sudán del Sur. La
mala gestión económica del país ha provocado una inflación del 70% y
que pase de exportar productos agrícolas a sufrir una fuerte dependencia
del exterior. Las protestas, que sacuden Sudán desde el pasado 19 de diciembre,
comenzaron por la carestía de los productos básicos, pero pronto se
convirtieron en marchas antigubernamentales en las que se exigía la
renuncia del mandatario, Oman Al Bashir en el poder desde hace tres
décadas por un golpe de Estado. Al frente de las protestas se ha situado la Asociación de Profesionales
Sudaneses, integrada por médicos, ingenieros, profesores o mecánicos a
quienes se han sumado los perseguidos grupos de la oposición reunidos
en las Fuerzas Nacionales de Consenso y en torno al histórico partido Al-
Oumma de Salek Al-Mahdi, quien ha condenado la represión
gubernamental.
Al Bashir, acusado de crímenes de guerra y contra la humanidad por la
Corte Penal Internacional por el conflicto de Darfur, y contra quien
existen dos órdenes de arresto, se defiende atribuyendo los problemas
económicos , a las sanciones impuestas por Estados Unidos y a su
inclusión en la lista negra de países que apoyan el terrorismo. Al Bashir ha responsabilizado de las protestas a “agentes” extranjeros y
ha retado a sus rivales a tratar de llegar al poder a través de las urnas.
Asimismo, ha advertido de que no permitirá ninguna “Primavera Árabe”, en alusión a la ola de protestas que sacudió Oriente Próximo y el norte
de África en 2011.
Sudán recibió a finales del mes de enero, el apoyo del emir de Catar, Tamim bin Hamad al Zani, quien expresó el respaldo a “la unidad y
estabilidad” de la nación africana durante una reunión con Al Bashir en
Doha.

También La agencia oficial saudí SPA indicó que el rey Salman bin
Abdelaziz de Arabia Saudí ha enviado una delegación ministerial a Sudán
para apoyar al Gobierno de Al Bashir frente a “los retos económicos
actuales”; y en ese sentido, indicó que el Gobierno saudí está dispuesto
a abrir una línea de créditos destinados a proyectos de desarrollo en
Sudán.
Como consecuencia del conflicto, el 23 de febrero ha proclamado la
disolución del Gobierno central y declarado “el estado de emergencia”
durante un año, ante las protestas de los movimientos
antigubernamentales, iniciadas en diciembre pasado para pedir la
renuncia del poder del jefe del estado, que ostenta el puesto desde
1989.
El líder sudanés ha asegurado reiteradamente que no dejará la
presidencia y que los cambios solo pueden llegar a través de las
elecciones.
Desde el comienzo de las manifestaciones, cientos de personas han sido
arrestadas, entre ellas líderes opositores, y al menos 31 han perdido la
vida, según recuentos oficiales, mientras que los activistas y las
organizaciones de derechos humanos cifran en unos 50 los muertos en la
represión violenta de las protestas.
Los juicios sumarios están amparados en la ley de emergencia,
decretada el pasado 22 de febrero por Al Bashir para tratar de cohibir las
protestas, que se han repetido casi a diario desde el pasado 19 de
diciembre.
“El Gobierno mintió cuando aseguró que el estado de emergencia no
sería usado contra las protestas o para violar las libertades”, dijo Alamin.
El responsable de Al Umma, principal partido de la oposición, advirtió de
que “los tribunales de emergencia destruirán” la oferta de diálogo que Al
Bashir ha formulado a la oposición.
Las protestas se desataron en Sudán el pasado 19 de diciembre y se han
producido con frecuencia casi diaria desde entonces, aunque el mes de
marzo se había reducido su intensidad, en especial desde la entrada en
vigor del estado de emergencia decretado el 22 de febrero por Al Bashir. A pesar de ello el pasado sábado se celebró la mayor manifestación
hasta la fecha, coincidiendo con el aniversario de la revolución del 6 de
abril de 1985, que dio paso a un periodo democrático de cuatro años.
La Asociación de Profesionales asegura que miembros del Ejército
“protegieron” a los ciudadanos de los ataques de las fuerzas de
seguridad, que dispararon al aire y que se produjeron “enfrentamientos”
entre ambos bandos.

Según informa la agencia oficial Suna mediante un comunicado, el
general Kamal Abdelmarouf, jefe del Estado Mayor de las Fuerzas
Armadas, aseguraba que estas “continúan cumpliendo su responsabilidad
de proteger a los ciudadanos”. Los organizadores de las protestas han creado un consejo ciudadano
para negociar con las fuerzas de seguridad, el Ejército y la comunidad
internacional con el objetivo de transferir el poder “a un gobierno de
transición, fiel a las voces de la revolución”, según dijo Omar el Digeir,
líder del opositor Partido del Congreso Sudanés. “Reiteramos la demanda
del pueblo de dimisión inmediata del jefe del régimen y de su gobierno”, añadió, según informa AFP. En los últimos días, el Ejército sudanés se ha enfrentado a tiros a las
fuerzas de seguridad leales a Al Bashir para proteger a los manifestantes
que permanecen frente al cuartel general desde el sábado. El Comité Central de Médicos de Sudán, un sindicato opositor, ha elevado
este miércoles 10 abril, a 22 el número de muertos por la represión de
las protestas contra el presidente, desde el pasado sábado, 6 de abril,
cuando se inició una sentada multitudinaria.
Entre los 22 fallecidos figuran cinco militares, que se enfrentaron a las
fuerzas de seguridad del Estado cuando trataban de dispersar las
manifestaciones.
Otras 153 personas resultaron heridas, muchas de las cuales están en
estado crítico, por lo que el número de víctimas mortales podría
aumentar, según han advertido desde el sindicato médico. Desde el comienzo de las protestas hace más de tres meses, más de
medio centenar de personas ha fallecido en la represión violenta y al
menos un millar han sido detenidos, según los activistas y opositores.
Mientras tanto, desde Nueva York, el secretario general de Naciones
Unidas Antonio Guterres ha hecho un llamamiento a evitar todo tipo de
violencia en Sudán y ha instado al presidente de dicho país a “crear un
ambiente favorable para una solución a la situación actual y para
promover un diálogo inclusivo”. Por su parte, las embajadas de Estados
Unidos, Reino Unido y Noruega en este país africano, pidieron este
martes (9 de abril) al Gobierno sudanés que diera una respuesta “seria
y creíble” a los manifestantes y que pusiera en marcha “un plan de
transición política creíble”.

ULTIMA HORA

Jueves 11 de Abril 2019, Al Bashir ha dejado de ser Presidente de
Sudán, manteniéndolo retenido en el palacio Presidencial, según ha
anunciado el vicepresidente, el general Awad Ibn Awf, quien también ha
informado que las fuerzas armadas toman el poder durante dos años con
la puesta en marcha de un Consejo Nacional de Transición.

Publicado en Actualidad | Deja un comentario

Opinion del editor del 11/ 4/2019

Desde mi punto de vista la deriva que los lideres únicos de los partidos políticos de ámbito estatal, cuanto de ámbitos territoriales competenciales distintos, es que están exigiendo a los suyos una aquiescencia rayana en la admiración sin reservas y la obediencia ignaciana perinde ac cadaver. Seide es un personaje creado por Victor Hugo para su obra teatral Mahomet, escrita en 1714. Seide encarnó en la obra, y sigue haciéndolo desde entonces, la devoción fanatica a su jefe.

Alberto Revuelta

Publicado en Actualidad | Deja un comentario

Opinión del editor del 10/4/2019

Hamon, que es el jefe de filas del partido creado tras la victoria contundente de Macron, cuyo nombre es Generation.s, se ha negado a cualquier apoyo a sus antiguos congéneres socialistas a quienes ha calificado como simples suplementos de los conservadores. ¿Que opinarán aquí los señores Casado, Rivera y Abascal de semejante aserto ?. Tampoco estaría de más preguntarle al señor Hamon su opinión sobre la democracia francesa vistos los despliegues policiales con motivo de manifestaciones de serenos ciudadanos que no solo son detenidos, sino que algunos cientos de ellos son
enviados a prision provisional.

Alberto Revuelta

Publicado en Actualidad | Deja un comentario

LA SEMANA DEL BREXIT, UNA SEMANA SIN CHAMPÁN Y FUEGOS ARTIFICIALES

Columna firmada por José Oneto en REPUBLICA.COM el pasado día 4 de abril

Esta semana, por fin, después de tres años de negociaciones tenía que haber sido el gran día para los que habían votado a favor del Brexit y de la salida del Reino Unido de la Unión Europea. El Viernes 29 de Marzo, hace una semana, era el día fijado para que se hiciese realidad el sueño de muchos y el miedo y la desesperanza de otros muchos, atrapados en los resultados de un Referéndum absurdo con el que se engañó a los británicos por una irresponsabilidad del primer Ministro Cameron, que tuvo que dimitir.

Ese día estaba previsto que sonasen 23 veces las campanas del Big Ben y se lanzaran fuegos artificiales desde el Támesis, recordando a Jorge Federico Handel y su hermosa obra “Música para unos Reales fuegos Artificiales”. Pero todas las salas de fiestas que habían reservado sus mejores sitios se tuvieron que anular, y el champán tuvo que permanecer en las neveras. Desde días antes y tras el fracaso de tres votaciones propiciadas por una destruida física y psicológicamente Theresa May, se sabía que no habría fiestas, ni fuegos, ni champán, sino sólo confusión en una Gran Bretaña enfrentada con un parlamento atascado que no lograba encontrar salida a una situación que tiene dividido al país y a la que no se encuentra solución, para desesperación de los 27 países de la UE.

“Los políticos de todos los partidos tienen el deben velar por los intereses de la nación. Este es el momento”, decía el ministro David Livington en una sala repleta de empresarios. Pero sus oyentes no se mostraron muy impresionados por ello. Los empresarios opinaban que ningún partido había velado en los últimos años por los intereses del país, anteponiendo siempre sus intereses de partido. “Nosotros decimos a Westminster: estamos frustrados. Enfadados. Vosotros habéis desatendido seriamente los intereses del sector empresarial británico”, decía por su parte el Presidente de la Cámara de Comercio británica. “Habéis estado tres años dando vueltas al asunto. Y después de tres años, ya está bien”.

The Economist anunciaba el fin de Theresa May, que se ha doblegado ante lo inevitable enfrentándose durante las pasadas semanas a un desastre tras otro. El mes pasado, decía el semanario, hemos visto ministros votando contra la disciplina de partido sin ser cesados de sus puestos y varias facciones amenazando con dimisiones a cambio de concesiones, mientras desde Europa, le llegaban a la primera ministra británica las únicas salidas. May está advertida: si se decanta por una ruta del Brexit más suave, una parte de su gobierno conservador se retirará, y el partido quedará fragmentado.

Con diez días hasta la fecha límite, el Parlamento o bien vota por el acuerdo de May, o bien presenta de inmediato un plan B concreto que ya está siendo pactado con el líder del laborismo Corbyn.

Michel Barnier, coordinador principal de las negociaciones de la UE, quiere que antes de la cumbre extraordinaria de la UE del 10 de abril el Reino Unido deje clara constancia de lo que quiere exactamente. De otro modo, los británicos se retirarán el 12 de abril sin acuerdo, a menos que los 27 acepten un segundo aplazamiento. Un Brexit sin acuerdo, es considerado un escenario catastrófico, hasta unos extremos que es ahora cuando los que votaron la salida de Europa, que pensaban que votaban su independencia como Nación que mandó en medio mundo, se han dado cuenta, aunque tarde, de lo que significa para ellos.

Por un solo voto (313 a 312), la Cámara de los Comunes aprobó a última hora del miércoles una proposición de ley que obliga al Gobierno a renunciar explícitamente al “no deal”, un Brexit sin acuerdo, y a pedir una nueva prórroga a Bruselas. Para entrar el vigor, el texto legal tiene que ser respaldado aún por la Cámara de los Lores. Hoy, numerosos periódicos europeos publican unas declaraciones del Presidente del Gobierno español en las que, después de comparar. el “Brexit” con el movimiento independentista en Catalunya ya que ambos son “proyectos políticos basados en mentiras” que abocan a la sociedad a “callejones sin salida”, cree que de él se deben extraer lecciones y reflexiona sobre cómo las diferencias internas de un partido pueden convertirse en “un problema global”.

Dice Sánchez que el “Brexit”, a su juicio, nunca debería haberse planteado como un asunto binario: “No se trata de ‘Me marcho o me quedo’. Quizá la pregunta (del referendo de 2016) debería haber sido: “¿Quiere quedarse en una Europa mejor?, porque sin duda hay muchas cosas que es necesario cambiar en Europa”. El líder socialista español confía en que los políticos británicos actúen de manera responsable a fin de evitar un “Brexit” duro.

Publicado en Actualidad | Deja un comentario

SANGRE EN LAS MANOS, BILIS EN LA BOCA

Reproducimos este artículo de Javier Caraballo publicado en EL CONFINCIAL del día 9 de abril.

El proceso de derechización del Partido Popular ya se ha transformado en un proceso de mimetización. Con bilis en la boca, Pablo Casado acaba de acusar al presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, de preferir las manos manchadas de sangre, una atrocidad que, si la hubiera proferido alguno de los líderes de Vox, habría escandalizado hasta a los del Partido Popular, porque la sangre de la que hablan es también la sangre de muchos socialistas asesinados por ETA. Socialistas y populares han llorado juntos en muchos entierros, y esa es una memoria que no se puede mancillar.

Pero no lo ha dicho Vox sino el líder del Partido Popular, y lo único que se demuestra es que el giro a la derecha que ha provocado en este partido la irrupción del partido de Santiago Abascal se ha convertido en una competición de barbaridades encadenadas. Qué razón tiene ese gurú de extremistas de todo el mundo, Steve Bannon, cuando dice que “la victoria de Vox es que ya ha trasladado su conversación al resto de la derecha: partidos como Ciudadanos y PP ya hablan como ellos”. Vox ha “colocado su producto” en el centro derecha y, en un inconsciente proceso de mimetización, los demás se dedican a reproducirlo, añadiendo a cada instante unas dosis mayores

Conviene detenerse en el origen de esa acusación de Pablo Casado contra Pedro Sánchez porque, en la época que vivimos, en la que existe una predisposición social a creer la mentira, por encima incluso de la verdad, que pasa a tener una importancia secundaria, la reiteración de los hechos se ha convertido en una necesidad, además de en una obligación. Si Pablo Casado acusa a Pedro Sánchez de “preferir las manos manchadas de sangre” es porque, hace unos días, el partido proetarra Bildu apoyó, junto a otros grupos parlamentarios, entre ellos Ciudadanos, un paquete de ‘decretos sociales’ que el Gobierno socialista ha forzado, con las Cortes ya disueltas y las elecciones convocadas, para hacerse la campaña electoral desde la Moncloa.

El mismo oportunismo electoralista lo aprovechó Bildu para apoyar esos decretos y afirmar luego que “lo que demostramos es que favorecemos los intereses de la gente”. ¿De verdad piensa Pablo Casado que un hecho así equivale a acusar al líder del PSOE de preferir “las manos manchadas de sangre” y de ser “un aliado de los terroristas”?

En un mismo discurso, no es posible hacer un canto a la Constitución española y al Estado de derecho y, a continuación, arrasar con los principios más elementales de la rivalidad política en una democracia. A quienes, como Pablo Casado, se llaman a sí mismos “constitucionalistas” y decretan a diario, según sus propios intereses políticos, quiénes lo son también y quiénes están fuera del marco constitucional, habría que recordarles que el deber primero de todo constitucionalista es el de no apropiarse de algo que nos pertenece a todos los españoles.

No se dan cuenta de que ese interés por ‘expulsar’ cada día a más gente de la Constitución lo único que provoca es un empequeñecimiento de esa Constitución que se dice defender. A partir de ahí, que sepan también que la violencia verbal en política nunca es la antesala de nada bueno para un país; en España, ha sido el precedente vertiginoso de nuestras etapas más tenebrosas. No conviene frivolizarlo, por mucho que se acerque una campaña electoral y las encuestas políticas desvelen mucha incertidumbre..

Pablo Casado nació como líder entre los suyos porque ofrecía dos valores fundamentales para los cuadros del PP: ideológicamente suponía el regreso a la derecha sin matices de José María Aznar y físicamente se parecía a Albert Rivera. Su irrupción debió parecerles a los líderes populares el hallazgo del líder perfecto, como si lo hubieran podido fabricar en un laboratorio mezclando las virtudes de sus dos principales en el centro derecha, el discurso duro de Santiago Abascal contra la ‘derechita cobarde’ y la imagen de un político joven dispuesto a sacudir las siglas del ‘marianismo’ que tanto acabó irritándoles. De pie frente al atril, con las manos extendidas, Pablo Casado podía taponar las dos vías de agua que se le habían abierto a ese partido, por las que se estaba desangrando electoralmente, hacia la derecha de Vox y hacia el centro de Ciudadanos.

En aquellos días de julio del año pasado, en el congreso del PP que contempló su ascenso, Soraya Sáenz de Santamaría, que iba en la dirección contraria a lo que bramaban los delegados, extendió un abanico frente a Pablo Casado: “¿Dónde están nuestros principios y valores? En cada una de las varillas del abanico, que siguen siendo firmes. Quiero un partido grande, en el que no sobra nadie, solo los corruptos. Quiero un partido abierto. Somos el gran partido del centro derecha europeo, heredero del humanismo cristiano y del liberalismo. Así es como se ganan elecciones”.

De nada le sirvió, siquiera, que el abanico tuviese los colores de la bandera de España, porque el giro a la derecha ya estaba decidido. Soraya perdió el liderazgo y, amortizada políticamente como está, quizá solo convenga ya rescatar la pregunta que hizo y devolverla otra vez al atril de los populares: ¿dónde están vuestros principios y valores?

Publicado en Actualidad | Deja un comentario

Opinión del editor del 9/4/2019

En 2018 la mitad de los coches vendidos en Noruega eran vehículos con motores y
sistemas movidos por electricidad. Para 2025 serán prohibidas las ventas de vehiculos movidos por gasolina o diésel. Islandia y Suecia son los dos paises situados detrás de Noruega en ese índice de lucha contra la contaminación y los perjuicios contra el clima y sus efectos en las enfermedades que afectan a las poblaciones de las ciudades con fuerte uso de ese medio de trasporte. Algo deberíamos aprender.

Alberto Revuelta

Publicado en Actualidad | Deja un comentario

ENTREVISTA CON EL FILÓSOFO ANSELM JAPPE

Reproducimos el texto de la entrevista publicada en El Confidencial del día 6 de marzo, de la que es autora
Ada Nuño.

Para el filósofo alemán Anselm Jappe (Bonn, 1962) todos somos sujetos fetichistas y narcisistas, adoradores de falsos dioses-mercancía. Ha presentado recientemente su última publicación en la editorial Pepitas de Calabaza, ‘La sociedad autófaga‘. que, como su propio nombre indica, se retrae al mito griego de Erisectón, un rey que se autodevoró porque no podía saciar su hambre. Usando esa fábula como una cruel alegoría del mundo contemporáneo, el ensayista habla de la sociedad mercantil y del espectáculo, así como del capitalismo, uniéndolo a la tradición psicoanalítica (desde Freud a Erich Fromm) y el caos actual, la violencia extrema y el terrorismo islámico. ¿Nos precipitamos hacia el colapso de nuestra civilización?

PREGUNTA. Comienzas el libro hablando del concepto clásico de trabajo, su valor y el gasto de energía humana en el proceso. ¿Qué opinas sobre esa idea de que de aquí a unos años, por culpa de la automatización, los humanos dejaremos de ser útiles?

RESPUESTA. La sustitución del trabajo humano “vivo” por las tecnologías es un proceso que ha acompañado a toda la historia del capitalismo, creando siempre “inútiles” (por ejemplo, los artesanos constructores de carrozas después de la difusión del automóvil). Pero durante mucho tiempo los trabajadores que se habían vuelto “superfluos” fueron absorbidos por nuevos sectores productivos (como la industria automovilística). En torno a 1970 se produjo un giro: a causa de la “revolución microelectrónica”, los trabajadores que se vuelven “inútiles” son muchos más que aquellos que pueden encontrar un nuevo trabajo. Actualmente, el verdadero nivel de desocupación todavía permanece oculto por medidas de “reciclaje profesional”, trabajos a tiempo parcial, periodos más prolongados de formación, etc., pero el coste de estas medidas supone al mismo tiempo un obstáculo para la economía capitalista. El problema clásico de la explotación sigue existiendo, pero ser “inútil” es hoy un destino igualmente común a escala mundial, y en ocasiones más grave en sus consecuencias. Golpea a todas las clases sociales, pero es mucho más difícil organizarse para contrarrestarlo porque los sindicatos y las huelgas pueden muy poco contra la exclusión social.

P. ¿Nos ha llevado el consumo masivo a un grado de satisfacción tan enorme que, paradójicamente, estamos eternamente insatisfechos?

R. La economía capitalista, sobre todo en su fase actual, no se basa en la satisfacción de necesidades preexistentes, sino en la continua estimulación de nuevos deseos que hay que satisfacer con nuevas mercancías. Constitucionalmente, se ve impulsada hacia lo ilimitado. No son los deseos humanos los que son ilimitados por naturaleza, como presupone la ciencia económica burguesa. La economía de la mercancía consiste en una acumulación infinita, resultado de la reproducción tautológica y sin contenido del trabajo abstracto. Para vender las mercancías que se encuentran en un estado de eterna sobreproducción, la economía necesita estimular una perenne sed de mercancías, principalmente a través de la publicidad y la difusión de “estilos de vida” que sirven como compensación de aquello que realmente falta en la vida. Es esencial que el consumidor esté siempre decepcionado y que de inmediato busque la próxima mercancía que le prometa la satisfacción; de otro modo, todo el mecanismo se pararía. Un capitalismo “durable” o “sostenible” –es decir, que se autolimite- es una contradicción intrínseca y no existirá jamás.

P. A lo largo de todo el libro mencionas el fetichismo de la mercancía, háblanos de él.

R. El concepto de “fetichismo de la mercancía” fue introducido por Marx al final del primer capítulo de ‘El Capital’ (1867), después de haber analizado las categorías básicas de la sociedad productora de mercancías y, en consecuencia, del capitalismo: el lado abstracto del trabajo, llamado trabajo abstracto; es decir, la simple erogación de energía humana indiferenciada, medida en tiempo, que forma el valor de las mercancías (materiales o inmateriales), el cual se representa finalmente en el dinero. Marx describe el fetichismo como una relación social entre las cosas y una relación de cosas entre las personas, expresión de un modo de producción en el que la producción dirige al hombre, en lugar de que sea el hombre el que dirige la producción. Los hombres ponen en relación sus trabajos privados no directamente, sino solo en una forma objetivada, bajo la apariencia de cosas, esto es, como determinadas cantidades de trabajo humanoexpresado en el valor de una mercancía. Sin embargo, no saben que lo hacen y atribuyen los movimientos de sus productos –los intercambios entre los productores y las proporciones en las que se intercambian las mercancías- a cualidades naturales de estos últimos. El fetichismo es un proceso inconsciente y colectivo que oculta la verdadera naturaleza de la producción capitalista. El propio Marx lo califica de “misterioso” y recurre a fórmulas como aquella según la cual la mercancía es “sensible-suprasensible” y es comparable a la religión, donde el hombre proyecta sus fuerzas sobre un ser trascendente del que después cree depender.

Un capitalismo sostenible es una contradicción intrínseca y no existirá jamás

El fetichismo, en el sentido marxista originario –a menudo tergiversado por ellos mismos-, no es solo un fenómeno ideológico, ni tampoco un engaño consciente para velar la realidad cotidiana de la explotación. La fuerza del concepto de Marx radica en el hecho de que pone al desnudo la inversión real que se produce en el capitalismo. El lado abstracto del trabajo (prestación de trabajo como pura cantidad y sin consideración por el contenido) prevalece sobre el lado concreto, el valor mercantil prevalece sobre el valor de uso. Solo cuenta la cantidad de trabajo desarrollada y la parte de plusvalía que contiene, por qué se traduce en valor, en plusvalía y, finalmente, en beneficio. Qué sea producido por ese trabajo es algo secundario o irrelevante. Solo cuenta su acrecentamiento cuantitativo, su acumulación. Que sean bombas o trigo lo que se produzca, importa bien poco desde el punto de vista del valor: se producirán más bombas y menos trigo si las bombas contienen más plusvalía. El lado concreto de las mercancías –que se trate de bienes o de servicios no supone ninguna diferencia- se convierte en algo subordinado, es un simple soporte para lo único que cuenta en una economía capitalista: la cantidad de valor. El lado concreto, que es el que corresponde a las necesidades y los deseos humanos, y que debería constituir el objetivo de la producción, en la sociedad de la mercancía está, sin embargo, condenado a depender de lo que en realidad deriva de él: su representación abstracta.

No estamos frente a una ilusión o una puesta en escena, sino frente al nivel más profundo, y muy real, de la lógica capitalista. Mientras que la explotación y la división en clases se encuentran también en muchas otras sociedades, esta inversión entre lo abstracto y lo concreto es un rasgo distintivo solo del capitalismo. No se trata, sin embargo, de un fenómeno “abstracto” o secundario, sino que explica el carácter destructivo y ciego de la sociedad capitalista y constituye además la verdadera raíz de la devastación de las bases naturales por obra de la economía.

P. Mencionas que el capitalismo “ha encontrado en sus críticas la manera de garantizar la supervivencia”. ¿Es esa su mayor fortaleza y lo que lo distingue de otras teorías económicas que han “fracasado”, como el comunismo?

R. Esa flexibilidad y capacidad para absorber las protestas es efectivamente uno de los puntos fuertes del capitalismo occidental. El llamado comunismo jamás representó una alternativa al capitalismo, sino que era la tentativa de implantar por otras vías las categorías básicas del capitalismo (dinero, mercancía, trabajo, industria) en las sociedades “atrasadas”. Tras los primeros éxitos, la lógica coercitiva empleada se reveló incapaz de promover el desarrollo hacia formas más “modernas” de capitalismo y de resistir a la competencia económica entre los sistemas, de donde derivaba la rigidez característica del “socialismo real” hasta su hundimiento.

P. En tu opinión ¿está en nuestra naturaleza adorar siempre algo ajeno a nosotros mismos, ya sea un dios o una mercancía?

R. Espero que no. Quizá lo sepamos en el futuro.

P. La religión en su momento pretendía arreglar muchos problemas sociales. Una de las mayores crisis actuales es medioambiental, ¿ves viable una nueva religión basada en el ecologismo para salvarnos del desastre?

R. No.

P. Y hablando del ecologismo, ¿ves más efectivo que se castigue y coaccione al individuo para que cumpla las normas o que se le enseñe?

R. Diría que es una falsa alternativa. No se trata de predicar la ascesis y los sacrificios para salvar la naturaleza. ¡Una vida liberada de los productos consumistas, inútiles y nocivos, sería mucho más hermosa que la actual! En un mundo que haya recobrado un mínimo de armonía, será más agradable hacer una excursión al campo con los amigos que un viaje low-cost a la otra punta del mundo, será más atractiva la vida de barrio que las redes sociales, serán más sabrosas las fresas de temporada que la fruta importada por avión. Pero estos cambios deben afectar a todos los niveles sociales y no producirse a expensas de ciertas categorías.

Asistimos a una diversificación del perfil de los asesinos, mezclado con el terrorismo islamista y el de extrema derecha

Un ejemplo: expulsar de las ciudades a las clases populares a causa del aumento de los precios inmobiliarios y obligarlas a vivir en el campo, recortar después los medios públicos y finalmente reprocharles que utilicen el coche, y querer acabar con esta costumbre mediante el aumento del precio del carburante, como ha intentado hacer Macron en Francia, es absurdo y contraproducente.

P. ¿Puede la secularización absoluta llevar a las sociedades al caos? ¿Es esta secularización en parte una muestra del colapso de la civilización?

R. En ciertos aspectos, la secularización es solo aparente. Puede que la vieja religiónhaya perdido gran parte de su peso, pero el fetichismo de la mercancía se ha convertido en una nueva religión. No solo en el sentido de que mucha gente “adore” las mercancías como antes adoraba las reliquias religiosas; por ejemplo, haciendo colas kilométricas para comprar un nuevo modelo de teléfono móvil o gastando más dinero en zapatos que en comida. En un nivel más abstracto, pero más fundamental, hay que retomar a Marxcuando dice que toda mercancía capitalista es al mismo tiempo “sensible” y “suprasensible”: su existencia práctica, su valor de uso, viene acompañada de una existencia fantasmagórica, debido a que representa una determinada cantidad de trabajo realizada en el pasado y reducida a pura cantidad de tiempo. Este lado “suprasensible” prevalece sobre el “sensible”, y por eso toda mercancía es un pedazo demetafísica realizada, una religión presente en la tierra, y no solo en el cielo, como las antiguas religiones.

P. Mencionas que hay que “descolonizar al imaginario” (y pones el ejemplo de que se ha abolido el trabajo infantil pero, a cambio, los niños se encuentran permanentemente alienados y centrados en la PlayStation) y reinventar la felicidad. Cómo hacerlo sin coacción.

R. El discurso es el mismo que para la ecología. La vida contemporánea genera innumerables sufrimientos, como demuestra el aumento de los trastornos psíquicos, los suicidios, el consumo de drogas y psicofármacos, el estrés, la preocupación por el futuro. No se trata, pues, de abandonar una vida agradable pero demasiado “costosa” entérminos ecológicos y sociales, sino de renunciar a un estilo de vida a menudo absurdo, y que al mismo tiempo nos obliga a trabajar muchísimo para poder financiarlo. Una vida menos alienada también necesitaría menos satisfacciones compensatorias.

P. ¿A qué atribuyes que los “amok” (individuos que se echan a la calle a asesinar a personas) escolares surjan en mayor cantidad en algunos países (Alemania y Francia en Europa, por ejemplo) que en otros? ¿Hay, por algún motivo, un mayor nihilismo en estos países?

R. Hasta ahora, Francia se había librado casi completamente del fenómeno del amok, al igual que España. Los Estados Unidos son con diferencia los líderes del amok. El caso paradigmático de amok, el ‘school shooting’ al estilo de Columbine, en el que se centra mi libro, parece estar más difundido en los países donde la disolución de las familias y de las estructuras sociales tradicionales está más avanzada y donde existe un mayor número de adolescentes que viven en soledad frente a sus ordenadores.

El capitalismo está corriendo hacia el abismo y todos participamos en ello

Pero no quiero hacer de esto una regla ni convertirlo en un motivo para sentirnos seguros en ciertos países. En los últimos años hemos asistido a una continua diversificación de los amok y de los perfiles de los asesinos, y a una mezcla con el terrorismo islamista y con el terrorismo de extrema derecha, además con lógicas propias de la criminalidad común. Por eso es muy difícil ofrecer un discurso general.

P. ¿Ves necesario empatizar y comprender al asesino para poder hacerle frente?

R. No. Se debe estudiar al asesino para prever sus reacciones, pero esto no significa “comprenderlo”. Para combatir al nazismo, no era necesario sentir empatía por los nazis.

P. ¿Qué alternativa a corto plazo hay frente al capitalismo acérrimo y la deshumanización? ¿Queda alguna esperanza para nosotros?

R. El capitalismo está comprometido en una carrera hacia el abismo. En cierto modo, todos contribuimos a ello sin quererlo. Pero esto no significa que todo el mundo lo desee. Independientemente del propio rol social, cada cual puede sentir el sufrimiento que esta sociedad produce y probar en carne propia algunas de sus consecuencias -ecológicas y climáticas, por ejemplo-. En efecto, es muy posible que justo esta cuestión sea finalmente capaz de federar los distintos tipos de contestación. Las “marchas por el clima” de los últimos meses son una señal alentadora en este sentido. Es esencial, no obstante, que prevalezca la conciencia de que “el capitalismo mata el clima”, como decían ciertas pancartas en las manifestaciones. La catástrofe ambiental no podrá evitarse con una economía “sostenible”, sino solo con un rápido abandono de la mercancía y del dinero, del trabajo y del valor, del Estado y del mercado. Un programa amplio y difícil, pero es el único realista que hay.

Publicado en Actualidad | Deja un comentario

Opinión del editor del 8/4/2019

El New York Times ha llamado la atencion de los paises occidentales sobre un hecho que podría pasar desapercibido. Un cada vez mayor número de mujeres jóvenes africanas de la parte oeste de Africa, está iniciando procesos de divorcio contra los hombres con quienes sus familias las obligaron a contraer matrimonio cuando era adolescentes. La influencia de los paises occidentales en las estructuras políticas, judiciales y de Libertad de la mujer, están causando beneficios directos para liberarlas de opresiones ancestrales.

Hay que alegrarse por ello. No es Occidente y su civilización la causa de
todos los males.

Alberto Revuelta

Publicado en Actualidad | Deja un comentario

BOMBAS DE RELOJERÍA EN UN JUZGADO DE LA AUDIENCIA NACIONAL

Traemos esta columna de Fernando G. Urbaneja, publicada en Republica el pasado día 4.

Las investigaciones que gestiona en el juzgado nº 6 de la Audiencia Nacional el juez instructor García Castellón con el comisario Villarejo con activo permanente llevan ya diez piezas separadas y sometidas a secreto sumarial. Lo que vamos sabiendo por las habituales filtraciones parciales que suelen adornar estos casos, entes o después, se va abrir una sentina donde se alojan irregularidades y delitos de profundidad y consecuencias incalculables.
El ministro del Interior, el juez Marlaska, que conoce las peculiaridades de la Audiencia Nacional y los tiempos de la justicia, dice ahora que la actual policía está saneada, que ha apartado a los irregulares y que lo que se investiga pertenece al pasado, a sus predecesores. Y el juez instructor, que tiene experiencia y su propio estilo, trabaja con discreción, tejiendo la tela de los posibles autos de procesamiento que irá dictando cuando les tenga abrochados, probablemente sin agotar todos los cabos, que suele ser un objetivo ineficaz porque conduce al extravío judicial. Se conforma con piezas claras, acotadas, que dibujen hechos penales precisos, bien tipificados y que se pueden probar ante el tribunal, susceptibles de un trámite efectivo en la vista oral para generar sentencias bien fundadas.
Ese fue el procedimiento de García Castellón con el caso Banesto, no trató de agotar la investigación por todos los extremos posibles, evitó una gran causa de difícil manejo y prefirió cerrar causas acotadas y de fácil digestión. Algo semejante debe estar haciendo ahora, fabrica trajes a medida en base a las pruebas disponibles que va completando con informes policiales y declaraciones de testigos que pueden quedar como tales o escalar a la condición de “empapelados”.
De todas esas causas pueden salir chamuscados dirigentes policiales, políticos, empresariales, intermediarios y también periodistas. Comportamientos que antes parecían simplemente atrevidos pueden ahora convertirse en delitos por actuación directa o por complicidad.
Uno de los ejes en todas las causas se llama Villarejo, y a su vera la trama de comisarios cómplices de sus tejemanejes, unos por amistad y otros por propio interés directo. Al lado aparecerán los clientes, más o menos ingenuos, más o menos culpables y más o menos desvergonzados. Sin esos clientes las trapacerías de Villarejo no hubieran despegado ni alcanzado el volumen y alcance que ahora se vislumbra. No quedan lejos los periodistas, (de investigación, por supuesto) que eran perejil de todas las salsas, unas veces tontos útiles, otras veces aprovechados ventajistas y caso siempre arrogantes de su audacia, prestos a dar lecciones de profesionalidad a quien se dejara.
El juez no ha concluido la investigación, no es probable que lo haga antes de que se constituya el nuevo Parlamento, entre otras razones para despejar el obstáculo de los aforamientos, pero el día y la hora de salida de una batería de autos de acusación está próximo, no más allá de que concluya la primavera. Bombas con efectos retardados que arruinar varias carreras profesionales prometedoras.

Publicado en Actualidad | Deja un comentario

Opinión del editor del 7/4/2019

El gobierno de Francia ha llegado a movilizar a 80.000 policías y gendarmes con motivo de las jornadas semanales de protesta organizadas por los chalecos amarillos. En una de esas jornadas, a primeros del pasado enero, fueron detenidos, identificados e incoados
expedientes sancionadores 5.339 ciudadanos manifestantes. Además 150 fueron enviados directamente a prision provisional por las autoridades judiciales. Francia es una democracia. No he escuchado, ni leído críticas a la contundente reacción gubernamental ante las manifestaciones de chalecos amarillos.

Alberto Revuelta

Publicado en Actualidad | Deja un comentario