Publicado originalmente en El Pais. El Roto

IMG_0332

Publicado en Actualidad | Deja un comentario

Leyenda negra, mucha política, palabrería vana o ineficacia jurídica y procesal.

Publicado en El Confidencial Andaluz.

Alberto Revuelta Lucerga 20 de julio de 2018

Durante los años 2011 y 2018 no se ha reunido la Comisión mixta Estado – Generalitat, pese a estar normada estatutariamente. Desde 2014 en que celebró el referéndum popular convocado por Artur Más, ninguna decisión se adoptó por el gobierno de España que permitiera abordar del modo que fuere lo que se estaba gestando en Cataluña.

Don Antonio Machado se anticipó a esa ceguera perezosa y vacua de los políticos que dirigieron el rumbo de la práctica política del gobierno del Estado:

Filósofos nutridos de sopa de convento

Contemplan impasibles el amplio firmamento

Y si les llega en sueños

Como un rumor distante

Clamor de mercaderes en muelles de Levante

No acudirán siquiera a preguntar ¿qué pasa?

Ayer 19 de julio de 2018 en la Causa especial 20907/2017 de la Sala de lo Penal del Tribunal Supremo el magistrado instructor don Pablo Llarena Conde dictó un auto disponiendo: 1/ rechazar la entrega de Carles Puigdemont i Casamajó como mero responsable de un eventual delito de malversación de caudales públicos, acordada por la Sala Primera de lo Penal del Tribunal Superior Regional de lo Civil y Penal de Schleswig-Holstein el 12 de julio de 2018, y 2/ dejar sin efecto las órdenes europeas e internacionales de detención de los encausados Carles Puigdemont i Casamajó, Antoni Comín Oliveres, Lluis Puig Gordi, María Mertixell Serret Aleu, Clara Ponsatí Obiols y Marta Rovira i Vergés.

Son decisiones muy importantes y muy meditadas por el señor magistrado, pues el auto de 21 folios contiene argumentos de calado jurídico y está cimentado sobre normas y jurisprudencia de los tribunales europeos. Hay que leerlo pues y meditarlo con el respeto que los pronunciamientos judiciales merecen.
No obstante, hay que reflexionar tras ello. Llama la atención el que al dictar las ordenes europeas e internacionales de detención que ahora dispone dejar sin efecto no se valorara que los tribunales recipiendarios de las mismas, podrían o no dar la razón al tribunal emisor de aquellas. Máxime cuando los delitos presuntos por los cuales se emitían no estaban comprendidos ex ope legis entre los 32 cuya automaticidad ejecutiva se determina en la Decisión Marco 2002/584/JAI. Lo que conlleva que para lo delitos no incluidos en la lista de los 32 de la euroorden, los tribunales del país al que se ha enviado aquella, se ven obligados por la propia directiva a realizar antes de la entrega de la persona sobre quien recae, un análisis técnico aplicando el criterio de doble imputación. Ese análisis precisa de conocer y valorar los hechos del asunto principal.

La Sala Segunda de nuestro Tribunal Supremo tiene obligación, per se, de conocer, sopesar y decidir la conveniencia o no de emitir una orden europea en esas circunstancias que concurrían tras los sucesos del 1-0. Máxime cuando es sabido que el Tribunal Constitucional alemán resolvió en su momento que era inconstitucional la ley de su ordenamiento interno que traspuso al mismo la Decisión Marco creadora de la euroorden al considerar que vulneraba garantías amparadas por su Carta Magna. Y que, en consecuencia, el mismo Tribunal Constitucional germano ha apelado al principio de identidad constitucional para denegar el cumplimiento de entrega en órdenes de detención europea en 2015 y 2017.

Ni los magistrados de la Sala Segunda, ni el juez instructor, ni la magistrada de la Audiencia Nacional que dictó la después anulada, deberían, ni podrían, ignorar tales cuestiones claves en el íter de este asunto al dictar sus órdenes europeas de detención para las personas que se citan en el auto de ayer.
La resolución del Tribunal Regional Superior de Justicia alemán de Schleswig-Holstein respecto de la petición de entrega del procesado Carles Puigdemont i Casamajó, afirma que no concurre en este caso la doble imputación por cuanto no es posible asimilar los hechos que sostienen la causa en España con los que sostienen los delitos de alta traición y quebrantamiento del orden publico que definen las secciones, o paragrafos, 81 y 125 del Código Penal alemán.

El Tribunal Superior de Justicia de Schleswig-Holstein, está formado por tres magistrados, tan preparados y honestos, como los que integran la Sala Segunda del Tribunal Supremo español. Si alguien duda puede comparar los currículos de unos y otros y a lo mejor se lleva alguna sorpresa (favorable a los alemanes en algun caso). Y le dicen al magistrado instructor que la euroorden de detención europea que les ha remitido es “totalmente atípica” y ajena al proceder común de los muchos años de experiencia de su Sala en materia de extradición.

Le hacen considerar que de los hechos relatados en la documentación remitida con la euroorden y posteriores añadidos, no pueden deducir que haya equivalencia con lo que exige el artículo 81 de su Código Penal para calificarlo como alta traicion, lo que daría pie a un paralelismo con él de rebelión de nuestro Código Penal. Y que del material enviado no pueden apreciar perturbación del orden público del artículo 125 de su CP en los hechos producidos en la noche del 20 y 21 de septiembre de 2017 ante la Consejeria de Economía

El auto del magistrado instructor de 19 de julio de 2018 estudia detenidamente la normativa y la jurisprudencia indirecta referida al artículo 2.4 de la directiva marco y vierte duras afirmaciones sobre el tribunal alemán, cargadas del habitual lenguaje altisonante y un tanto vacuo a que nos tiene acostumbrados el Tribunal Supremo en algunos de sus pronunciamientos. Cierto es que el dios hebreo hizo temblar el Sinaí al facilitar las tablas a Moises.

Pero tal temblor parece excesivo cuando como dice el instructor un Tribunal Regional Superior ha tumbado por K.O técnico la euroorden corregida varías veces a lo largo del proceso.

¿Tribunal regional?. Sí, sin duda. Pero tribunal de justicia de un país europeo a cuya ciencia jurídica debemos mucho. Y tribunal competente para juzgar y decidir. Lo demás puede ser leyenda negra, mucha política, palabrería vana o ineficacia jurídica y procesal.

Publicado en Actualidad, Artículos y opinión | Deja un comentario

Cuba elimina la palabra “comunismo” en su anteproyecto de reforma constitucional

Publicado originalmente en El Pais

El nuevo texto solo menciona el “socialismo” y suprime el objetivo del “avance hacia la sociedad comunista” que figura en la actual Constitución de 1976

PABLO DE LLANO

Miami 21 JUL 2018

El l régimen cubano ha decidido decir adiós formalmente al comunismo. El concepto ha sido eliminado en el anteproyecto de reforma constitucional en curso, según han avanzado este sábado los medios oficiales de la isla. Inmerso en un proceso de liberalización controlada del modelo económico, el Gobierno de Cuba incluye en el nuevo texto el reconocimiento de la propiedad privada y se desprende de la referencia a la ideología comunista, aunque explicita que el socialismo sigue siendo política de Estado.

La Constitución vigente, de 1976 y redactada a imagen y semejanza de las del bloque socialista, incluye en su artículo 5 el objetivo del “avance hacia la sociedad comunista”. Con la reforma constitucional, esa idea se esfumaría. Un cambio de enorme trascendencia histórica que el gobierno presenta como mera adaptación del lenguaje a la nueva fase de continuidad revolucionaria. “No quiere decir que renunciemos a nuestras ideas, sino que en nuestra visión pensamos en un país socialista, soberano, independiente, próspero y sostenible”, dijo el viernes el presidente de la Asamblea Nacional, Esteban Lazo.

El parlamento unicameral cubano abrió este sábado una sesión que se extiende hasta el lunes y en la que los diputados debatirán el texto de la reforma para aprobar que sea sometido a consulta popular.

Ideológicamente, Cuba se quedará en la paradójica situación de desprenderse de la idea del comunismo en su Constitución sin dejar de reconocer como máximo órgano de dirección del país al Partido Comunista de Cuba. El anteproyecto de reforma, según el diario oficialista Granma, “ratifica el carácter socialista de la Revolución y el papel rector del Partido” y la “irrevocabilidad del modelo político y económico”.

LUZ VERDE AL MATRIMONIO HOMOSEXUAL
El borrador de la nueva Constitución de Cuba abre las puertas a la posibilidad de que se legalice en la isla el matrimonio homosexual. Según afirmó en la Asamblea Nacional Homero Acosta, secretario del Consejo de Estado, en el artículo 68 se define el matrimonio como la unión concertada “entre dos personas (…) y no dice de qué sexo”. En la vigente Constitución de 1976 solo se contempla la unión matrimonial entre hombre y mujer.
La legalización del matrimonio homosexual es una reivindicación cada vez más apremiante de la comunidad LGTB en Cuba. La abandera Mariela Castro, hija de Raúl Castro y directora del Centro Nacional de Educación Sexual de Cuba. Grupos evangélicos se han manifestado en la isla en los últimos días anta la perspectiva del cambio legal.
El gobierno comenzó la remodelación del modelo económico –y la contención de la narrativa comunista– en 2011 con la elaboración de los llamados Lineamientos de la Política Económica y Social del VI Congreso del Partido Comunista de Cuba. Los 313 puntos del documentos plasmaban la orden de Raúl Castro de iniciar un viraje del sistema que permitiese dinamizar la raquítica economía cubana dando mayor espacio al trabajo por cuenta propia y abriendo el país a la inversión extranjera. El raulismo marcó un cambio de paso hacia un mayor pragmatismo con respecto a la línea impuesta durante décadas por Fidel Castro, muy reacio a la apertura al mercado y aferrado hasta su retiro por enfermedad en 2006 a la narrativa marxista-leninista.

Un gabinete de continuidad

Cuba enfila la era post Castro bajo el dictado de la continuidad. El presidente Miguel Díaz-Canel, de 58 años, nacido después de la revolución de 1959 y a quien Raúl Castro, de 87 años, cedió el cargo en abril tras prepararlo durante años como leal sucesor, ha conformado un Consejo de Ministros que mantiene el tronco del de su mentor. La Asamblea ha dado su aprobación este sábado al nuevo gabinete, que conserva a 20 de los 34 ministros del general. Castro permanecerá hasta 2021 como secretario general del Partido Comunista de Cuba, máxima autoridad de la isla por encima del Ejecutivo.

La novedad más sustancial en el gabinete ha sido el nombramiento de otro ministro de Economía, Alejandro Gil, hasta ahora viceministro. Desde que Raúl Castro tomó el timón en 2008 inició una morosa adaptación del sistema socialista al mercado y a la inversión extranjera que Díaz-Canel tendrá que acelerar para tratar de sacar al país de su perpetua situación de carestía y de sus casi nulos índices de crecimiento. Gil será el encargado de batir el complicado cóctel de estatalismo y liberalización. Miembro de la nueva generación de la alta burocracia cubana, hasta ahora viceministro, el nuevo titular de Economía sustituye a un funcionario de la vieja guardia, Ricardo Cabrisas, de 81 años y que será uno de los cuatro vicepresidentes del consejo de Ministros –donde continua Ramiro Valdés, 86 años, del núcleo duro histórico–.

Cuando asumió la presidencia en abril, Díaz-Canel, un tecnócrata con reputación aperturista que desde hace dos años ha ido adoptando un discurso cada vez más rígido y conservador, dejó claro que su norte no era otro que la “continuidad”, hoy concepto talismán del statu quo cubano.

En su equipo seguirán a su lado pesos pesados del aparato como el canciller y cerebro de las relaciones con EE UU Bruno Rodríguez, de 60 años, Leopoldo Cintra, de 77 años y militar del círculo más estrecho de Raúl Castro, como ministro de las Fuerzas Armadas, y el vicealmirante Julio César Gandarilla, 75 años, a cargo del poderoso Ministerio del Interior. Comercio e Inversión Extranjera y Turismo, dos carteras de especial importancia por la necesidad perentoria de Cuba de captar capital, seguirán en manos de Rodrigo Malmierca y Manuel Marrero. El gabinete tiene una media de edad de 60 años. Lo componen 26 hombres y ocho mujeres

Publicado en Actualidad | Deja un comentario

Razón de establo

Publicado originalmente en El Pais

Algunos están tan acostumbrados a vivir en el fango que llegan a convencerse de que pinchar teléfonos ilegalmente es parte normal del proceso político

MÁRIAM M-BASCUÑÁN

21 JUL 2018 – 00:00 CEST

Uno de los temas más apasionantes y complejos del pensamiento político es el de la razón de Estado, vinculada desde siempre a sus repugnantes cloacas. Estudiando sus difíciles contornos y sin mostrar un ápice de ingenuidad, Rafael del Águila se preguntaba: “¿Cuál es la consecuencia de admitir, con Maquiavelo, que los Estados no se pueden gobernar con el rosario en la mano?”. Y es que fue el florentino quien nos enseñó a pensar y juzgar las situaciones políticas con todos sus dilemas, mostrándonos que las decisiones políticas tienen costes, o que siempre van unidas a tensiones difíciles que no revelan ningún camino correcto, pues cualquiera que escojamos estará lleno de piedras.

Conviene no banalizar eso que pomposamente llamamos “el juicio político”, del que los clásicos nos advierten que consiste en valorar con prudencia las consecuencias de las decisiones que toman los hombres de gobierno. Lo que está en juego con ellas es la solidez de una forma de vida democrática. Por eso produce sonrojo contemplar estos días la facilidad con la que absorbemos el hedor que emana del caso Villarejo y la gravedad de su alcance. Que las acusaciones al Rey emérito deban dirimirse con todas las exigencias de justicia, lejos de debilitarnos, reforzaría nuestro orden político, ¿pero significa eso que todos los medios valen?

No se confundan. Esto no va en absoluto de la excepción que confirma la regla. No trata de un conjunto de periodistas, funcionarios y políticos que piensan que, a veces, en aras de un bien político superior, hay que pinchar teléfonos ilegalmente. Algunos están tan acostumbrados a vivir en el fango que llegan a convencerse de que algo así es parte normal del proceso político. El mensaje emitido por estos políticos y funcionarios cenicientos, con sus camarillas y circuitos de poder dentro del aparato del Estado y en connivencia con el detritus del periodismo basura es nítido: piensan que estos medios son legítimos. Pero estos casos, como nos dijo Arendt, van “más allá de la irrupción de la criminalidad en los procesos políticos; esto va de un tipo de política que es en sí misma criminal”. Por algo Gracián la llamaba “razón de establo”. No perdamos de vista este debate. @MariamMartinezB

Publicado en Actualidad, Artículos y opinión | Deja un comentario

Las guerras secretas de EEUU en África: más implicados y letales de lo que se pensaba

 Publicado originalmente en El Confidencial

El Pentágono asegura que sus tropas solo entrenan y asisten a ejércitos del
continente, pero una investigación de la publicación Política revela que, en al
menos ocho países, también combaten
17/07/2018 16:29 – Actualizado: 17/07/2018 17:05
El pasado 4 de octubre de 2017, cuatro soldados estadounidenses morían en una
emboscada del Estado Islámico en la aldea de Tongo Tongo, en el oeste de Níger, muy
cerca de la frontera con Malí. El controvertido incidente, que motivó una investigación
interna del Pentágono, desveló la forma en la que las tropas estadounidenses operaban
en aquel rincón del mundo. Casi ningún estadounidense, fuera de los círculos militares y
de los servicios de inteligencia, sabía que EEUU tenía fuerzas desplegadas en aquel país.
La narrativa oficial es que los soldados en Níger son meros asesores y, en palabras del
jefe del Estado Mayor, el Teniente General Kenneth KcKenzie, “no están implicados
directamente en operaciones de combate”. Lo sucedido en Tongo Tongo, en suma, había
sido mala suerte, parte de los riesgos que asumen las tropas en el exterior. Pero la
realidad, tal y como ha revelado ahora una investigación de Político Magazine, es que
fuerzas estadounidenses participan desde hace al menos cinco años en varios programas
de misiones de combate en no menos de ocho países del continente, agrupados bajo la
llamada Sección 127e.
EEUU busca venganza en el Sahel: caza a los asesinos de sus fuerzas especiales
Á. Martínez
Aunque algunos de los lugares eran más o menos conocidos -como Libia o Somalia,
donde han muerto otros dos soldados desde principios de 2017, el último este junio-, otros
resultan menos evidentes para los observadores externos, como Kenia, Túnez, Camerún,
Malí, Mauritania y el propio Níger, aunque a día de hoy ya no se sigue operando en todos
ellos. Fuera de ese programa, un responsable militar entrevistado por lapublicación añade
al menos otro país a la lista: Chad.
“Nuestros operativos especiales no solo asesoran y asisten y acompañan a las fuerzas
aliadas, sino que también las dirigen bajo estos programas”, ha admitido el general de
brigada retirado Donald Bolduc, que hasta junio de 2017 lideraba la mayoría de las
operaciones de las fuerzas especiales estadounidenses en África, a Politico. Estas se
centran en acciones de reconocimiento y “participación directa” de fuerzas conjuntas de
comandos estadounidenses y africanos contra grupos e individuos militantes designados
como objetivo, indica.
“No es tanto ‘Os ayudamos’ como ‘Cumplimos con nuestro vínculo’”, ha declarado un
oficial de los Boinas Verdes a ese medio. Aunque los norteamericanos tienen prohibido
participar en el momento más peligroso de esos asaltos -la irrupción en el recinto que
aloja a las fuerzas hostiles, que es realizada por las tropas africanas-, se mantienen a corta distancia e intervienen en caso necesario, según describen los implicados.
África, cada vez más importante
La presencia militar estadounidense en África no ha dejado de crecer desde 2002, cuando
la Administración Bush lanzó la llamada Iniciativa Pan-Sahel, un intento de que los
ejércitos de la mitad norte del continente cooperasen con EEUU y entre sí en la llamada
“Guerra contra el Terror” posterior a los atentados del 11-S. La importancia que el ejército
estadounidense asignaba a este nuevo teatro quedó clara en 2007 con la creación del
Mando Africano (AFRICOM), que asignaba su propia estructura de liderazgo a las fuerzas
norteamericanas en el continente, hasta entonces repartida entre tres áreas diferentes: el
Mando Europeo (EUCOM), el Mando Central (CENTCOM), que se ocupa de Oriente
Medio, y el Mando del Pacífico (PACOM). Desde entonces, el número de países africanos
donde existe algún tipo de presencia o cooperación del ejército de EEUU no ha dejado de
aumentar. EEUU tiene más de 7.000 soldados desplegados en el continente, 800 de ellos solo en Níger.
De Israel a Colombia: qué implicaciones tiene convertirse en ‘país socio’ de la OTAN

Daniel Iriarte

El colombiano ha sido el primer Gobierno de Latinoamérica en asociarse con la organización, que ya tiene mecanismos de cooperación militar en todos los continentes, no sin controversia De esta expansión, lo más relevante ha sido el despliegue de operativos de las fuerzas especiales, que ha alcanzado cifras récord: su número en todo el mundo ha pasado de 33.000 en 2001 y más de 70.000 a día de hoy, y están presentes en 149 países (un incremento respecto a la época de la Administración Obama, cuando la cifra era de 138 países).
Pero si en 2010 el 81% de estos combatientes operaban en países del gran Oriente Medio -esto es, incluyendo Afganistán y Pakistán-, este porcentaje se ha reducido ahora al 54%. Muchos de ellos han sido redestinados a Europa y, en menor medida, al Pacífico y Latinoamérica. Pero el mayor incremento se ha producido en África, que ha pasado de alojar al 1% de las fuerzas especiales estadounidenses en 2010 al 16% en la actualidad, según cifras oficiales.

Este incremento se ha producido en paralelo con el crecimiento de la amenaza yihadista en territorio africano:

El número de incidentes violentos que implican a estos grupos ha crecido más de un 300% entre 2010 y 2017, y los países que experimentan actividades yihadistas de forma continuada han pasado de 5 a 12, según el Africa Centre For Strategic Studies, dependiente del Departamento de Defensa de EEUU. El número de grupos militantes considerados una amenaza por el Pentágono ha crecido de 5 en 2002 a 21 en 2017, aunque algunos observadores consideran que la lista debería ser al menos el triple de larga.

Reveses y complicaciones

África, en suma, se ha convertido en un teatro de máxima importancia para las fuerzas armadas de EEUU. La financiación anual de los programas de ayuda antiterrorista en el África Subsahariana ha pasado de 327 millones de dólares en los años fiscales 2011-14 a 954 millones en 2015-18. Aunque la Administración Trump está planificando un recorte sustancial, la lucha contra Boko Haram y el Estado Islámico siguen siendo una prioridad.

De hecho, los fondos para los programas de “acción directa” descritos arriba se han cuadruplicado en las últimas dos décadas hasta alcanzar los 100 millones de dólares para todo el planeta (no solo África, sino también Afganistán y Oriente Medio). Además, el Pentágono acaba de inaugurar una base de drones de otros 100 millones en la ciudad
nigerina de Agadez, en mitad del desierto del Sáhara.

Eso no significa que estos programas estén exentos de problemas. En Libia tuvo que ser cancelado en 2013 después de que una milicia hostil atacase el campamento de las fuerzas locales con las que estaban trabajando los Boinas Verdes estadounidenses y robase parte del armamento que éstos les habían suministrado. En Mauritania, el Gobierno, incómodo con la idea de que soldados de EEUU mandasen a sus tropas sobre el terreno, exigió su finalización.

Ilegales pero útiles: así operan las compañías militares privadas de Rusia

La muerte de numerosos operativos rusos en Siria en febrero puso de manifiesto un fenómeno creciente: el despliegue de mercenarios en teatros de interés para el Kremlin, de Ucrania a África El último en unirse al coro de críticos ha sido el presidente de Níger,
Mahamadou Issoufou, quien ha asegurado que los norteamericanos no deberían combatir en su país. “No le estamos pidiendo a fuerzas extranjeras que luchen en nuestro lugar.

Estamos batallando para consolidar la seguridad de nuestro país. Lo que les pedimos a nuestros aliados es que nos ayuden a reforzar las capacidades operativas de nuestras fuerzas de seguridad mediante el entrenamiento, la equipación y la inteligencia”, dijo en
una entrevista el pasado 5 de julio.
En cambio otros países, como Somalia, han acogido de buen grado estas misiones, consideradas “altamente efectivas”. No obstante, los críticos aseguran que si bien este tipo de operaciones pueden ser eficaces a la hora de eliminar a líderes y células terroristas, no son más que un desperdicio de vidas y dinero si no van acompañados de una
estrategia que permita vencer a largo plazo, como ha demostrado el doloroso ejemplo de Afganistán.

Y, por ahora, no parece que exista ninguna.

Publicado en Actualidad, Artículos y opinión | Deja un comentario

Opinión del editor

Tiempo de silencio en los tribunales, vacaciones pues para los letrados. Sin iniciarse los pasos para rodar la Comisión Estado – Generalitat. Taxistas en huelga de fastidiar a los clientes actuales y futuros en contra de las leyes de liberalización de los servicios ¿Verdaderamente estos taxistas son un servicio público?. Inmigrantes que al llegar por cientos a la costa andaluza, colapsan los servicio de la Administración autonómica. Un
gobierno central sin apoyos suficientes para iniciar soluciones viables por consistentes. Veremos a la vuelta de este mes, cómo encontramos el panorama. Hasta septiembre,  buen verano.

Alberto Revuelta
Publicado en Actualidad | Deja un comentario

La noticia es el dinero a Libia, no un barco lleno de inmigrantes

Publicado originalmente en Publico.

11 JULIO, 2018

Este martes Italia denegaba el acceso a sus puertos al carguero
mercante Vos Thalassa, que llevaba a bordo a 66 inmigrantes
recogidos en una embarcación a punto de naufragar en aguas
mediterráneas. La semana pasada se confirmaba el cierre de puertos mediterráneas. La semana pasada se confirmaba el cierre de puertos
en Italia y Malta a embarcaciones de onegés de rescate en el
Mediterráneo. El vicepresidente italiano, Matteo Salvini, daba
inmediatamente unas declaraciones tajantes: “Mientras siga habiendo
gente que ayude a los traficantes a hacer su trabajo, los viajes
seguirán y con ellos las muertes. Y estoy harto de ver a gente inocente
morir. Hay que dejar que las autoridades libias, reconocidas
internacionalmente, hagan su trabajo.”
Salvini tiene razón. Es cierto que los
viajes en patera los organizan mafias
que se lucran metiendo a centenares de
personas en barquitos que apenas
tienen capacidad para albergar a unas
decenas. Es cierto que las autoridades
libias, que forman parte de un gobierno
fallido, cuentan con el reconocimiento y
el apoyo internacional liderado por la
Unión Europea. Es cierto que si el total
de las barquitas se hundieran o fueran
rescatadas por los guardacostas libios,
llegaría un momento en que dejarían de
salir.
Las oenegés se empeñan en solicitar que se cumpla la obligación de
socorro en el mar y otras hablan de ayuda humanitaria. Pero la
respuesta oficial siempre es la misma: no se trata de omisión de
socorro, se trata de que esa ayuda la brinden nuestros compañeros
libios, que para eso les pagamos. Y les pagamos mucho dinero. El
pasado viernes la Comisión Europea aprobó una inversión adicional en
Libia de 29 millones de euros para “la protección de los refugiados y
los migrantes en los puntos de desembarco, los centros de
internamiento, las zonas desérticas del sur y las ciudades.”
Efectivamente Libia tendrá más dinero
para controlar sus costas y para hacer
más campos, de esos que Macron,
Pedro Sánchez y Salvini consideran
indispensables para gestionar los flujos
migratorios que tanto asustan al
desinformado electorado, y al resto del
tejido social de nuestro continente. Y así
la Union Europea está financiando
ayuda humanitaria delegada a un país
que está siendo estudiado en el marco
de una posible declaración de crímenes de lesa humanidad. No existe
duda alguna de que en Libia se está torturando, esclavizando,
asesinando a los inmigrantes que llegan, de modo que, siguiendo una
sencilla regla de tres, no debería existir ninguna duda de que la Unión
Europea está pagando para que se torture, se esclavice y se asesine a
los inmigrantes que llegan a Libia.

En realidad los gobiernos de la Unión
Europea lo tienen muy claro. Los 29
millones de euros para Libia forman
parte de los recién aprobados 90,5
millones que vienen a añadirse a los
millones ya invertidos hasta la fecha
para que Libia, Túnez y Marruecos
eviten los movimientos de inmigrantes.
Ese dinero sale de las arcas públicas que alimentamos todos los
ciudadanos con nuestros impuestos. Paradójicamente, muchos de
esos ciudadanos también invierten grandes cantidades de su dinero
en financiar a terceros, organizaciones cuya finalidad es socorrer a los
que lo necesitan y/o defender los derechos más básicos de aquellos
más débiles, que son los afectados directos de estas políticas
inhumanas de gestión migratoria. Pero las organizaciones
subcontratadas para hacer el bien solo tienen capacidad para poner
parches. La única forma real de acabar con estas muertes,
sufrimientos e injusticias es aceptar que las personas hemos migrado
siempre y lo seguiremos haciendo, aceptar que la migración forma
parte de la esencia misma del desarrollo y la evolución de nuestra raza
humana y, sobre esta base, plantear políticas migratorias que
gestionen los flujos de personas desde el respeto más profundo de los
derechos humanos. Amén.

Publicado en Actualidad | Deja un comentario

Opinión del editor

La Razón informa de que unas veinte personas se concentraton ante un restaurante de Palafrugell donde cenaba con varios amigos el magistrado señor Llarena Conde. Por un auto de 29/01/2014 la Sección 16 de la Audiencia provincial de Madrid tras constatar que los concentrados no habían comunicado su propósito a la Delegación del Gobierno, que los allí juntos habían cortado la circulación y permanecido veinte minutos gritando consignas contra la vicepresidenta del Gobierno, afirmó que el escrache constituye “un mecanismo ordinario de participación democrática de la sociedad civil’. Los españoles somos iguales ante la ley. 

Alberto Revuelta
Publicado en Actualidad | Deja un comentario

El enigma sin resolver de lo que nos hace humanos

Con todas sus pendencias seculares, la filosofía y la ciencia comparten el objetivo central de entender el mundo y nuestra posición en él. Y, en nuestros tiempos, Kant nos conduce forzosamente a Darwin, porque si toda la filosofía cabe en las cuatro preguntas del pensador prusiano —qué puedo saber, qué debo hacer, qué me cabe esperar, qué es el ser humano— y las tres primeras se pueden reducir a la cuarta, como él mismo se apresuró a señalar, el problema central de la filosofía tiene un inconfundible aroma a biología evolutiva. Llámenlo cientificismo si
quieren, pero las reclamaciones a Königsberg.

El enigma sin resolver de lo que nos hace humanos

Las editoriales se vuelcan en la cuestión profunda de la naturaleza humana con nuevos títulos que van
más allá de la filosofía y buscan respuestas en la biología evolutiva
20 JUL 2018 – 18:36 CEST

JAVIER SAMPEDRO

Las editoriales se están volcando sobre
la cuestión profunda y vital de la
naturaleza humana, con libros muy
distintos sobre el pasado de la especie
(Edward O. Wilson, Alice Roberts,
Sang-Hee Lee) y sobre sus posibles
futuros (Max Tegmark). Veremos todo
esto más adelante, pero vamos a
empezar por una obra más abarcadora
y singular, en cierto modo más académica pero destinada, en cualquier caso, a
todo tipo de estudiantes y al lector general: Trece teorías de la naturaleza
humana, editada por el filósofo Leslie Stevenson y escrita en colaboración con
otros tres autores, recién publicada por Cátedra.

Cuando salió en inglés la primera edición de este libro, las teorías eran solo siete.

La actual traducción española corresponde a la séptima edición en inglés. “El número de teorías consideradas asciende ahora a trece (¡no somos supersticiosos!)”, dice Stevenson en el prefacio. Aprendemos aquí, por ejemplo, que Confucio no era tan optimista como se presenta a veces, ya que dejó dicho:
“Aunque todos los seres humanos son sabios en potencia, en realidad eso
sucede raras veces. Casi todos los seres humanos existen en un estado
lamentable”.

Confucio es solo el principio. La obra
pasa luego, de forma sistemática pero
incruenta, por el hinduismo
upanisádico, que identificó
(correctamente) la unidad profunda de
todos los seres vivos, humanidad
incluida; el budismo, que considera
falso que una persona consista en un
yo autónomo, inmutable y permanente; Platón, con su estructura
tripartita del alma inmortal;
Aristóteles, la Biblia, el islam, la Edad Media, Kant, Marx, Freud, Sartre y
Darwin (por ese orden).
La mayor novedad es un capítulo de la
filósofa Charlotte Witt sobre las teorías feministas de la naturaleza humana. Ya sabemos de los riesgos de juzgar el pasado con las gafas del presente, pero lo cierto es que todo repaso deuna autora feminista a la historia del pensamiento revela a cualquier filósofo clásico como un ceporro cegado por sus incomprensibles prejuicios. Ahí está Rousseau considerando “demostrado que los hombres y las mujeres no son, ni deben ser,
formados de manera semejante en
temperamento y carácter” y
defendiendo por tanto la segregación
educativa. O Aristóteles con su
ocurrencia de que las hembras son “machos deformes”, y que las mujeres no
pueden alcanzar la plena realización de sus capacidades humanas.
“Dado este bagaje histórico”, concluye Witt, “es razonable plantearse si el
concepto de naturaleza humana tiene algo que ofrecerle a la teoría feminista”. Es
razonable, desde luego. Al menos mientras sigamos considerando a Aristóteles la autoridad en este tema. En realidad, este pseudoproblema filosófico empezó a resolverse, ya en vida de Rousseau, por la pensadora ilustrada y pionera del feminismo Mary Wollstonecraft. En su libro de 1792 Vindicación de los derechos
de la mujer, refutó a Rousseau y presentó sus argumentos a favor de la
naturaleza racional de la mujer, pese a su deficiente educación, y por la igualdad de educación y derechos políticos con los hombres. Los conservadores la
empezaron a llamar “la hiena con faldas”. Su hija fue la creadora de
Frankenstein, el monstruoso sueño de la razón que cumple ahora 200 años.
En nuestros tiempos hay toda una estirpe nueva de polímatas que provienen de
la ciencia, pero tal vez el decano de todos ellos sea Edward O. Wilson (la O. es de Osborne, aunque eso no suele citarse). Cumplió 89 años el mes pasado, pero es obvio que sigue en buena forma. Nacido en Birmingham, Alabama, y referencia de la biología de Harvard durante casi toda su vida, Wilson se hizo famoso en círculos científicos en 1975, cuando publicó Sociobiología: la nueva síntesis, una nueva disciplina que investigaba la base genética del comportamiento humano.

Allí se proponía por primera vez que los principios biológicos esenciales en que se fundamentan las sociedades
animales son extrapolables a los
humanos. Eso no gustó nada al
establishment académico, menos aún
en la margen izquierda del espectro
científico (Gould, Lewontin). Pero el
tiempo y, sobre todo, la realidad le han
dado la razón. La ideología sirve para
alcanzar objetivos políticos, pero no
para hacer ciencia. El mundo es como
es, no como queremos que sea, y
cerrar los ojos a la evidencia científica es la vía más segura hacia el fracaso de nuestros mejores ideales. Sin aceptar la realidad, nunca vamos a saber cómo arreglarla.

El último libro de Wilson, publicado en
español el mismo año que en inglés, se llama Los orígenes de la creatividad
humana (Crítica) y — puede que esto sorprenda a sus críticos— pone en igualdad de condiciones a las ciencias y a las humanidades para explorar y explicar el fenómeno. El genio de Alabama argumenta que la creatividad es elúnico rasgo biológico que separa a nuestra especie del resto de la biología, y lo aborda desde
la ciencia, que se ocupa de todo lo que es posible, y las humanidades, que tratan de todo lo que resulta concebible para la mente humana.

Puede que el lector esté pensando que
las humanidades, entonces, ocupan un
espacio intelectual infinitamente más
amplio que las ciencias. Esto no es así.
Uno de los pilares fundamentales de la
física actual, la mecánica cuántica, va
mucho, mucho más allá de lo que
nuestra pobre mente es capaz de
concebir. De hecho, es casi por
definición inaprehensible para la intuición humana. Solo las matemáticas y la observación rigurosa del mundo nos han conducido allí, pese a todo lo cual la teoría funciona mejor que cualquier otra cosa que hayamos concebido, y es el
fundamento de nuestro mundo de tecnología, computación y comunicaciones
globales.

También hay que tener presente que, como dijo Milton, “una mente es su propio
lugar, y por sí sola / puede hacer un cielo del infierno, y un infierno del cielo”. “Al coevolucionar con la estructura del cerebro”, dice Wilson, “el lenguaje liberó a la
mente del animal para ser creativa, y por tanto para imaginar otros mundos
infinitos en el tiempo y en el espacio, y para entrar en ellos”. El biólogo polímata también advierte, sin embargo, de que nuestra flamante creatividad humana se construyó sobre las mismas emociones exactas que experimentaban nuestros ancestros homínidos y primates, y que de esa combinación surge lo mejor y lo peor de nuestra especie paradójica.
Desde tiempos de Copérnico, la ciencia
no hace más que expulsarnos cada vez
más lejos del paraíso terrenal
imaginado por los chamanes antiguos.
A nuestra especie le ha encantado
siempre considerarse el núcleo puntual
de la creación, pero hoy sabemos que
ni la Tierra está en el centro del
sistema solar, ni este está en el centro
de la Vía Láctea, ni la Vía Láctea es
nada más que una vulgar galaxia entre
la infinidad de las que vagan por el
cosmos. Ni siquiera el cosmos parece
ser único, sino tan solo una versión
posible de un multiverso tal vez
infinito. Todo esto no solo hace volar la cabeza, sino que constituye una
indudable humillación para nuestra
trascendencia, ya cósmica o
metafísica.

Pero siempre queda un asidero, y a menudo consiste en percibir la
improbabilidad de que hayamos evolucionado. Es la vía que ha elegido la anatomista y antropóloga británica Alice Roberts en La increíble improbabilidad del ser (Pasado & Presente). Para producir un ser humano se ha tenido que dar tal concatenación de sucesos contingentes que la probabilidad combinada de todos ellos es ínfima. Roberts repasa los más importantes con minuciosidad de
anatomista.

“Quizá parezca una pregunta extraña”, escribe la autora, “pero ¿te has parado
alguna vez a pensar por qué tienes una cabeza? (…) Parece que tener una cabeza
es un prerrequisito si eres algún tipo de vertebrado: un pez, un anfibio, un reptil, un ave o un mamífero. También tienen cabeza muchos invertebrados, pero
algunos no. Para responder a la pregunta ¿por qué tenemos cabeza?, nos resultará útil saber en qué momento nuestros antepasados desarrollaron este elemento anatómico”. He aquí de nuevo el enfoque evolucionista de las cuestiones filosóficas más elementales.

El libro de Roberts está organizado como un recorrido por el cuerpo humano, que
a la vez es un viaje en el tiempo, pues cada parte de nuestro cuerpo tiene un
origen evolutivo, o en realidad varios, en acumulación uno detrás de otro hasta
generar un resultado de exquisita improbabilidad. El origen del cráneo y de los sentidos; la forma en que un grupo de arcos branquiales se transformó en la laringe y las articulaciones maxilares que hoy nos permiten hablar; la organización segmentada del cuerpo
(como se revela en las vértebras y las
costillas) y nuestra relación profunda
con las moscas y demás insectos y
artrópodos; el pulmón y el corazón, el
tubo digestivo, los genitales, las
extremidades y todo lo demás.
Todo ello permeado por una sensación
reconfortante de improbabilidad. “Da
igual lo bien adaptado que estés si te
cae un meteorito encima”, escribe
Roberts en referencia al asteroide
Chicxulub que cayó hace 66 millones
de años sobre la península del Yucatán
y causó la extinción de los dinosaurios,
dejando de paso la vía libre para la diversificación de los hasta entonces
marginales mamíferos primitivos. “Si Chicxulub no hubiera chocado con la
Tierra, es muy poco probable que hubieran aparecido humanos en el planeta”. En todo caso, solo conocemos una historia de la vida en el universo, la de la Tierra, y en esas condiciones no hay manera de calcular la probabilidad de que haya
ocurrido. Solo el tiempo dirá si la vida —y en particular la vida inteligente— es un suceso probable o si, como nos parece ahora, se trata casi de un milagro.
Hasta aquí el pasado. Del futuro, o al
menos de uno de los futuros posibles,
se ocupa el físico del MIT
(Massachusetts Institute of
Technology) Max Tegmark en Vida 3.0.
Ser humano en la era de la Inteligencia
Artificial (Taurus). Cualquiera que haya
leído un periódico en los últimos años
se habrá preguntado por las
implicaciones, tanto económicas y
sociales como filosóficas, del
acelerado avance de la inteligencia
artificial, un conjunto de sistemas
destinados no ya a sustituir a las
personas en sus ámbitos intelectuales,
sino a superarlas. Tegmark, director
del Future of Life Institute y “una de las diez personas que podrían cambiar el
mundo” según la revista Forbes, es un
guía de ensueño para este viaje trascendental. Cualquiera de estos libros puede ser el último que escriba un humano. Léalos.

Publicado en Actualidad, Artículos y opinión | Deja un comentario

Opinión del editor

Los obispos españoles se dedican con alma, vida y corazón a desterrar géneros
femeninos, escuelas donde no se equipare la religión con las matemáticas, libertades de pensamiento que no coincida con el que proponen et sic de ceteris. La democracia ha de ser rectamente entendida. El matrimonio al modo imperecedero de la tradición cristiana, pues las restantes formas de vida en pareja son disolventes. Se nos ha recordado por un trovador de hoy que “no hay pena más profunda que la de no encontrar más felicidad que la felicidad de lo pasado”. Por eso cada día tienen menos seguidores.

Alberto Revuelta
Publicado en Actualidad | Deja un comentario