¿Regresan los clanes estadounidenses de la mafia a Italia?

Publicado originalmente en El Confidencial

LA REORGANIZACIÓN DEL CRIMEN ORGANIZADO

En los últimos 140 años, siempre ha existido un trasvase de mafiosos de Italia a EEUU. Pero ahora parece que puede ir en la dirección contraria. La mafia está en “una fase de reorganización”

IRENE SAVIO. ROMA

03/03/2019 05:00
¿Qué futuro tiene la Mafia en Italia? Kieran Ramsey, jefe del FBI en el país transalpino, sorprendió a los asistentes del encuentro organizado en Roma por la Dirección Central contra el crimen de Italia cuando afirmó que hay 3.000 criminales de la mafia en el área metropolitana de Nueva York. Son bastantes más que los 2.300 ‘fichados’ en Parlermo. En los últimos 140 años, siempre ha existido un trasvase de mafiosos de Italia a EEUU. Pero ahora parece que puede ir en la dirección contraria.

Más allá de las cifras -que son una estimación porque no hay datos precisos sobre el crimen organizado-, las autoridades están preocupadas por el poderío de los clanes estadounidenses de la mafia y el histórico carácter trasnacional del nexo que existe entre ambas ramas. Una realidad que surgió en el siglo XIX, cuando miles de inmigrantes italianos empobrecidos emigraron a Estados Unidos (EEUU) y un puñado de ellos —Giuseppe Esposito, de la familia Genovese y extraditado a Italia en 1881, fue el primer jefe de la mafia— montaron sus propias bandas criminales.

Mafia y fondos de la UE: la oscura historia detrás de las hortalizas italianas
IRENE SAVIO. ROSARNO
Son los ‘esclavos’ modernos de la cosecha del sur de Italia. Inmigrantes sin contrato ni derecho a bajas, explotados desde hace años por las mafias y, ahora, mal vistos por el Gobierno
Después surgieron las cinco familias de la mafia italoamericana de Nueva York, todavía vivas, aunque hayan perdido algo de gloria: además de los Genovese, los Colombo, los Bonanno, los Lucchese y los Gambino; estos últimos entre los más influyentes en el escenario estadounidense.

El asunto de la mafia italoamericana permaneció secreto más o menos hasta 1950, cuando se creó la primera comisión de investigación del Senado, llamada Kefauver. Algo que no frenó, en todo caso, las oleadas de mafiosos sicilianos, que durante todo el siglo XX siguieron engrosando las filas de sus parientes estadounidenses. Mientras algunos se fugaban de la justicia italiana, otros se autoexiliaban para evitar las venganzas de clanes rivales, como también recuerda el historiador Salvatore Lupo, especialista en la mafia y profesor de la Universidad de Palermo.

La mafia que perdió
“Lo cierto es que la mafia en realidad está integrada por dos grandes grupos, la de Sicilia y la Cosa Nostra estadounidense. Y a estos, se añade también un tercer grupo de mafiosos que transmigran de un país al otro, moviéndose entre una rama y la otra”, dice el analista. El profesor Lupo pone como ejemplo el caso de la enriquecida familia Inzerillo, exiliada en EEUU, tras perder la guerra mafiosa en los 80 contra los corleoneses del hoy difunto Totò Riina. El nombre de Riina ha salido recientemente en los diarios italianos.

Foto: Reuters
Foto: Reuters
Esto se debió a la captura en diciembre de Settimo Mineo. Según los investigadores, había sido el designado para ser el nuevo jefe de la mafia de Sicilia. Algunos se habrían encontrado precisamente con él, en repetidas ocasiones, tras regresar a Italia procedentes de EEUU, lo que ha hecho saltar la alerta ante la posibilidad de que el grupo esté intensificando nuevamente sus actividades en el país transalpino. “Los Inzerillo y los Gambino son en la actualidad los más conectados con la Mafia siciliana”, precisa Lupo.

Con los años, los estadounidenses adquirieron mayor prestigio y se desvincularon de la imagen de mafiosos de serie B, comparados con sus primos en Sicilia. “Cosa Nostra estadounidense, cuya presencia se remonta a finales de 1800, parece haber logrado cierta autonomía, aun manteniendo una colaboración criminal con sus homólogos sicilianos”, se lee en el último informe de la Dirección de Investigación Antimafia (DIA) de Italia, difundido la pasada semana. “Esta situación podría cambiar”, añade la institución italiana, al recordar que, tras una serie de arrestos realizados tanto en Italia como en EEUU, la mafia se encuentra ahora en “una fase de reorganización”.

La mafia siciliana no encuentra jefe
IRENE SAVIO. ROMA
La detención del nuevo jefe de Cosa Nostra ha frustrado su reorganización. Desde la muerte de Toto Riina, la mafia siciliana no atina con la elección de un nuevo líder
“En este contexto, algunos mafiosos que han huido o se han exiliado en EEUU podrían regresar a Italia”, continuó la DIA. Estos últimos serían los integrantes de la llamada ‘mafia que perdió’, aquellos clanes que se enfrentaron a Riina y que solo ahora, habiendo él muerto en 2017, puede recuperar el lazo con Italia, su tierra natal.

¿Cuántos mafiosos hay?
La mafia estadounidense aún se encuentra arraigada en las grandes ciudades del noroeste, en Nueva York, New Jersey, Filadelfia, Detroit, Chicago y Nueva Inglaterra, aunque también tiene presencia en California y en Nevada, donde se expandieron en una segunda fase. “A menudo se nos olvida que la mafia no solo está en Italia. Es más bien el contrario”, explicaba, hace unos días, un agente especializado en la lucha contra los criminales sicilianos.

En este contexto, el profesor Lupo también considera que las cifras sobre el número divulgado de mafiosos suelen ser subestimaciones. Y eso a pesar que la Mafia —tanto la siciliana como la estadounidense— ha sufrido duros golpes, incluso más que otras organizaciones criminales.

“A menudo se nos olvida que la mafia no solo está en Italia. Es más bien el contrario”, explicaba, hace unos días, un agente especializado

El primer juicio de calado fue contra el jefe de los Gambino, el mediático John Gotti, en 1992. El mismo año en el que en la otra orilla del Atlántico los jueces italianos Giovanni Falcone y Paolo Borsellino celebraron un megajuicio contra centenares de mafiosos, 360 de los cuales fueron encarcelados. Borsellino y Falcone pagarían luego con su vida, pero desde entonces la mafia estadounidense no fue la misma. O eso se pensaba.

La mafia desconocida que aterroriza Río: dos millones viven bajo el yugo de la milicia
VALERIA SACCONE. RÍO DE JANEIRO
Nacieron para garantizar la seguridad de las áreas en las que operaban, pero se convirtieron en grupos criminales que pueden llegar a dominar Río. Esta es la historia de las milicias
Hay algunas operaciones de las autoridades estadounidenses que dicen lo contrario. En 2011, más de 120 mafiosos fueron detenidos en otra operación en el este del país, una de las más grandes de la historia de Estados Unidos. El 4 de agosto de 2016, la policía de Nueva York arrestó a 46 mafiosos de cuatro —los Genovese, Gambino, Lucchese y Bonanno— de las cinco familias. La coalición criminal comerciaba con armas, estafaba, robaba números de tarjetas de crédito y contrabandeaba cigarrillos y gasolina. Los acusaron de conspirar por extorsiones.

También fue detenido John J. Gotti, nieto de famoso capo fallecido en 2002, por vender oxycodone y otros preparados farmacéuticos en el barrio de Queens, según explicó el fiscal que ordenó su detención, Preet Bharara. Posteriormente fue condenado a ocho años de prisión. No obstante, en marzo de 2018, John J. Gotti fue sentenciado a cinco años de prisión en una cárcel federal estadounidense, lo que lo convirtió en la tercera generación de su dinastía en acabar en las rejas. El crimen por el cual fue encontrado culpable fue robo armado y el haber incendiando el automóvil de un hombre que había hecho una maniobra con su coche que no le gustó a Gotti, en un caso que también involucró a otro mafioso, Vincent Asaro.

Relaciones con Trump
Más inquietante todavía ha sido un artículo de este mes del diario estadounidense ‘The New York Times’, en el que se hizo referencia a una declaraciones de Vittoria Gotti, hija del capo, opinóloga y una especie de estrella de la telerrealidad en Estados Unidos. Según Vittoria, el presidente estadounidense, Donald Trump, y su padre “se conocían, eso lo sé”. Y más aún. “Los dos (Gotti y Trump) incluso compartían un abogado, Roy Cohn”, recordó el diario.

21total visits,1visits today

Esta entrada fue publicada en Actualidad. Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.