A propósito del texto pontificio de hoy 12/02/2020

SOLO DOS O TRES.

Lo demás es aparato, “Querida Amazonia”

La “Querida Amazonia” permite una defensa cerrada y humanizadora ante el mundo de la comunicación y de las noticias que invaden diarios, hogares que los ven y redes sociales de un territorio desconocido para la gran mayoría de los 7.408.374.000 seres humanos que vivimos en el planeta Tierra.

La “Querida Amazonia” es una lanzadera para las poblaciones originarias de la tierra a la que alaba el documento papal. Lanzadera de lanzar, de llamar la atención de los gobiernos de los paises con jurisdicción política y territorial sobre la inmensa extension cuyo nombre da pie al trabajo del sínodo que se recoge de acuerdo a los criterios del jesuitico pontifice en su síntesis autorizada dada a conocer hoy.

La “Querida Amazonia” refuerza la posición de la Iglesia Romana en la defensa del cuidado del universo mundo y permite reconocer a nuestra habitación, a nuestra atmósfera, a nuestras profundidades marinas, a nuestros compañeros no humanos como un inmenso tesoro a mimar para nosotros mismos y nuestros descendientes.

La “Querida Amazonia” canta desde el horror de guerras, genocidios, masacres, narcoestados, epidemias viricas, un himno de los jóvenes , no solo los tres bíblicos, alabando la luz del Sol, las estrellas que miran los enamorados al luchar contra la contaminación lumínica, la tierra que da frutos, los gacelas que ganan premios internacionales en sabanas ignotas.

La “Querida Amazonia” reconoce el hecho viejísimo de que los reunidos de tres en tres en los inmensos espacios del territorio de ríos y árboles hacen presente en medio de ellos a Jesús el Galileo, a quien no le hacen falta ni viri probati, ni clérigos célibes, ni obispos amables con el poder curial que amenaza el fin del papado gaucho, ni siquiera este señor Papa pampero. Basta que una anciana se una con otras dos a la puerta de su casa a recordar al hijo de Maria para que el milagro de la vida resucitada ilumine la aldea.

La “Querida Amazonia” demuestra que el poder, sea político o papal, no es de fiar y no concluye lógicamente con respuestas que satisfagan necesidades detectadas por sociólogos, teólogos y pastores. Demuestra que este para este Pontífice no es necesaria la eucaristía semanal. Demuestra que no hacen falta clérigos ordenados. demuestra que hay un gran aparato mecánico que es más importante que los queridos cristianos de la Querida Amazonia porque los queridos sacramentos que son propter homines, sirven para ceremonias barrocas en Roma a efectos televisivos y gloria del Papa y sus cardenales, pero no son menester para gentes que andan medio en cueros por bosques y ríos. Lo ha dicho Antonio Gamoneda, premio Cervantes, poeta, leonés hace unos días en una larga entrevista: “No es igual el pobre que el que se solidariza con el pobre”.

Roger Penrose afirma que la diferencia entre lo que se puede probar mecánicamente y lo que los seres humanos pueden ver como cierto, muestra que la inteligencia humana no es mecanicista en su naturaleza. Nosotros vemos. No nos dejamos engañar.

Alberto Revuelta

15total visits,2visits today

Esta entrada fue publicada en Actualidad. Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.